Thursday, 21 de November de 2019

Cuando la indiscreción alcanza a Aristegui y Juan Carlos Valerio

Por Yonadab Cabrera / /

yonachinguen ident

Y ahí estábamos, 30 reporteros parados en un conocido, segurísimo y exclusivo hospital de la capital poblana esperando una entrevista con el padre de uno de los primos secuestrados en San Martín Texmelucan.

Yo me paseaba por el pasillo, por los baños, por el restaurancito, iba y venía, me sentaba y levantaba. Ya no hallaba qué hacer y es que eso de estar esperando no es una de mis cualidades o virtudes.

Mientras esperaba impaciente, solo pensaba en los deliciosos tacos de carnitas que me aguardaban en mi oficina, en el delicioso chocoflan que estaba en el mostrador del restaurante o en el personal médico que pasaba a diestra y siniestra.

De Pronto, llegó Juan López Rojas para platicarnos cómo estaría el business, las entrevistas, la movida y todo lo necesario para sacar la entrevista, pero no contábamos con que el personal de seguridad del hospital nos pararía en seco.

¿El motivo?

Pues que el paciente al que íbamos a entrevistar está convaleciente, no puede hablar y está muy custodiado. Total que uno de los ñores de seguridad se comunicó por otro a través de radio y dijo:

“4:20, 4:20, Águila Calva a Dragón Nalgón, cambio… Cambio, Dragón Nalgón a Águila calva. Mi estimado Dragón aquí hay unos reporteros de TV Azteca que quieren entrevistar a un paciente” (léase en tono ñero).

Y una amiga reportera respondió: “Ora, que todos somos de TV Azteca”.

Otro reportero secundó: “Sí, venimos como 30 reporteros de TV Azteca a una entrevista”.

Pero mi gran bocota no se podía quedar atrás y tenía que hacer un gran chiste: “Yo vengo de Juan Carlos Valerio punto com, o sea juancarlosvalerio.com, como Aristegui noticias, sólo que menos profesional”.

De pronto una muchachita muy simpática preguntó que quién era yo, situación que me ofendió: “Qué hay alguien aquí que no me conoce, soy el famoso, el único e inigualable Yonadab Cabrera de Periódico Central. Igualada ésta”.

Y se me ocurrió preguntar “¿Y tú quién eres?”

Muchachita: “Yo soy la reportera de Juan Carlos Valerio punto com…

Por supuesto, me dio pena y me alejé lentamente, metí la cabeza en la tierra como una Avestruz y me fui de lugar.

Moraleja: Omitan sus chistes malos sobre TV Azteca, Televisa y Juan Carlos Valerio.

¡Claro! Chinguen al guapo.

 

ANTERIORES