Thursday, 21 de November de 2019

Qué perro mi amigo el reporterito de Espectáculos de “El Sol de Puebla”

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

¡Woooow! El #90'sPopTour fue todo un éxito. Y a pesar de que soy una Pug Milenial, gracias a mi mamá humana conozco a los OV7, a las JNS antes Jeans, Caló, Fey, Alex Sintek —aunque me aburre un poquito—, Irán Castillo con todo y Playback, The Sacados y el resto de la banda.

Ustedes no están para saberlo ni yo para contarlo, pero estuve tan cerca de Ari Borovoy que hasta pude percibir el aroma de sus calzones llenos de sudor. Lo sé, soy una damita pero no puedo evitar que me salga “El barrio” cuando se trata de mi novio.

Guauuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuuu.

RRRRrrrrrrr (léase en tono de atrevida), no más pienso en Ari Borovoy y entro en brama aunque apenas se me pasó. Y aunque los Pug no tenemos un buen olfato, claramente puedo percibir todos los olores de mi viejo.

Otra cosa que ustedes mis estimados lectores humanos y mortales no saben, es que soy muy amiga de las JNS, estuve sentada con Karlita en la boda de Sherlyn y Gerry Islas. Lloramos juntas de alegría y tristeza cuando se divorciaron y siempre que las veo, Regina me soba el lomo y Melissa me da mis croquetitas, hasta tengo mis vestuarios de JNS.

Todo estuvo muy padre, todo excepto que algo empañó al gran concierto y casi lo arruina. El fraude de Acrópolis que mandó casi a la azotea a toda la gente que compró boletos de 550 pesos. Pero peor estuvo y peor empañó el concierto, el reporterito de Espectáculo de El Sol de Puebla que se llama Alan Luis Diego.

Guauuuuuuuu, guauuuuuuuuu, guauuuuuuuuuu.

No hay que ser, está bien que te den tus pesitos y tus latitas de atún para defenderlos, pero no lo hagas tan evidente y es que si hay un animal que me molesta tanto sin ofender a mis amigos de esa especie, son los gatos. Sí mi muy querido Alan, a quien no tenía el gusto de conocer ni leer, pero te la volaste y solo dejaste al descubierto que eres el gato de Acrópolis y que te dan tus centavitos.

Y es que el flamante reportero de Espectáculos publicó que “un grupo de cinco personas, que terminó haciéndose de sesenta, vio la oportunidad de bajar de una zona general, con costo de 550 pesos, al segundo Nivel Oro de $1,100 (...)”.

Pues cuando yo estaba ya sentadita esperando a que salieran mis amigas y mi viejo, escuché a toda una multitud que gritaba “¡Fraude! ¡Fraude! ¡Fraude! ¡Fraude!”, lo que desmiente su versión así como los videos que se publicaron en redes sociales, pues no eran ni cinco, ni 60 personas. Por supuesto, yo que iba a salir a asomarme, ese día no me tocaba mi baño de pueblo.

Guauuuuuu, guauuuuuuuu, guauuuuuuuuuu.

Y cuando fui a comprar mi boleto porque no me gusta que nada me regalen, yo sí tengo mis ahorritos para darme esos lujos, vi claramente con estos ojos de Pug, estos ojos de marciano que los gusanos se han de comer y que seguido se me infectan, que había boletos de 350 pesos y correspondían a la última zona de Acrópolis.

Una recomendación mi estimado Alan: ya que eres un “reportero”, tienes que ir al lugar donde se genera la noticia y no reportear desde tu asiento en el área de prensa, así hasta yo y mira que desde mi lugar me enteré de todo el borlote.

Y ya que te dan tus centavitos, no lo hagas tan evidente.