Wednesday, 25 de November de 2020

Nacional

Trump vive un huracán en la Oficina Oval; “no tiene nada que ver aquí”, dice Time en su portada

- Foto: Especial

En menos de un mes en la Casa Blanca, el Gobierno del Presidente Donald Trump está asediado por situaciones críticas. La agencia de noticias AP da cuenta de las divisiones, disfunciones y bajas de figuras clave que han dejado al joven gobierno estadounidense casi paralizado y a los aliados preguntándose cómo resurgirá. El magnate ha bajado el ritmo amenazante tras las osadas acciones que marcaron sus primeros días en el cargo, un reconocimiento tácito de que el mandatario y su equipo no habían preparado a fondo una agenda. La revista Time dedica la portada de su nueva edición al magnate y a su “caos” en la Casa Blanca y este mismo día The Wall Street Journal revela que los servicios de seguridad y espionaje en EU no le cuentan todo al Presidente por temor a que filtre información, lo que revela la magnitud de la desconfianza que ya se tiene al republicano.

Por SinEmbargo /

A cuatro días de que se cumpla un mes de que Donald Trump asumiera la Presidencia de Estados Unidos, la revista Time dedicó su portada al magnate y a su “caos” en la Casa Blanca.

El semanario se refiere a las principales polémicas como la renuncia de su asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, luego de que se dieran a conocer sus relaciones con un diplomático ruso en tiempos de campaña; el rechazo de la justicia a la orden ejecutiva de Trump de prohibir la entrada a inmigrantes a Estados Unidos y las filtraciones destapadas por el New York Times relativas a supuestos vínculos del entorno más cercano del republicano con miembros de la inteligencia rusa.

“En el primer mes de su presidencia, el multimillonario de Nueva York ha sido testigo la lección de Sansón: derribar el templo puede ser doloroso si tú tratas de hacerlo desde el interior”, destacó la revista en su edición impresa publicada este jueves.

En su última portada, la publicación escribe “no hay nada que ver acá” con una imagen del republicano sentado tras el escritorio presidencial y con viento soplando simulando una catástrofe natural.

No es la primera vez que la revista Time dedica su portada a Donald Trump. A fines de 2016 cuando lo catalogó como “la persona del año”, tras su sorpresivo triunfo en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos y su irrupción en la política de ese país.

Este mismo día, el diario The Wall Street Journal reveló, citando fuentes de inteligencia anónimas, que los servicios de espionaje estarían privando de información al Presidente de Estados Unidos, su máximo superior jerárquico, por temor a que flitre datos sensibles para la seguridad nacional.

“A Trump se le estarían restringiendo detalles sobre fuentes y métodos de investigación, incluyendo las vías de obtención de información sobre gobiernos extranjeros. “Nada indica que esté teniendo un reporte adecuado de lo que se hace”, afirma una fuente no identificada citada por el diario.

The Wall Street Journal menciona que siempre ha ocurrido que los servicios de espionaje reserven parte de sus investigaciones en sus informes a la presidencia, pero con objeto de asegurar a sus fuentes o de no dañar sus estrategias de inteligencia, no por desconfianza hacia el líder del país.

En menos de un mes en la Casa Blanca, el Gobierno del Presidente Donald Trump está asediado por una gran cantidad de situaciones críticas, refiere un análisis de la agencia de noticias AP.

“Divisiones, disfunciones y bajas de figuras clave han dejado al joven gobierno casi paralizado y a los aliados preguntándose cómo resurgirá. Trump ha bajado el ritmo tras las osadas acciones que marcaron sus primeros días en el cargo, un reconocimiento tácito de que el mandatario y su equipo no habían preparado a fondo una agenda”, describe.

Casi una semana después de que el veto del Gobierno a la entrada de refugiados e inmigrantes de siete naciones de mayoría musulmana fue bloqueado por una corte federal, la Casa Blanca tiene aún problemas para reagruparse y definir su siguiente movimiento. Han transcurrido seis días desde que Trump — que prometió un volumen de acciones inmediatas sin precedentes — anunció su última directriz de política o plan legislativo de gran calado.

Su equipo está hendido por la división y plagado de distracciones. Esta semana, la controversia ha forzado la salida de su principal asesor de seguridad nacional y la renuncia de su nominado a Secretario de Trabajo.

“Otro día en el paraíso”, dijo sarcásticamente Trump el miércoles después de que su reunión con empresas minoristas fue interrumpida por preguntas de reporteros sobre los vínculos entre su personal de campaña y funcionarios rusos.

Colegas republicanos han comenzado a manifestar sus frustraciones y su nerviosismo porque la Casa Blanca de Trump descarrile sus esperanzas de acciones legislativas.

El Senador John Thune exigió el miércoles que la Casa Blanca “deje atrás la etapa de lanzamiento”.

“Hay cosas aquí que queremos que se realicen, y queremos tener un enfoque claro de nuestra agenda; y esta constante interferencia y ruido con estas cuestiones que siguen surgiendo es una distracción”, se quejó Thune.

 

SinEmbargo