Monday, 16 de December de 2019

El pacto secreto en El Desafuero

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

Aquella noche calurosa de viernes, en plena primavera y al calor de unas copas de vino, se fraguó un nuevo pacto “secretro”, “hipersecreto”, “ultra- requetecontra secreto”, del que nadie se iba a enterar y que tardó más en signarse que en darse a conocer y quedar al descubierto.

Bastó la oportuna aparición de Fernando Manzanilla y la todavía más oportuna fotografía de José Antonio López Malo, para que todos de inmediato nos enteráramos de la reunión “ultrasecreta” de los priistas, en la cual salió humo blanco o al menos surgió un nuevo dúo dinámico, un nuevo Batman y Robín, los nuevos Gemelos Fantásticos, Viruta y Capulina, el Gordo y el Flaco, Timón y Pumba, Tintán y su carnal Marcelo, Manolín y Shilinsky.

¿Pero quiénes son la nueva pareja que sacudirá a Puebla?

Nada más y nada menos que mis muy buenos y adorados amigos, el delegado del IMSS, Enrique Doger Guerrero y el subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós.

¿Dónde fue el pacto?

En el exclusivo restaurante de El Desafuero.

¿Qué es lo que buscan con este nuevo pacto secreto?

Que buscan cimbrar a Puebla.

¿Cómo?

Pues al ser los “punteros” del PRI, quienes encabezan las preferencias partidistas y electorales para la gubernatura, acordaron un pacto muy sencillo de cumplir: de ellos 2 saldrá el postulado a Casa Puebla para 2018 y el segundo será abanderado a la Presidencia Municipal de Puebla.

Sí, sólo ellos 2 están en el juego, nadie más. Es decir, ya descartaron en automático a Blanca Alcalá, Lucero Saldaña, Alejandro Armenta, Alberto Jiménez Merino, Javier López Zavala y cualquiera que se atreva a levantar la mano.

Sólo ellos 2 y nadie más.

¿Quién garantizó el pacto?

Nada más y nada menos que Jorge Estefan Chidiac, dirigente estatal del PRI.

Y por eso, ambos amigos decidieron urgir a la dirigencia nacional y estatal a que designen lo antes posible a los candidatos.

¿Los inconformes?

Mi adorada Blanca Alcalá y mi querido Armenta Mier, quien no tardó en exigir una reunión con Estefan Chidiac para manifestar su inconformidad y mostrar su enojo por reunirse por separado con Doger y Lastiri, “ocasionando inequidad” y todo el discurso que trae.

Y mi Blanquita Alcalá solo milando como el chinito y esperando un momento para colarse y recibir un golpe de suerte.