Tuesday, 28 de January de 2020

Deloya se amarra a la silla del ICADEP

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

De ser una oficina de asuntos sin importancia, convirtió al Icadep en la única institución con calidad moral en el PRI.

Por 4 años graduó a cientos de jóvenes en la Escuela de Cuadros del PRI. Incluso, dio becas para que los mejores promedios estudiaran en el extranjero.

Ganó un premio a lo mejor en campañas de marketing político por la innovación de dicha escuela.

A 4 años de haber tomado protesta como director del Icadep, todas las generaciones de jóvenes priistas lo han felicitado y le han agradecido sus consejos, enseñanzas y por creer en los jóvenes.

Todos en el PRI reconocen su trabajo.

Todos en el gobierno federal reconocen su trabajo, hasta Peña Nieto.

Todos lo quieren, lo respetan, lo admiran.

Todos, absolutamente todos, menos Enrique Ochoa, el dirigente nacional del PRI.

El único pecado que cometió el buen Memo Deloya es no estar en el ánimo de Enrique Ochoa.

No ser su amigo, no simpatizarle, no agradarle o caerle bien.

Enrique Ochoa ha buscado por todos los medios remover del Icadep a Deloya.

Con chamanes, le ha rezado a la virgencita de Juquilita, a San Miguel de los Milagros, a la virgen de Chignahuapan, ha acudido a la Nana Calixta, pero nada que ha podido.

O eso creemos. Y es que desde este fin de semana, con motivo de sus 4 años al frente del Icadep, toda la chaviza se desbordó en Twitter para felicitar al poblano y a su vez mostrar su músculo político.

Y es que si algo ha hecho muy bien Memo Deloya, es ganarse el corazón de los jóvenes que aún creen en el PRI, y ellos son capaces de darlo todo por él.

Pero a pesar de la rebelión de la chaviza, cuentan que Memo está con un pie fuera del Icadep.

Yo personalmente espero 2 cosas:

1. Que no sea así porque es de lo más rescatable en dicho partido.

2. Si es así, que no haga un vídeo como el de Román Lazcano anunciando a los priistas de todo México que su renuncia fue aceptada.

Y mientras son peras o manzanas, pobre PRI que cada vez se hunde más, mientras Enrique Ochoa sigue gastándose su millonaria liquidación de CFE.

ANTERIORES