16 de Octubre del 2018

Qué indigna la Naiden Navarro

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

Quiero aprovechar este espacio para felicitar a todas las mamás poblanas, menos a las que apoyan a Nadia Navarro, a ellas no, porque no saben tremenda sanguijuela que es, qué digo sanguijuela, pulga, piojo, ladilla, garrapata de esas como la que picó a Thalía y casi le provoca la muerte.

Así de venenosa es la Naiden Navarro, así de peligrosa y así quieren que llegue al Senado de la República: sin méritos, sin trabajo, sin trayectoria, sin sensibilidad, con un carácter de la perra madre y siempre tan mal humorada.

Guauuuu, guauuuuu, guauuuuuuuu.

¡Dios nos ampare!

¿Pero saben qué es lo peor?

Guauuuuuu, guauuuuuuuu, guauuuuuuu.

Su desfachatez, sus ínfulas de grandeza como si se tratara de una muchachita de sangre azul, dirían mis amigos perros, como si fuera de una raza pura y casta, pero en realidad es una muchacha venida a más. Y miren que sí de olfatear a estas tipas se trata, yo me pinto sola, aunque sea una Pug, mi olfato es re bueno para detectar a estas tipas.

La nueva gracia de esta muchachita fue hace una semana, en el municipio de San Martín Texmelucan cuando algunos reporteros la quisieron entrevistar, la muy prepotente los trató súper mal, pero además puso a una de sus gatas a vidograbarlos, ya saben las dos garrapatas acusan a los reporteros de acosarlas, cuando ellos solo cumplen su trabajo.

Guauuuuuu, guauuuuuuuu, guauuuuuuu.

¡Ay de verdad! Hasta rabia me da. Nadia Navarro si no sabes cómo es la política, mejor vete a tu casa, ve a ver si ya puso la marrana o dedícate a otra cosa. Es real ¿Videograbar a los reporteros que solo hacen su trabajo?

Pero no solo eso, una vez que terminaron la entrevista en la que Nadia no dijo nada y solo los miraba de forma despectiva, las dos garritas se alejaron de ellos y levantaron el teléfono celular, burlándose como diciendo “Lero, lero, los grabamos, lero, lero, los grabamos”, como si fueran niñas de primaria.

Guauuuuuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuu.

No lo puedo creer, ese es el nivel de la muchacha que quiere ser senadora. Muy lista y madura. No me cabe la menor duda.

Publicidad