26 de Marzo del 2019

Paco Ramos traiciona al PRI y Casique lo perdona

Por Viridiana Lozano / /

 

Guiapara interior viri

Paco Ramos fue nombrado presidente de la Fundación Colosio en Puebla apenas en diciembre del año pasado, han pasado cinco meses y el exyerno de Rosario Robles ya traicionó al PRI.

El marinista ha sido sorprendido ya operando a favor de Morena en los distritos de la capital de Puebla, excepto el 11, en donde opera a favor de Roberto Ruiz Esparza.

Ramos está usando la estructura de la fundación del PRI, la que debería estar apostada a favor de Enrique Doger y Memo Deloya, para apoyar a los contrarios y hacerse de algún cargo o dinero en el próximo sexenio.

Los priistas que compiten en estos distritos: Soraya Córdoba, por el 6; Lilia López, por el 9; Ramón Fernández, en el 11; y Karina Romero Alcalá, en el 12; han notado ya su traición.

Sus operadores saben que está trabajando para el adversario y llevaron las pruebas al nuevo dirigente del PRI y coordinador de la campaña a gobernador, Javier Casique.

Al líder le fue entregada una fotografía de Paco Ramos con el candidato de Morena por el distrito 12, Fernando Manzanilla, como prueba de que supuestamente estaba operando a su favor.

Le aseguraron que le había organizado dos eventos, uno en Loma Linda y otro en el Salón Versalles.

La respuesta de Casique: que el de la foto no era Paco Ramos. Así que consiguieron más evidencia que corroboraba su traición y terminó aceptando que en efecto era el presidente de la Fundación Colosio.

Al contrario de lo que pensarían todos los priistas, que seguramente enseguida sería corrido del partido o al menos de la fundación, no, Casique solo prometió ver qué podía hacer.

Y así, los priistas-marinistas operan para Morena, o quien crean que puede ganar, usan el dinero y la estructura del tricolor, sus operadores y personal, y los candidatos siguen enclavados cada día más en el tercer lugar de la contienda.

ANTERIORES

Publicidad