Wednesday, 08 de July de 2020

Academia

BUAP, SGG y Consejo Ciudadano firman convenio para erradicar la violencia contra las mujeres

- Foto: Especial

Puebla no claudicará en su lucha contra la violencia de género: DCA

Por Central / @CentralPuebla / /

Con la finalidad de fomentar la igualdad de género y la adopción de normas culturales más pacíficas, que erradiquen la violencia de género; así como propiciar verdaderos cambios y acciones gubernamentales que protejan y combatan la discriminación de las mujeres, el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano encabezó la firma del Convenio General de Colaboración entre la SGG, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, (BUAP) y el  Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia (CCSJEP).

Tras hacer un reconocimiento a la intensa labor que realizan para erradicar la violencia contra las mujeres, al rector de la BUAP, Alfonzo Esparza Ortiz, al presidente del Consejo Ciudadano, Andrea Ambrogi Domínguez,  a la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del H. Congreso del Estado, Silvia Tanús Osorio y a la magistrada de la 6° Sala Unitaria de lo Penal del H. Tribunal Superior de Justicia del Estado, Marcela Martínez Morales, entre otros, el titular de la SGG sentenció que Puebla no claudicará en la lucha contra la violencia de género.

Carrasco Altamirano recalcó que el respeto a la dignidad del ser humano es un objetivo que se debe perseguir y alcanzar; además de que la hegemonía de género, tan dominante a lo largo de la historia de la humanidad, no solo del País y de Puebla, es una práctica que en el contexto de los derechos humanos y del marco legal que nos rige, debe desterrarse para dar paso a la equidad entre hombres y mujeres.  

Al señalar que el problema no son los hombres sino el sexismo que se da desde el mismo seno de la familia, el titular de la SGG afirmó que urge fomentar la construcción de lo que se denomina ahora “Masculinidades positivas”, por lo que anuncio la puesta en marcha de una campaña, a partir del próximo 25 de noviembre, que está dirigida precisamente a hacer más consciente y más activo al varón en el manejo de sus conductas hacia las mujeres. “No se debe tolerar ni justificar la violencia machista, sea esta de carácter físico, sexual o psicológico”, destacó.

En su intervención, Esparza Ortiz reiteró el compromiso de la BUAP con valores como la solidaridad, la justicia, el respeto y la tolerancia y puntualizó: “Queremos contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de las personas y al desarrollo de una sociedad más consciente. Proponemos un decálogo que contempla que se combata el silencio, se generen redes de apoyo para las mujeres y se impulse un clima de paz”.

Reiteró que este convenio brindará elementos para identificar, establecer, promover y arrancar mecanismos de acceso a oportunidades que garantice a las mujeres un ambiente al margen de la violencia.

Por su parte, Ambrogi Domínguez señaló que debemos terminar con la idea de que la violencia de género se trata de un problema “de las mujeres”, más bien es un problema de los hombres, paradójicamente los hombres nunca hemos sido considerados como sujetos o destinatarios de las estrategias de prevención para erradicar este mal, de ahí la importancia de cambiar de perspectiva.

También enfatizó que desde las universidades, iniciativa privada, sociedad civil y medios de comunicación es preciso trabajar 4 puntos:

1.         Combatir la impunidad de los feminicidios. Confiamos en que las autoridades trabajan en la investigación e integración de los casos y que, con ello, se llegará hasta el castigo del culpable. Asimismo, confiamos en que se nos mantendrá informados sobre los avances de dichas investigaciones.

2.         Transmitir que la violencia contra las mujeres es una violencia ideológica, ejercida por aquellos varones que las consideran un objeto de su propiedad. Cualquier situación de agresión contra ellas es atentado contra la libertad y dignidad de las mujeres, en flagrante vulneración de sus derechos humanos

3.         No tratar la violencia de género como un acto individual, aunque haya sido cometido individualmente. La violencia de género no es un suceso, sino un problema social y un problema de Estado.

4.         Promover el rechazo social a todas las formas de violencia contra las mujeres y reconocer que el silencio nos hace cómplices. Si somos testigos de la violencia, como ciudadanos debemos estar comprometidos a denunciar.  

Por todo ello, este convenio muestra una alianza estratégica de colaboración y acompañamiento en conjunto para la implementación y ciudadanización de las estrategias y acciones que se realizarán para atender y erradicar la violencia contra las mujeres.

En ese marco, la directora del Instituto Poblano de la Mujer, Verónica Sobrado Rodríguez resaltó la importancia del convenio y apuntó que el respaldo de las instituciones educativas pone énfasis en que la prevención de la violencia contra las mujeres es tarea de todos y de todas, para que puedan vivir en una sociedad más igualitaria.

También estuvieron en el evento María de Lourdes Martínez Medellín, subsecretaria de Prevención del Delito y Seguridad Privada de la SGG; Alicia de Lourdes Llamas Martínez Garza, directora de Atención Integral a la Mujer y Margarita Aguilar Vázquez, fiscal de Atención a Delitos de Género.

COMENTARIOS