Monday, 29 de November de 2021

Absurdos

5 cosas raras que le pasan a tu cuerpo cuando peleas con tu pareja

- Foto: Especial

El enojo tiene efectos en tu organismo y muchas veces ni los percibes. Si te peleas con tu pareja, te aseguramos que al menos 4 puntos te pasarán

Por SDP Noticias / /

Si conoces a alguien que jura jamás haber peleado con su pareja, te está mintiendo o posiblemente no sea muy feliz en su relación. Siempre habrá desacuerdos en una relación y éstos nos enseñan mucho más de las relaciones y sobre todo, aprendemos de nuestra pareja, algo que fortalece nuestro vínculo.

Las peleas suelen ser feas, estridentes y emocionalmente exigentes. Pero los argumentos son parte del ser humano y lo que más importa es la forma de manejar la situación. Pelear con la pareja genera estrés que a su vez, provoca cambios en nuestro organismo.

Es posible que no los notes debido a que estás demasiado preocupado por resolver la situación sin embargo, es bueno tener presentes  los cambios como el aumento de la frecuencia cardíaca, los picos de presión arterial y demás.

Aquí una lista con 5 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando peleas con tu pareja:

1. Aprietas los dientes

Tus músculos se tensan, sobre todo en la cabeza, el cuello y los hombros; pero antes de eso, tu mandíbula se endurece debidp a estrés, lo que te hace apretar los dientes.

Este hábito es conocido como bruxismo y cuando se hace de manera constante, puede dejar con dolor en los músculos faciales y los dientes dañados.

2. Tus hormonas se alteran

Según una investigación realizada en la Universidad Estatal de Ohio sobre cómo nuestros cuerpos reaccionan a las peleas, los efectos de una discusión pueden durar mucho tiempo después de que hayas arreglado las cosas. A pesar de que los desacuerdos entre las parejas son naturales e incluso saludables, los niveles de las hormonas como la adrenalina, noradrenalina, cortisol y la prolactina se elevan a niveles altísimos. El estudio encontró que las mujeres responden mucho más negativamente que los hombres, lo que eventualmente podría tener consecuencias negativas para tu sistema inmunológico.

Si bien la vida de estos picos hormonales suelen ser de corta duración - por lo general se quedan por 15 minutos -  potencialmente pueden tener un efecto sobre el sistema entero  horas después. El psicólogo de la Universidad Estatal de Ohio, Janice Kiecolt-Glaser, informó que para los hombres, las consecuencias de estos picos hormonales no son necesariamente tan significativos, pero para las mujeres, quienes son físicamente más sensibles a las interacciones hostiles, sus niveles de hormonas permanecerán elevados por mucho tiempo.

3. Tu sistema inmunológico se debilita

El estrés psicológico puede hacerse un hueco en su sistema inmunológico, debido a la persistente adrenalina y cortisol en tu sistema. Si bien no existe una cosa tal como "estrés bueno", la exposición al estrés durante un largo período de tiempo puede causar que las células que normalmente te protegen contra las enfermedades, tengan un mal desempeño.

4. Tus pupilas se dilatan

Cuando estás tratando de defenderte generas una respuesta de lucha o huida en tu sistema nervioso aunque no estés en peligro físicamente, tu cuerpo cambia considerablemente .

La evolución nos ha dotado de la capacidad de adaptarnos a situaciones de estrés, y si tu cuerpo se siente incluso un poco amenazado, se agudizarán tus sentidos para que puedas moverte rápidamente y tener una visión precisa, especialmente en la oscuridad. Como resultado, tus ojos se amplían y tus pupilas se dilatan de forma automática con el fin de ver más claro.

Los científicos dicen que esta función corporal pequeña es un indicador sensible de la respuesta cognitiva, emocional y sensorial, lo que significa que funciona como una herramienta comunicativa para decirle a otros seres humanos que no estás tranquilo. Tus pupilas se dilatan también durante cualquier otro evento que induzca ansiedad, así como durante la excitación sexual.

5. Te puede dar Diarrea

El Dr. Francisco J. Marrero, gastroenterólogo en el Instituto de Enfermedades Digestivas de la Clínica Cleveland, dijo que cuando nos vemos atrapados en una situación estresante como las peleas con nuestra pareja, podemos experimentar diarrea o al menos dolor de estómago. Cuando estamos abrumados emocionalmente, el tracto digestivo se ve directamente afectado, así que es probable que tengas problemas gastrointestinales temporales justo después de una discusión.

Cuando la función fisiológica del intestino se altera debido al estrés, existe la posibilidad de que la composición microbiótica cambie.

SDP Noticias

COMENTARIOS