Thursday, 28 de May de 2020

Cultura

#HechoenPuebla Santiago Acatlán: el pueblo que elabora y exporta nacimientos desde 200 pesos

- Foto: Especial

Esta tradición lleva 50 años en la región, inició en la década de los 60´s y actualmente hay más de 600 talleres en el pueblo. Estas artesanías han llegado a Estados Unidos donde ya hay tres distribuidores, también se exportan a Italia y recientemente han introducido el producto a Cuba

Por Yonadab Cabrera Cruz /

Ella es Irene Méndez Moreno, una artesana que ha puesto en alto el nombre de Puebla y México a nivel internacional por la producción de figuras de santos y nacimientos para la época decembrina, los cuales ya se venden en Estados Unidos, Italia y hasta en Cuba, lugar al que reconoce que les ha costado trabajo entrar.

Su familia es pionera en la elaboración de figuras de santos y los nacimientos en la comunidad de Santiago Acatlán, perteneciente al municipio de Tepeaca, Puebla. De hecho fue su suegro, don Ernesto Huerta quien empezó con esta tradición y posteriormente las personas que trabajaban con él empezaron a poner sus propios talleres y ahora estas artesanías son la principal actividad económica de la comunidad, pero la gente que acude a comprar estos productos, siempre pregunta por las Artesanías Huerta Méndez.

Pero ¿Cómo empezaron a hacer las figuras?

Esta tradición lleva 50 años en la región, inició en la década de los 60´s y actualmente hay más de 600 talleres en el pueblo, gracias Ernesto Huerta, suegro de doña Irene quien se fue a trabajar a la ciudad de México con una de sus tías y allí aprendió el oficio hace 55 años, luego regresó a Santiago Acatlán donde inició con la elaboración de alajeros.

Yo aprendí por medio de mi esposo, cuando nos casamos me vine a vivir aquí con él, empecé a trabajar esto, él fue el que me lo enseñó. A él se lo enseñó su papá, su papá es el señor Ernesto Huerta pionero en este trabajo aquí en el pueblo, Santiago Acatlán”, dijo doña Irene.

Mi suegro se fue a trabajar a México con una de sus tías, de allá aprendió este oficio, se vino al pueblo, puso su taller y de ahí salieron otros trabajadores, luego ellos pusieron su taller y así sucesivamente se fue aprendiendo este oficio en el pueblo”.

Las artesanías de Santiago Acatlán han llegado a Estados Unidos donde ya hay tres distribuidores, también se exportan a Italia y recientemente han introducido el producto a Cuba, aunque les ha costado trabajo, debido a que la gente no las acepta muy fácilmente.

El proceso de elaboración y materiales que se usan

 Las figuras pueden hacerse de tres materiales: yeso, resina o fibra de vidrio. El material tradicional es el yeso, aunque poco a poco lo han ido desplazando los otros dos debido a que son más resistentes. De enero a julio elaboran santos como San Judas Tadeo, Sagrado Corazón de Cristo, niños Dios, entre otros.

En mayo lo que más venden son vírgenes debido a que la gente acude a buscar estas figuras por el 10 de mayo y a partir de julio inician con los nacimientos, por lo que en una temporada pueden hacer hasta 10 mil figuras de diferentes tamaños.

El yeso es lo más tradicional, pero se descarapela, es más delicado, la resina lleva un proceso más fácil que la fibra de vidrio, la fibra de vidrio hay que estarla trabajando casi manualmente, la pulida cuesta mucho, se llena uno de mucho ajuatito, se pega en la piel, da mucha comezón, por eso su precio es más elevado pero es más resistente, porque una figura de yeso con poquito se descarapela, la resina es resistente pero si se cae la figura se hace pedacitos y no tiene compostura, la fibra de vidrio se llega a caer y tiene compostura”.

Para las figuras de yeso usan moldes de latex, mientras que para las de resina son de caucho de silicón: “Una vez que se siente que la pieza está caliente hay que sacarla porque se quema el molde. La fibra de vidrio tarda uno más en hacerla, una pieza se tarda unas 6 o 7 horas dependiendo del tamaño,  eso solo es el vaciado luego hay que pintarla, prácticamente unos 15 días para dejarla bien terminada”.

Para pintar y decorar las figuras usan laca industrial por ser más barata, aunque también llegan a usar óleo que le da un acabado más fino y elegante a las estatuillas. Todo lo hacen a mano, pintan con pincel, manipulan el material con las manos y no usan maquinas. Sin embargo, la señora Irene dice que lo que realmente le da valor a las artesanías son los detalles, las expresiones faciales que le dan a cada una de ellas, los acabados y la pasión que le ponen.

Precios

Los nacimientos de yeso los puedes encontrar desde 200 pesos.

Los nacimientos de resina oscilan de los 500 pesos a los 5 mil pesos.

Los nacimientos de fibra de vidrio van desde los 9 mil hasta los 50 mil pesos y hay en diferentes tamaños, el más grande llega hasta el metro con 80 centímetros.

Nieta de don Ernesto Huerta ha emprendido su propio negocio

Lupita Huerta es nieta del pionero de las artesanías en Santiago Acatlán y desde que recuerda su familia siempre ha trabajado las figuras: “Desde que recuerdo, desde que nací mi familia siempre se ha dedicado a las artesanías, mi abuelo fue el primer artesano aquí”.

Ahora y a sus 23 años de edad, ella ha iniciado su propio negocio “Artesanías Tonantzin”, pero no usa yeso, resina ni fibra de vidrio, sus productos están hechos con base en cerámica y le gusta hacer figuras de caricatura: “Las generaciones modernas buscan más miniatura, caricatura, la gente mayor sigue buscando lo tradicional”.

Los precios varían. Hay alcancías desde 40 pesos y nacimientos a partir de 300 pesos.

¿Cómo llegar a Santiago Acatlán?

Está a 40 minutos de la ciudad de Puebla, pasando el Autódromo de Huejotzingo sobre la federal Puebla- Tehuacán.