Tuesday, 12 de November de 2019

Vida y Estilo

Cómo afecta el cloro a tu piel, a tu pelo y a tus uñas

- Foto: Especial

Se abre la temporada de piscinas.

Por Cosmopólitan / /

Arranca la temporada de piscinas. El sol, las altas temperaturas y el calor han llegado para quedarse y las piscinas cuelgan el cartel de abierto en todas las ciudades del mapa. Los beneficios de darse un chapuzón son incuestionables (te refrescas, desestresas, desconectas, haces algo deejercicio y vences el pulso al sofá) pero la cara B está presente siempre. Ya hemos hablado alguna vez de los cortes de digestión (¡existen!), de los hongos, cistitis, y de las quemaduras del sol… Ahora pongamos el foco en aquellas pequeñas secuelas que están, pero que, a priori, no nos perjudican tanto: el pelo, tu piel y tus uñas sufren con el cloro.

¿Cómo evitar que te perjudique? Ya que la opción de no ir a la piscina no es debatible (¡es de lo mejorcito del verano!) hablamos con varios expertos del sector de la belleza y estética para que nos ayuden a prevenir. Sigue leyendo.

Pelo

Pelo

El cloro puede hacer que tu pelo esté apagado, sin brillo y reseco. David Lesur, propietario de David Künzle, salón de estética, belleza y peluquería, nos cuenta por qué sufre tu melena.

“El efecto que el cloro produce en el cabello es sobre todo la sequedad, pero también lo debilita enormemente, tornándolo quebradizo. Además, otros componentes como el hierro y el cobre que se encuentran en las piscinas, distorsionan el color en cabellos teñidos y/o con mechas, de manera que a veces se nos pone como verde”.

Solución: “Es necesario el uso de un spray que proteja nuestro cabello antes de exponernos al sol, también como preventivo para el daño que el cloro ocasiona, junto con una buena ducha para aclararlo bien, tras el chapuzón, y la aplicación de un buen champú hidratante. “Debemos usar más protectores, mascarillas y acondicionadores que sirvan para suavizar las puntas” – recalca Lesur.

Piel

Piel

El cloro deteriora el manto graso protector de tu piel. A veces, este cloro contiene además hipoclorito de sodio que puede provocar reacciones químicas en la piel, además de irritación, hinchazones o perdida de melanina. Es muy importante hidratarse bien después del baño, tanto el cuerpo como la cara.

Jesús Martín, de Wherteimar, apunta en la hidratación por el día y una crema nutritiva de noche como manera de reparar los problemas que causa el cloro: “Contamos con cosméticos que son perfectos para ese punto extra de hidratación, pues están basados en los beneficios de las aguas termales, la pureza de las aguas de los glaciares helvéticos y en una sabia y delicada combinación de ingredientes activos naturales”.

Uñas

Uñas

Como agente irritante, el cloro puede producir hiperreactividad en personas susceptibles, afectando a la adherencia de esmaltes y demás productos para embellecer las uñas, como por ejemplo productos acrílicos, geles o esmaltes permanentes.

Berenice Espejo, master educador de ORLY, tiene la solución a este problema: “Las uñas se protegen hidratando y nutriendo desde la matriz, bastan unas gotas de aceite para cutículas enriquecido con vitaminas”.

Cosmopólitan

COMENTARIOS