Tehuacán, crónica de una detención anunciada

Por Facundo Rosas / /

interior facundoculumna

Nunca el municipio de Tehuacán había enfrentado una situación tan compleja como la que vive hoy, en la que convergen un incremento en la incidencia de delitos de alto impacto, sobrepoblación penitenciaria y la detención de su Presidente Municipal.

Como si de un guion escrito por Gabriel García Márquez se tratara, en alusión a “Crónica de una muerte anunciada”, las cosas en dicho municipio se fueron complicando en términos administrativos y de seguridad.

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue cuando el Presidente Municipal formalizó su relación sentimental con quien fuera su Secretaria de Turismo, sellando dicho vínculo con la entrega del anillo de compromiso con un vuelo en helicóptero; algo que un amplio sector de la sociedad tehuacanera interpretó como una mezcla de frivolidad e irresponsabilidad por parte del Alcalde.

Lo que siguió a este hecho ni el propio realismo mágico, que el colombiano García Márquez retomó del mexicano Juan Rulfo, hubiera retratado con tal exactitud.

Primero se fueron complicando los temas de seguridad a nivel municipal, en particular el incremento en los delitos de robo de vehículo, robo a negocio, lesiones, violencia familiar y robo a casa habitación.

Lo anterior pese a haber recibido el respaldo de las autoridades estatales y federales, así como la inclusión de dicho municipio entre las 5 regiones prioritarias de la Guardia Nacional correspondientes a Puebla.

Es necesario recordar que, ante una situación similar la pasada administración estatal asumió el control de la seguridad municipal, sin embargo, en vísperas del relevo del Presidente Municipal en octubre de 2018 éste fue devuelto.

Las inconsistencias en la gestión municipal pronto se tradujeron en que la gobernabilidad en el Centro de Reinserción Social (CERESO) Regional de Tehuacán comenzara a perderse, lo cual aunado a la sobrepoblación del 7%, se tradujo en que no lograra una calificación aprobatoria en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 de la CNDH, alcanzando únicamente 5.91 de calificación. Cabe referir que a nivel estatal el puntaje fue de 6.03, el peor de los últimos 9 años. 

El siguiente punto del guion fue la detención del Presidente Municipal, el cual tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, previo a tomar un vuelo hasta ahora no precisado. Al respecto se manejan por lo menos dos versiones, la primera que volaría en helicóptero hacia Cuernavaca, Morelos donde contraería nupcias con su prometida, mientras que la segunda refiere que abordaría un avión con destino a Brasil ante la improcedencia de una serie de amparos tramitados con anterioridad, sin embargo, ninguna de las dos ha sido confirmada

Una especie de suspenso es el que priva en este momento en Tehuacán y el estado de Puebla en general, ya que, de acuerdo al Congreso local, por lo menos durante los próximos 15 días no podrá intervenir en la designación de quien conducirá las riendas del municipio. Solo queda que el Cabildo llame al suplente para que asuma el cargo.

En tanto eso sucede, será la Comisión de Regidores la que se encargue de dar cumplimiento a los temas administrativos y de gobernabilidad del municipio.

Previendo lo anterior y adelantándose a lo que ni el autor de “Cien años de soledad” hubiera escrito, el gobernador del estado, como buen político y tehuacanero que es, dispuso que los mandos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y del CERESO Regional de Tehuacán fueran sustituidos un día antes de la detención y con ello garantizar la seguridad en el municipio y el control penitenciario, por lo menos antes de que el Presidente Municipal cruzara la aduana en espera de ser vinculado a proceso.

En síntesis, en política no hay coincidencias, lo del libro de “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez ha sido mera referencia ilustrativa para esta columna; todo estaba calculado para que así sucedieran las cosas, solo el Alcalde no entendió y si lo hizo fue a destiempo, hoy duerme en el interior del penal que un día le toco administrar y dirigir en su calidad de Presidente municipal.

Versión no contada. Producto de una relativa estabilidad política en Tehuacán, así como de los esfuerzos de coordinación entre los tres niveles de gobierno encabezados por la administración estatal, en 2013 la incidencia delictiva municipal se redujo en 9.5% respecto del año anterior, particularmente en los delitos de robo de vehículo, robo a casa habitación y lesiones.

Lo anterior indica que cuando hay claridad en los objetivos de Alcaldes y gobierno estatal las cosas pueden hacerse bien, en especial en materia de seguridad que desde entonces son prioridad para la población.

Ojalá que en breve Tehuacán recupere esos niveles de estabilidad política y de bienestar.

300x250

WhatsApp Image 2019 12 04 at 13.53.26