19 de Febrero del 2019

Política

Lalo Rivera pacta con el morenovallismo y perdona más de un sexenio de embates

-

El panista tuvo que perdonar: los desaires en los Gritos de Independencia, el uso del Congreso para que el morenovallismo se apoderara del PAN, la contienda presidencial de 2012, ser desinvitado de eventos públicos, que el gobierno le retirara más de mil policías, la compra de Maldonado Balvanera, y la investigación por su cuenta pública 2013

Por Esteban de Jesús López /@Estevanz01 /

Eduardo Rivera selló por fin el pacto con el morenovallismo para contender el próximo primero de julio por la alcaldía de Puebla en dupla con Martha Erika Alonso como la candidata al gobierno del estado. Para llegar a este punto en el que de nuevo, como en 2010, trabajaran en alianza, el yunquista debió perdonar una serie de embates que sufrió por parte de Rafael Moreno Valle durante más de un sexenio.

El acuerdo se hizo efectivo ayer cuando el Comité Ejecutivo Nacional del PAN anunció los resultados de una encuesta levantada en un fin de semana, que decía que Martha Erika Alonso es la mejor posicionada al gobierno; mientras que Rivera debe ser candidato a la Presidencia Municipal.

VER: ES OFICIAL: Martha Erika será la candidata del PAN al gobierno de Puebla y Lalo Rivera a la alcaldía

El CEN y el gobernador, Tony Gali fueron el vínculo para el cierre del pacto que obligará a Martha Erika y Lalo Rivera a contender de la mano y sumar esfuerzos para derrotar el próximo primero de julio a MORENA, de Andrés Manuel López Obrador y conservar para el PAN y la alianza las plazas de gobierno.

ed1

Pero para llegar a este punto, Lalo Rivera tuvo que perdonar una serie de embates propinados por el morenovallismo durante más de un sexenio.

Rivera ha dejado atrás la serie de desaires y agravios que le propinó una y otra vez el exgobernador, Rafael Moreno Valle: ser relegado de los Gritos de Independencia, el uso del Congreso para que el morenovallismo se apoderara del PAN, la contienda presidencial de 2012, ser desinvitado a eventos públicos, que el gobierno le retirara más de mil policías, la compra de Maldonado Balvanera y la investigación por su cuenta pública 2013.

El yunquista ha vuelto a confiar en el morenovallismo y pondrá su capital político y los positivos con los que cuenta ante el electorado —según las mediciones de Mas Data— para abonar al triunfo.

Pero no solo le espera una candidatura por delante, Eduardo Rivera afronta el juicio en su contra emprendido por el Congreso de Puebla por supuestas irregularidades cometidas en su cuenta pública 2013, y que a la par de la campaña tendrá que subsanar para llegar limpio al día de la elección.

CENTRAL ha hecho un recuento de los embates morenovallistas que sufrió Eduardo Rivera desde 2011 a la fecha y que hoy ha hecho a un lado:

Gritos de Independencia ¿Y dónde quedó Lalo Rivera?

ed2

La tensa relación entre Eduardo Rivera y Moreno Valle fue evidente desde el inicio de ambas administraciones; todo comenzó con la tradicional fiesta del 15 de septiembre de 2011, cuando en el balcón del Palacio Municipal salió solamente el gobernador acompañado por su esposa Martha Erika Alonso, para dar lectura a la arenga y posteriormente ondear la bandera.

A pesar de haber sido el anfitrión de la fiesta, Rivera Pérez fue relegado del Grito y sólo alcanzó a salir al balcón para ver el espectáculo de fuegos artificiales. Además, el mandatario estatal convocó al senador Javier Lozano para que lo acompañara en la ceremonia, en las tomas fotográficas el exfuncionario federal hizo sombra al alcalde.

En 2012, Moreno Valle organizó un grito alterno en la zona de Los Fuertes, estuvo sólo unos minutos en el Palacio Municipal para el acto tradicional y se trasladó de inmediato a la arenga que organizó cerca de Casa Puebla.

En 2013 las cosas no cambiaron del todo, pese a que pactaron cordialidad el mandatario estatal y edil poblano, Moreno Valle desairó de nueva cuenta a Lalo Rivera. El evento de conmemoración de la Independencia se convocó desde las 19:30 horas, sin embargo el gobernador arribó al Palacio Municipal dos horas y media después, sin saludar a ninguno de los invitados — en su mayoría yunquistas y gran parte del gabinete municipal — apresurado de la mano de su esposa subió al salón de Cabidos para presidir la ceremonia y se retiró del Palacio Municipal sólo 20 minutos después.

En esa ocasión, Rafael Moreno Valle invitó al alcalde electo de Puebla, Tony Gali Fayad y a su esposa Dinorah López de Gali, para dar lectura a la arenga tradicional. Los comentarios en medios locales no se hicieron esperar y reavivaron esa pugna el alcalde y el gobernador. Incluso se comentó que la presencia de Gali Fayad era para restarle autoridad a Eduardo Rivera.

Moreno Valle usa al Congreso para apoderarse del PAN

 

ed3

En septiembre de 2012, la LVIII Legislatura, aprobó en menos de cuatro horas la polémica #LeyMondragón, con el fin de impedir a Juan Carlos Mondragón reelegirse como dirigente estatal de Acción Nacional, previo a las elecciones del pasado 7 de julio.

En fastrack, los diputados locales modificaron el Código Estatal de Instituciones y Procesos Electorales para atrasar el proceso electoral de noviembre hasta febrero, pues el yunquista Juan Carlos Mondragón —cercano al alcalde de Puebla— podía alargar su periodo al frente del partido so pretexto de la cercanía de las elecciones.

Ante el albazo de Moreno Valle, el alcalde calificó como “lamentable” que el gobernador haya utilizado al Poder Legislativo con fines políticos.

La pugna por el control del PAN llegó al grado de que la dirigencia nacional creó una Comisión Tripartita, con la finalidad de que Eduardo Rivera y Moreno Valle —con el CEN como réferi— lograran los acuerdos necesarios para la participación del partido en las elecciones que se avecinaban.

Elección Presidencial de 2012 aviva el fuego

ed4

A pesar de que el gobernador de Puebla y el alcalde capitalino ya se encontraban en una mesa de negociación coordinada por el Comité Ejecutivo Nacional para librar sus diferencias y llegar a acuerdos en torno al partido, la elección Presidencial de julio de 2012 hizo nuevamente notorias sus diferencias.

En la contienda interna por la candidatura del PAN a Los Pinos, Moreno Valle apoyó públicamente a Ernesto Cordero, mientras que Rivera se apostó por Josefina Vázquez Mota.

Cuando finalmente la exsecretaria de Desarrollo Social federal quedó con la estafeta, el gobernador de Puebla decidió desentenderse de la campaña del blanquiazul y so pretexto de “no desantender su trabajo al frente del Ejecutivo”, decidió no asistir a ningún acto proselitista con la presidenciable;  sólo Eduardo Rivera la respaldó en los eventos que llevó a cabo en la entidad.

Moreno Valle desinvita a Lalo Rivera a eventos públicos

A pesar de que durante y al término del proceso electoral de 2013 Moreno Valle y Rivera mantuvieron una relación “tersa”, las diferencias entre ambos políticos se volvieron a notar a finales de ese año, cuando en noviembre el gobernador no invitó al alcalde de Puebla a la reunión que sostuvo con diputados federales para cabildear al presupuesto 2014, pero en el encuentro sí estuvo el alcalde electo, Tony Gali Fayad.

El 6 de enero Moreno Valle volvió a hacer a un lado al alcalde de Puebla, pues no lo invitó a las obras de modernización con concreto hidráulico de la 31 poniente-oriente, a pesar de que el Ayuntamiento colaboró con 90 mil pesos para su edificación.

El 8 de enero, la escena se repitió pues el entonces mandatario decidió inaugurar solo la remodelación de la 25 poniente-oriente con cemento hidráulico, que tuvo una inversión de 64 millones de pesos en conjunto con la administración municipal.

Tras el desaire, Rivera utilizó su discurso en la inauguración de la pavimentación de la 11 norte-sur para restregarle al mandatario estatal las inversiones hechas por el Ayuntamiento en proyectos ejecutivos para la capital poblana, recordándole que la participación de la comuna ha sido fundamental para concretar estos proyectos.

La declaración que evidenció que las diferencias entre Moreno Valle y Rivera se mantienen vigentes, sucedió el día del Tercer Informe del gobernador, pues aunque el alcalde reconoció el trabajo de su compañero de partido le advirtió que “no hay que echar las campanas al vuelo” en los temas de inseguridad y desarrollo social.

Gobierno deja a Puebla sin policías, le arrebata mil 196 uniformados

En dos años, el gobierno del estado, arrebató de la administración de Eduardo Rivera Pérez mil 196 policías para regresarlos a las filas estatales, lo que provocó un déficit de uniformados en la capital, pues por cada 100 mil poblanos hay 96 uniformados para cuidarlos cuando la ONU recomienda que al menos 289 agentes deben de cuidar a 100 mil personas.

El semanario Proceso señaló que el retiro de los policías se debía a los constantes enfrentamientos entre Lalo Rivera y Moreno Valle.

En 2011 el gobierno de estado anunció que se retirarían 996 policías estatales asignados al Ayuntamiento de Puebla en dos etapas. La primera etapa arrancó el uno de septiembre de 2011 y fueron reenviados a las filas estatales 498 uniformados, la segunda etapa, en 2012, ocurrió el primero de febrero de ese año. Sin embargo en octubre de 2013 alrededor de 200 policías más fueron exigidos por el gobierno morenovallista.

Para el todavía presidente de Puebla, su talón de Aquiles fue el tema de seguridad, situación que se agravó por la reincorporación de los uniformados a las filas estatales, dejando a la ciudad con un déficit de elementos de seguridad.

Compran a Miriam Mozo para reventar sesión y cuenta pública

ed5

En febrero de 2014 la regidora panista Miriam Mozo, siempre empleada de Lalo Rivera, se encargó de poner en suspenso la aprobación de la cuenta pública 2013 del alcalde, por un supuesto desfalco de 50 millones de pesos.

Mozo fue calificada como la gran traidora de Rivera, con quien había trabajado como secretaria cuando la administración de Blanca Alcalá y quien siempre había sido apoyada con trabajo por su grupo político.

Desde el inicio de la administración riverista la relación entre Mozo Rodriguez y Eduardo Rivera fue tersa, pues a lo largo del trienio la Comuna solventó sus viajes a París por más de diez días —cuyo monto supera los 60 mil pesos— además durante los comicios del 7 de julio de 2013, el munícipe salió en defensa de la regidora, luego de que distintos medios de comunicación se diera a conocer que Mozo Rodríguez asistió a un mitin del alcalde electo Tony Gali Fayad.

Incluso, la regidora en 2012 se vio envuelta en un escándalo por discriminar a Vianey Rojas Arenas ante la negativa de formar parte del Consejo Ciudadano de Derechos Humanos y Equidad de Género del Municipio de Puebla por ser lesbiana.

La otra regidora que apuñaló a Lalo Rivera es Xóchitl Barranco Cortés, presidenta de la Comisión de Salud del municipio de Puebla —integrante de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal— quien votó en contra de la aprobación de la cuenta pública 2013 de Eduardo Rivera.

Maldonado Balvanera rechaza ser alcalde de Puebla

El panista y supuesta gente de confianza de Lalo Rivera, Gerardo Maldonado Balvanera lo traicionó —supuestamente incitado por el morenovallismo— y en febrero de 2016 dijo que no estaba interesado en ser candidato a la alcaldía de Puebla, cuando era él el suplente de Tony Gali, quien renunció para contender por la gubernatura.

Pero la postulación de Maldonado Balvanera había sido pactada por Rivera antes de la elección de 2013, el trato era que una vez que Gali pidiera licencia, alguien de su grupo político podría disfrutar del cargo, además Juan Carlos Espina Von Roerich tendría que ser el coordinador de regidores.

No fue así, Maldonado desapareció de la faz de la tierra y eso permitió que el Congreso de Puebla designara a Luis Banck como alcalde, una persona de gran confianza y cercanía con Rafael Moreno Valle.

Congreso morenovallista inhabilita a Lalo Rivera por 12 años y lo multa con 25 millones de pesos

A inicios de 2017 el Congreso de Puebla, presidido por Jorge Aguilar Chedraui aprobó por mayoría de votos su inhabilitación para ejercer cualquier cargo público durante 12 años y una multa por 25 millones de pesos, por supuesto daño patrimonial cometido en su gestión 2013.

La decisión fue interpretada como el resultado de la guerra que el morenovallismo librara contra el Yunque, y una estrategia para evitar que Lalo Rivera contendiera por un cargo de elección popular el primero de julio, pues ya lo veían como el candidato más fuerte.

En diciembre de 2016, cuando el Congreso de Puebla inició el proceso en su contra por supuestas irregularidades en el ejercicio de sus recursos, dijo que actuaban contra él porque entorpecía un proyecto personal. Se refería a que el PAN lance a la esposa de Rafael Moreno Valle como candidata al gobierno.

Represento un riesgo para su proyecto personal y el de sus cercanos. Esto se llama represión y sé que no soy el único en esta lista, sé que han existido periodistas, líderes sociales, organizaciones de la sociedad civil y todo aquel que no responde a sus objetivos o denuncia cualquier injusticia”, dijo en ese momento.

VER: La guerra de Moreno Valle contra Lalo Rivera lo deja fuera del 2018

COMENTARIOS

Publicidad