13 de Noviembre del 2019

Aventuras de ayer y hoy presentan “Los regaños de la Tía Tatis”

Por Yonadab Cabrera / /

yonachinguen ident

Tatiana Clouthier, la Tía Tatis me robó el corazón, se ganó mi amor cuando le dijo “Analfabeta funcional” a Javier Lozano Alarcón.

Todos recordamos aquel épico debate entre la Tía Tatis y el asno de Lozasno en el programa de Carlos Loret de Mola, cuando ella lo calificó de “Analfabeta funcional”.

Ese momento pasó para la historia y la regia se robó el corazón de todos los mexicanos, no solo el mío, pues si hay alguien a quien detestamos los mexicanos después de Peña Nieto es a Javier Lozano Alarcón.

Sí, todos somos fans de Tatiana Clouthier hasta que eres víctima de sus regaños tal y como le ocurrió al arribista de Lozano. Jamás imaginé que el próximo regañado y exhibido a nivel nacional sería yo.

Y miren que estoy acostumbrado a que mis tías me regañen, creo que en general las tías son regañonas.

Ustedes no están para saberlo ni yo para contarlo, pero para regaños los de las hermanas de mi mamá y yo pensaba que si por años había sobrevivido a ellos, podría sobrevivir a cualquier regaño y a cualquier tía enojona.

Pero no contaba con que la Tía Tatis es peor que mis tías y tiene peor carácter que ellas y eso ya es mucho decir.

Ella es como el alcoholismo no distingue entre fans, detractores, sobrinos, primos, abuelos, enemigos, amigos y cualquier grupo de personas, cuando se trata de regañar, ella agarra parejo.

¿Qué hizo que desatara su cólera sobre mí y me regañara como esos sobrinos que no se están quietos y ensucian la sala?

Pues solo le pedí que recapitulara una frase que había dicho en la rueda de prensa que ofreció este martes en San Pedro Cholula pues no se entendió si había dicho que ella por ningún motivo votaría por Barbosa, pero le daba su respaldo.

Además de que si era legítimo que la alcaldesa electa de Puebla se haya reunido con el gobernador Tony Gali y el alcalde en funciones, Luis Banck Serrato, encuentros que causaron una andanada de morenistas, una avalancha de bárbaros contra la pobre Claudia Rivera por órdenes del bárbaro de Barbosa.

La mirada de mi Tía Tatis lo dijo todo: hizo los ojos chiquitos, bufó, se calmó y como la mujer inteligente que es me respondió: “A ver, no pongan palabras que nunca dije. Yo lo que dije fue que a mí no me corresponde decir si es buen candidato o no, a mí no me tocó votar en Puebla, pero la gente habló y votó por él”.

“Yo más que dividir prefiero sumar (...) no le busques chichis a las hormigas”, fue lo que me respondió en torno a mi pregunta sobre la avalancha de morenistas en contra de Claudia Rivera.

Siguieron las preguntas: que si el presupuesto, que si rechazó la subsecretaría de Gobierno, que si López Obrador, que si Morena, que si Lozasno, pero antes de responder a las 20 preguntas siguientes, hizo una pausa, volvió a respirar profundamente, y de izquierda giró la cabeza a la derecha nuevamente me miró fijamente y repitió:

“Para que quede claro y no haya confusiones: yo apoyé a Miguel Barbosa, Andrés Manuel López Obrador nos dio la instrucción de apoyarlo, de darle toda la ayuda jurídica, estuvo aquí Santiago Nieto, yo estoy en la comisión para ver su asunto ¿Está claro?

Solo pude responder “bueno así pues sí”.

Moraleja: nunca hagan enojar a la Tía Tatis, ahora ya tengo algo en común con Javier Lozasno.

¡Claro! Chinguen al guapo.

Publicidad