Saturday, 14 de December de 2019

La Comisión para la Protección de Periodistas en Puebla que no protege a los periodistas

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

Algo muy malo debimos hacer los periodistas poblanos para pagar un alto precio con la flamante Comisión para la Protección de Periodistas.

Pensé que al terminar el sexenio de Moreno Valle por fin nos desharíamos de Marcelo García Almaguer, su fobia a la libertad de expresión y su animadversión a los periodistas, pero no fue así, lo seguimos sufriendo y llorando.

El gobierno del estado cometió un grave error al nombrar una Comisión para la Protección de Periodistas cuyos integrantes han hecho todo, menos defender a los periodistas, pero además debió consensar con los compañeros del gremio, con los reporteros quienes viven todos los días los riesgos de una de las profesiones más peligrosas en México y el mundo.

Pero de esta comisión me llaman la atención dos nombres.

Marcelo García Almaguer —ex director de Puebla Comunicaciones, asesor de imagen de Rafael Moreno Valle, delegado del CEN del PAN y otros cargos que ha desempeñado— pues el señor nunca ha disimulado su animadversión a los reporteros y periodistas que no comparten las acciones del gobierno.

En 2011 y a unos meses de que Moreno Valle entró a la gubernatura, ordenó a los guardaespaldas del ex gobernador golpear a la periodista Selene Ríos; en lugar de disculparse con ella, se burló. Él dio la orden para encerrar a los reporteros que cubrían al ex gobernador en un cajón al que llamaron “el corral”, y pobre de aquel que se saliera, pues podía correr con la misma suerte que Selene Ríos.

Marcelo García es intolerante a la crítica, tanto que investigó las cuentas falsas en Twitter que fueron creadas para hacer señalamientos e inconformidades por la forma de gobernar de Moreno Valle. Incluso, siempre ha sido de la idea de negar todo lo que ocurre en el estado como feminicidios, violencia, huachicol, deuda y cualquier cosa que sea antisistema.

Es una pena que alguien que siempre ha trabajado para coartar la libertad de expresión ahora pretenda velar por los derechos de los periodistas.

El segundo caso que llama la atención es el de Angélica Rosales, directora de un portal de “noticias” llamado Imagen Poblana. Y es que esta señora ni periodista es, en su vida ha salido a las calles a investigar un tema, menos ha arriesgado su vida para publicar algo de interés público o que impacte a los poblanos.

Nunca le he leído un reportaje, una entrevista, una crónica o la he visto cubriendo algún evento. Y su medio de comunicación sin demeritar el trabajo de los reporteros que allí trabajan, se ha caracterizado por ser palero del gobierno del estado, sobra decir los casos que van desde el asesinato de la activista Acnes Torres hasta Chalchihuapan.

¿De verdad estas dos personas representan y velan por los derechos de los periodistas?

¿Estas dos personas trabajan en protocolos de seguridad para los periodistas?

Si nunca han salido a las calles, nunca han reporteado y uno de ellos es enemigo de la libertad de expresión.

Dos personas que desconocen los riesgos a los que se enfrentan todos los días los reporteros, y que hay dos reporteros que están en el Sistema Nacional de Protección a Periodistas y que la semana pasada uno más tuvo que huir del estado, precisamente porque éstos dos no se tomaron el tiempo ni la molestia de viajar a Venustiano Carranza para saber lo que le había ocurrido.

Ni Marcelo García ni Angélica Rosales representan a los reporteros y periodistas y si no se forma una verdadera Comisión para la Protección de Periodistas con especialistas, empezaremos a correr la misma suerte que en otros estados.

Esperemos que el gobierno tenga la sensibilidad de escuchar a quienes viven día con día esta bonita profesión.