06 de Diciembre del 2019

Municipios

Así luce el recinto ferial de Huauchinango a dos meses de iniciar la Feria de las Flores

- Foto: Especial

Desde el 15 de octubre el recinto ferial ha sido utilizado para los residuos de la población, pero los festejos anuales del municipio se celebran a mediados de febrero y los vecinos temen que sea cancelada

Por Edmundo Velázquez / @mundovelazquez /

Vecinos de Huauchinango temen que este 2019 se cancele “La Feria de las Flores” debido a que el predio en donde se realiza año con año ahora se encuentra lleno de toneladas de desechos luego que el alcalde emanado de Morena, Gustavo Vargas Cabrera lo convirtió en el basurero municipal.

Los vecinos del recinto se han quejado debido al manejo de la basura que se envió desde el Ayuntamiento de Zacatlán determinó cerrar las puertas de su relleno sanitario y ante la falta de un lugar adecuado para tirar los desechos sólidos, la administración municipal optó por acumular los residuos en la sede de la feria.

Como CENTRAL informó, el inmueble ya se encuentra dañado en su fachada, así como el pasto. Además, el aroma que permanece en el lugar provoca la molestia de vecinos quienes temen que el presidente municipal ordene que se realice ahí mismo el festejo anual mejor conocido como “La Feria de las Flores”.

Este diario digital informó que el conflicto inició cuando el Ayuntamiento de Zacatlán tomó la decisión de prohibir a Huauchinango tirar los residuos sólidos en su relleno sanitario, debido a que diariamente recibía 80 toneladas de basura de dicho municipio y eso provocó que se redujera el tiempo de vida útil de su basurero municipal.

VER: Zacatlán no recibirá más la basura de Huauchinango en su relleno sanitario

En entrevista con CENTRAL, Rubén González Encinas, director de Desarrollo Urbano y Servicios Públicos de Zacatlán, explicó que se está realizando un estudio técnico para saber en qué porcentaje está el confinamiento del relleno sanitario, pues dijo que en los últimos años se redujo considerablemente la vida útil del basurero.

 A 20 años de existir el relleno sanitario aún le quedaban más de 10 años de vida, pero debido a que las administraciones pasadas firmaron un convenio para que Huauchinango tirara sus desechos sólidos en el relleno sanitario, ahora se ha reducido dicho periodo a menos de 8 años.

Sin embargo, la administración municipal de Gustavo Vargas, en Huauchinango, aún no ha realizado una estrategia para solucionar y reubicar los desechos. Versiones extraoficiales que han llegado a los pobladores de Huauchinango señalan que los residuos podrían ser enviados a un tiradero improvisado en Jopala. 

COMENTARIOS

Publicidad