18 de Octubre del 2019

Se me murieron cuatro empresas

Por Jorge Medina Salgado / /

cuantometrajo interiores

Cuando uno empieza con la fuerte intención de crear una empresa, piensa que puede existir un camino definido para el éxito, pero esto es un error. En tus primeras experiencias de negocio, yo diría que entre 3 a 5, hay muy pocas posibilidades que tu Startup viva y más que esta muera.

En columnas anteriores había comentado que mis orígenes emprendedores derivan de un negocio de distribución de artículos dentales; me dedicaba a vender pinzas, brackets, bandas, cubre bocas, anestesia, guantes, etc. Esta empresa fue la primera que abrí, pero también fue la primera que murió. Posterior a esto siguieron 3 empresas más que tuvieron que morir para que pudiera adquirir la experiencia suficiente.

En esas cuatro experiencias viví síntomas de la muerte de una empresa, 16 años después leí el artículo de CBINSIGHT1 donde se mencionan las 20 razones del porque una Startup fracasa. De todos estos síntomas, mencionaré los cinco más importantes que experimenté en estos cuatro fracasos:

  1. Sin necesidad del mercado. Es común que los nuevos empresarios se imaginen necesidades del mercado que realmente no existen. A lo largo de mis 18 años de emprendedor he escuchado un sin número de ideas que no tiene fundamento completo en las necesidades del mercado. Eso me pasó al querer vender artículos dentales dentro de una ciudad que tiene pocos dentistas. El mercado de artículos dentales realmente estaba en el mercado de instituciones de salud pública.
  1. Se agote el efectivo. En realidad, yo pondría a este síntoma cómo el número uno, el primer síntoma que un nuevo empresario experimenta es la escases del efectivo. Muchos emprendedores piensan obtener flujo de efectivo de las propias ventas iniciales, pero esto es un gran error. Al momento de planear tu lanzamiento tienes que contemplar efectivo para soportar la operación por un periodo de entre 12 y 18 meses. Este síntoma lo experimenté, pero afortunadamente lo pude solucionar con la creación de un mecanismo de apalancamiento de operaciones.
  1. Sin el equipo correcto. Debes escoger correctamente a tu equipo de trabajo, en los inicios empresariales siempre existe la disyuntiva de contratar conocidos, amigos o perfiles baratos; inclusive la opción de asignar un puesto a alguno de tus socios. En lo personal cometí este error y casi me cuesta el cierre de otra empresa. Cuando todavía no conoces tu negocio, es mejor contratar desconocidos que conocidos.
  1. Ser vencido por la competencia. Este síntoma me sucedió también en mi primera experiencia empresarial, donde los vendedores ambulantes vendían equipo dental más barato. No analicé a mi competencia directa y al final del día me venció. Un análisis de competencia es estratégico para la supervivencia de una empresa.
  1. Precio y costo. En definitiva, al arrancar una empresa es difícil el establecer un buen precio y por lo general empiezas con costos muy altos. La tercera empresa que cerré fue por no lograr capturar proveedores con un buen costo, lo cual se ha convertido en pieza clave del negocio. La premisa compra barato y vende caro al final debe funcionar.

Si bien no hay un camino correcto para evitar estos síntomas, es importante que los tomes en consideración al ir avanzando en la implementación de tu nueva empresa.

Comenta a: [email protected]

Referencias.

  1. Cbinsight, The Top 20 Reasons Why Startups Fail, https://www.cbinsights.com/ research/startup-failure-reasons-top/, Consultada el 31 de octubre del 2018.

Publicidad