Monday, 21 de September de 2020

La vergüenza de llamarse diputado local del PRI

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

En estos tiempos y a estas alturas del partido, los diputados del PRI y en especial los locales de Puebla, deberían andar como avestruces “con la cabeza bajo tierra”, pues si ya estaban bien quemados con el gasolinazo y las medidas del gobierno de Enrique Peña Nieto contra la economía familiar, lo que hicieron el domingo pasado fue un abuso a la confianza de su propia militancia, de los poblanos y de la gente que votó por ellos.

No se preocupen amigos priistas que aún defienden los ideales de su partido, yo estoy igual que ustedes, me quiero dar un tiro, picar los ojos pa´no ver más actos de zalamería y romper los tímpanos con puro reggaeton para no escucharlos más.

Pero bueno, si aguantamos ver a los legisladores —que supuestamente eran de oposición— como alfombra todo un sexenio, debemos tener fuerza de voluntad pa´ verlos de tapete en los últimos minutos de gobierno de Moreno Valle.

Amables lectores, ayúdenme a averiguar cuál fue el peor acto de entreguismo de nuestros queridos y amados diputados priistas a Moreno Valle, cuál fue el acto en el que de plano le vendieron su alma como Ariel a Úrsula en la tan conocida película de Disney La sirenita.

Estos diputados que son unas pobres almas en pena.

Aplausos del domingo

No sabía se reír, llorar, mentar madres o de plano ignorar el acto deshonroso del domingo pasado. Y es que en las fotografías aparecía la LIX Legislatura aplaudiendo a Moreno Valle por sus 6 años de transformación de Puebla. Claro, panistas, panalistas, los de Compromiso por Puebla se justifican. No me extraña de los petistas y Nacho Alvízar de  Movimiento Ciudadano.

Pero en esas fotos, aparecían en segundo plano unos diputados altos, jorobados, y con la boca abierta. Sí, ya los identificaste igual que yo, eran Leobardo Soto y Pepe Chedraui, quienes en los últimos días agradecieron a Moreno Valle los apoyos y beneficios que les dio.

Hasta cínicos nos salieron, no pudieron guardarse y mantener el “secreto a voces” de las dádivas con las que fueron privilegiados.

En primer plano de esas fotos, se veía una bolita chiquita que era como un tierno muñeco de nieve. Era ni más ni menos que Maritza Marín y muy en el fondo, escondida, intentando pasar desapercibida, estaba mi muy querida Silvia Tanús.

Todos ellos se sumaron a la ola de aplausos de Moreno Valle.

Cinismo de los altos, jorobados y de boca abierta

Leobardo Soto agradeció los beneficios que Moreno Valle le dio a la CTM durante todo su gobierno, en especial con la construcción de la planta de Audi en San José Chiapa. Está por demás que digamos que fueron contratos jugosos.

Y Pepe Chedraui agradeció las inversiones, en especial la del nuevo centro comercial que se ubica en la zona de los Estadios, pues él es socio. Incluso, dicha declaración le valió un tremendo raspón por parte del regidor priista, Iván Galindo.

“Hoy le cuestioné al Dirigente del PRI Municipal, Pepe Chedraui, ¿en calidad de qué había asistido a la inauguración del nuevo Centro Comercial ubicado en la Zona de Los Fuertes (proyecto impulsado por el gobierno del estado)? ¿Cómo diputado? ¿Cómo inversionista? ¿O como "líder de oposición?”, informó Iván Galindo en su cuenta de Facebook.

Pepe Chedraui le respondió que si le tenía envidia.

Aprobación y silencio de todo

Me tardaría mucho tiempo enumerando todas las iniciativas que aprobaron, todos los temas en los que guardaron silencio y hasta en los que aclamaron las acciones de Moreno Valle. Votaron a favor sus cuentas públicas pese al endeudamiento que “nos deuda” de los PPS.

La denominada #LeyBala, las obras, su silencio y más silencio en muchos casos.

Así es amigos, ustedes pueden analizar y concluir cuál fue el comportamiento y la actitud de los diputados del PRI: oposición responsable o de amistad incondicional con un gobierno que ya termina.

Y por si tienen dudas, aquí les dejo una foto cortesía de mi amigo Raúl Rodríguez. 

Mostrando penita.jpg

ANTERIORES