28 de Mayo del 2020

Política

CRÓNICA: El día que Morena dijo que reventó un nido con actas falsas en Puebla y el fraude electoral

- Foto: Especial

La tarde de este martes 3 de julio en el Hotel MM se armó una trifulca luego de que candidatos y simpatizantes de Morena acusaron que el lugar es una fábrica de boletas electorales a favor de la candidata de la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso Hidalgo.El PAN señaló que este lugar se habilitó una base para recibir las actas electorales levantadas por sus representantes de casilla y no tenían papelería electoral como denunciaron los representantes del partido lopezobradorista.

Por Viridiana Lozano Ortíz/ Edmundo Velázquez /

José Juan Espinosa llegó al Hotel MM en Puebla con la advertencia de que había un centro de operación del PAN en donde supuestamente manipulaban documentos oficiales para beneficiar a Martha Erika Alonso en el resultado del proceso electoral a la gubernatura de Puebla. Entró al restaurante fingiendo ser un comensal más, fue a los baños que conectan con los salones de eventos y encontró en búnker panista.

Rápido, Espinosa Torres advirtió al dirigente estatal, Gabriel Biestro, quien estaba a solo unos minutos de ahí, en el Instituto Electoral del Estado (IEE) en donde Luis Miguel Barbosa acababa de dar una rueda de prensa para pedir el recuento voto por voto de las urnas de la elección del primero de julio, en donde, según los resultados preliminares, perdió por cuatro puntos ante la candidata de Por Puebla al Frente.

Entró a los salones rentados por el PAN en el hotel y encontró a decenas de jóvenes trabajando en la captura de actas, estaba seguro de haber descubierto el "fraude de la elección en Puebla". Biestro llegó acompañado del experredista Eric Cotoñeto, y un grupo de simpatizantes quienes con lujo de violencia irrumpieron en las instalaciones del hotel dejando mesas, sillas, puertas y equipo de cocina totalmente destruido.

Salieron con las manos llenas de actas y sábanas electorales ante los medios de comunicación que inundaron las redes con sus transmisiones en vivo. "¡Están fabricando sábanas electorales, tienen adentro actas de las casillas que están manipulado a favor de Martha Erika, desde aquí alimentan el PREP para que ella gane!", repitieron una y otra vez mientras mostraban los documentos.

Policías estatales y municipales llegaron al hotel ubicado en el Bulevar Atlixco, detuvieron y se llevaron golpeados a dos morenistas que después fueron identificados por el senador electo, Alejandro Armenta Mier, como parte de su personal.

Los gritos, empujones y golpes no pararon durante las 10 horas que duró el zafarrancho en el lugar con las versiones encontradas del fraude y la de que se trataba de un centro en donde el PAN recibía los documentos de sus representantes de casilla.

El hotel MM se encuentra dividido en dos edificios con accesos propios que no están conectados entre sí. En el edificio de la izquierda se encontraba el centro de operaciones panista y del lado derecho, en un pequeño cuarto circular donde está el lobby estaban resguardados el dirigente estatal del PAN, Jesús Giles y la encargada de Comunicación Social de la candidata, Sandra Izcoa, además de otros 18 panistas.

La policía estatal hizo un cerco para impedir que los morenistas volvieran a ingresar y esperar la llegada de la Fiscalía Especializada para la Atención de delitos Electorales.

Más de tres horas duró la espera hasta que llegó la FEPADE, pero poco antes un grupo de  morenistas liderados por José Juan Espinosa y Gabriel Biestro, ya había logrado de nueva cuenta acceder a los salones para revisar la documentación que el PAN tenía ahí.

La revisión que hizo por su parte este periódico digital constato que se encontraban las "copias para las y los representantes de partidos políticos", sábanas con los resultados y listados nominales. El vocero de la junta local del INE en Puebla, Marco Antonio Baños, diría más tarde que la documentación es legal y se le entrega a todos los partidos para que realicen sus propios conteos.

VER: Minuto a minuto: la trifulca en Puebla entre el PAN y Morena por supuestas actas electorales alteradas

En la revisión del gran salón, Espinosa Torres encontró una puerta que los panistas habían intentado ocultar con sillas y mesas. Para sorpresa de todos ahí estaba el magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Israel Mancilla, quien se vio obligado a salir mientras era exhibido por los candidatos de Morena: "¡Un magistrado! ¿Qué hace aquí un magistrado?", no dejaba de gritar José Juan Espinosa mientras lo señalaba para que fuera enfocado por los medios de comunicación.

Mancilla aseguró que había pedido licencia a su cargo desde el 4 de junio y que, como panista, se encontraba en ese lugar para recoger a su hija quien, admitió, estaba trabajando en la captura de las actas.

Mientras esto sucedía, afuera los simpatizantes de Morena ya habían golpeado al operador morenovallista Eukid Castañón quien tuvo la idea de aparecerse en el hotel. También golpearon y patearon al líder juvenil del PAN, Manuel Domínguez e intentaron agredir a Sandra Izcoa. El peor caso fue el del administrativo del partido, Jorge Leal, quien cuando pudo abandonar el hotel después de media noche, salió en camilla pues tenía el brazo fracturado.

El personal de la FEPADE llegó alrededor de las 18:00 horas, acordonaron la zona y solo permitieron la presencia de cinco representantes de Morena para dar fe de la investigación de las autoridades federales.

La Fiscalía logró sacar primero a un grupo de 46 panistas del lugar y después a otros 16, todos se dirigieron a las instalaciones de la PGR para declarar por lo sucedido y aún no hay información oficial sobre si serán detenidos o cuál es el estatus de la investigación.

Pero Jesús Giles, Sandra Izcoa y Jorge Leal se quedaron atrapados en el lobby del hotel, y es que tras horas de guardia, los morenistas comenzaron a correr el rumor de que la candidata de Por Puebla al Frente estaba ahí, que se escondía en el baño.

El rumor se convirtió en verdad para muchos simpatizantes de Andrés Manuel, quienes movidos por esa idea se atrincheraron en los acceso par evitar que saliera.

Fue hasta las 12:20 de este miércoles cuando el último grupo de panistas logró abandonar el lugar resguardados por la Policía Federal, esto con la advertencia de denunciar a los militantes de Morena por secuestro y lesiones.

Mientras todo esto sucedía, a unas calles de ahí miles de poblanos llevaban a cabo una manifestación pacífica afuera del Instituto Electoral del Estado (IEE) para exigir que se anule la elección en Puebla donde, según los resultados del PREP, la candidata panista, Martha Erika Alonso se alzó con la victoria cuatro puntos arriba de su adversario de Morena, Luis Miguel Barbosa.

#ENVIVO: Miles de poblanos marchan para pedir que se anule la elección a gobernador

 

COMENTARIOS

Publicidad