23 de Febrero del 2024

Qué perro mi amigo Riestra

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

¡Qué Riestra mi amigo codo!

Perdón, ya estoy como el Chavo del Ocho, quise decir ¡Qué codo mi amigo Riestra!

Bueno, ya no sé si es karma, venganza divina, si Mario Riestra se merece todo lo que le está pasando o es víctima de otra coda.

Guauuuu, guauuuuu, guauuuuuuu.

Fíjense hasta donde llega la avaricia de este “werito vendequesos” que un día me lo encontré paseando por un conocido parque de Puebla, comía unas suculentas papas locas; fue tanto mi antojo que empecé a salivar.

Para que me compartiera de sus ricas papas cambié mi mirada de Pug por mirada de Gato con botas a fin de causarle ternura. Me miró, dijo —¡Qué tierna perrita, pero no te daré! Jajajajaja lárgate perra pulgosa— y se comió todas las papas de un bocado como si fuera un Cuyo o de esos hámster que les cabe una zanahoria completa.

Guauuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuu.

Desde entonces me di cuenta que es una mala persona, incapaz de compartir una papa o como diría mi abuelita Pug “No se compra un tamal para no tirar la hoja”.

Cuando era niña mi abuelita Pug siempre me decía “mira mi cachorrita siempre hay que ser compartido porque a ´rico no llegarás pero de tacaño te pasarás´”, desde entonces comparto mis croquetas, mis collares antipulgas, hasta mi camita de viaje.

Guauuuu, guauuuuuuuuu, guauuuuuuu.

Y es lo que le ha sucedido a Mario Riestra, sino pregúntenle a Josefina Buxadé que tuvo que pagar la renta de la casa de gestión que ambos compartieron cuando fueron diputados locales.

O a Chucho Zaldívar que siempre que salían le tenía que pagar los viáticos y las comidas, ya que él “tenía que ahorrar para su campaña a la Presidencia Municipal”.

Guauuu, guauuuu, guauuuuuuu.

Pero ahora Mario Riestra es víctima de sus propias prácticas y miren que encontrarse a alguien más codo que él está muy cañón. Pero al fin este muchacho de la dinastía Riestra encontró la horma de su zapato.

Riestra encontró a una persona más coda que él y ahora le está haciendo ver su suerte ¿Verdad Nadia Navarro? o como diría mi amigo Arturo Rueda “Naiden Navarro”.

Guauuu, guauuuuu, guauuuuuuuuuu.

Mario Riestra no le pudo sacar ni un chicle a esta coda, vaya ni siquiera un peso para un agua en su recorrido en la Central de Abasto y los dos por ahorrarse sus centavos, prefirieron morir de sed.

Y como es la primera vez que este “werito vende quesos” no le pudo sacar dinero a alguien, no le quedó más remedio que invertir los pesos que tenía ahorrados del erario, para poner espectaculares, pendones y hasta propaganda en medallones del transporte público.

Guauuuuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuuuuu.

Pero cual persona vengativa se las cobró a “Naiden Navarro” dejándola fuera de toda la propaganda oficial de la fórmula al Senado de la República.

Sí, el ex secretario General del Ayuntamiento ha colocado toda su propaganda de manera individual y ni siquiera unas letras en sus espectaculares le ha dedicado a la heredera del partido huachicol.

Guauuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuu.

Qué horror, entre codos se vean.

Publicidad