Sunday, 02 de October de 2022
Viernes, 25 Julio 2014 16:58

Criminalista dedujo uso de balas de goma en desalojo del gobierno de Puebla en 2011: CDHP

A través de un comunicado, el ombusdman Adolfo López Badillo —criticado por su suave postura hacia la administración morenovallista— rectificó que en la recomendación del operativo en diciembre del 2011 se hizo un estudio de criminalística preliminar y no se tuvieron pruebas físicas de balas de goma, esto luego de que varios medios publicaron que el gobierno del estado utiliza estos proyectiles desde hace varios años.

Por : Edmundo Velázquez / @mundovelazquez

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDHE) justificó que un criminalista fue quien determinó que el gobierno de Rafael Moreno Valle usó “proyectiles de goma” en el operativo realizado el 29 de diciembre del 2011 para dispersar a supuestos paracaidistas en la comunidad de Ciénega Larga en Chignahuapan “sin tener pruebas físicas” de las balas.

CENTRAL publicó la recomendación que en 2011 fue emitida en contra del entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado y en donde se cita textualmente el uso de “balas de goma” como parte el arsenal usado contra los vecinos de Ciénega Larga, lo que contradijo a Facundo Rosas quien días atrás del operativo de desalojo en Chalchihupana presentó documentos de que la dependencia del gobierno morenovallista no ha sido surtida de ese tipo de munición por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El organismo, dirigido por Adolfo López Badillo —criticado por su suave postura hacia la administración morenovallista— precisó en el comunicado que la recomendación 60/2011 fue hecha con una opinión criminalística que “determinó la mecánica de producción de las lesiones que presentaron los agraviados”. Además se recalca que “no se contó con evidencia física de los objetos” que les causaron heridas a los vecinos de Ciénega Larga.

El dictamen al que se llegó para emitir la recomendación, insiste la Comisión Estatal de Derechos Humanos, fue elaborado por una especialista en materia de criminalística que pudo determinar que las lesiones que presentaron algunos de los agraviados fueron:

…producidas por la contusión directa con diferentes objetos duros, rígidos, con bordes romos, como podrían ser toletes, de regular peso, capaz de vulnerar la piel cabelluda, que pudieron corresponder a la culata de un arma de fuego, o a un bastón PR-24 (que es un arma disuasiva y de combate cercano), o a un tolete (que es un arma de usos múltiples de defensa y ataque) impulsados con fuerza sobre el cuerpo de los quejosos… [o]… un proyectil de goma o plástico emitido por un arma de propulsión (gas o pólvora)”.

Con el comunicado, López Badillo argumento que el organismo que encabeza jamás aseveró que se utilizaran “balas de goma”, aunque a la letra así puede leerse en la recomendación 60/2011 que se encuentra en la página oficial del organismo y que fue retomada por CENTRAL.

La recomendación fue enviada al entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado, quien a cargo de la Policía Estatal tenía al hoy secretario Facundo Rosas, criticado fuertemente por el violento desempeño de los uniformados en el operativo del 9 de julio en la carretera Puebla-Atlixco donde fue herido de muerte el menor José Luis Tehuatlie Tamayo.

El ombudsman López Badillo recientemente fue ratificado por el Congreso local para quedarse en el cargo por cinco años más, esto a pesar de las críticas de organizaciones no gubernamentales y de su nula participación en la defensa de los derechos humanos de más de 30 presos políticos en la administración de Rafael Moreno Valle.