Monday, 20 de September de 2021
Viernes, 06 Marzo 2015 04:00

En lo que va de 2015, suman tres crímenes de odio contra la comunidad LGBT en Puebla

Pese a ser los primeros de su tipo registrados en el estado de Puebla, han sido totalmente ignorados por las autoridades 

Por : Edmundo Velázquez / @mundovelazquez , Ciudad de Puebla

En lo que va de 2015 se han registrado tres crímenes de odio, todos cometidos contra mujeres transgénero. Dos de ellos ocurrieron en la capital poblana y, el más violento, en Izúcar de Matamoros.

CENTRAL hizo un recuento de las tres historias de los primeros crímenes de esta índole registrados en el estado de Puebla, los cuales han sido totalmente ignorados por las autoridades.  Al respecto la Procuraduría General de Justicia a cargo de Víctor Carrancá Bourget no ha reportado avances sobre ninguno de los casos.

Se trata de Anahí, a quien le dispararon el 2 de enero del 2015 al interior de su domicilio en pleno Centro Histórico de Puebla; Marlene, quien fue apedreada hasta la muerte y arrojada en la carretera Cuautla-Izúcar de Matamoros y Barbie, quien esta semana fue asesinada a golpes en su departamento de la colonia Clavijero en la capital poblana.

A Anahí le dispararon en el cuello

El 2 de enero del 2015 dispararon contra Anahí en el cuello. Días después, el 9 de enero pereció en el Hospital General Norte luego de una lenta agonía. Hasta el momento no se ha dado con el paradero de su asesino, sin embargo la Procuraduría General de Justicia ha ligado el caso con la muerte de otro transexual asesinado en 2013 y conocido con el nombre de Cinthya.

Tanto Cinthya como Anahí se ganaban la vida siendo sexoservidoras. El nombre legal de Anahí era Víctor Cruz Cruz, tenía 30 años de edad y fue quien halló sin vida a Cinthya, quien en los documentos oficiales tenía la identidad de Aldo Rodríguez Bailón.

El 8 de noviembre de 2013, Cinthya murió asfixiada en su domicilio del barrio de El Tamborcito, sus agresores presuntamente la habían matado para robarle sus pertenencias, pero únicamente en su habitación faltaba una pantalla de plasma. Por la muerte de Cinthya la Procuraduría General de Justicia detuvo a de Noé Hernández Hernández, Miguel Muñoz Ortega y Víctor Icelo Montiel. Sin embargo Noé Hernández aseguró haber sido víctima de tortura para que admitiera ante agentes ministeriales hechos que no cometió.

Por haber sido testigo de lo sucedido, la PGJ ligó el primer crimen de odio en 2015 con el de Cinthya. Fue la noche del viernes 2 de enero, cerca de las 23 horas, cuando paramédicos acudieron a brindarle los primeros auxilios a Anahí, quien estaba herida de bala en el cuello, dentro de su departamento de la Avenida Reforma número 1708 del Centro Histórico de esta ciudad.

Anahí habría sido atacado por un hombre que inmediatamente después de herirla se dio a la fuga. Al sitio llegaron paramédicos para auxiliarla y trasladarla al nosocomio, donde en ese momento su estado de salud se reportó como grave, falleciendo el 9 de enero.

A Marlene la mataron a pedradas

El cuerpo de Marlene fue encontrado en la carretera federal Cuautla-Izúcar de Matamoros, a la altura de la colonia Amatitlanes. Los primeros detalles periciales permitieron saber que murió de múltiples golpes, al parecer todos producto de pedradas.

Los hechos se habrían registrado entre la noche del domingo 22 y la mañana del lunes 23 de febrero pasado. El cadáver fue encontrado por miembros de la policía ministerial y agentes del ministerio público. El cuerpo luego fue trasladado al Servicio Médico Forense del distrito judicial de Izúcar de Matamoros.

La víctima fue identificada como Marlene y se había reportado como extraviada desde el fin de semana. Su nombre legal era el de Arturo Delgado Cabrera, y tenía 24 años de edad. Las primeras investigaciones arrojaron que  Marlene jabía sido asesinada en otro punto y su cadáver fue tirado en la carretera. 

De su muerte la Procuraduría General de Justicia no ha reportado avance alguno y tampoco ha detallado ni el móvil de los hechos o dado línea de la investigación.

Barbie murió a golpes

Desde el domingo 1 de marzo los vecinos dejaron de ver a Barbie, transexual que era conocida por tener una estética y haberse dedicado años atrás al show travesti. Fue hasta el 4 de marzo que su ex pareja, con quien vivió muchos años, que la encontró muerta a golpes.

Se hacía llamar Barbie Billant  y en 1994 ganó el certamen Nuestra Belleza Gay en Tehuacán y representó a su región en el mismo concurso en la capital poblana. Según datos del agente del ministerio público, documentos oficiales permitieron identificar el cuerpo de Luis Alberto Hernández González, quien estaba al interior de su departamento en el edificio número 409 del boulevar Clavijero, entre las calles Fernando Arruti y Juan Nepomuceno.

De acuerdo a las autoridades, habría muerto por los múltiples golpes que le fueron propinados, además de que fueron extraídas varias pertenencias de su departamento. Los primeros reportes indicaron que fue su último compañero quien llegó a visitarla y la encontró sin vida tirada junto a su cama, por lo que inmediatamente dio aviso a las autoridades.

De Barbie Billant se sabía que era originaria de Misantla, Veracruz y tenía aproximadamente 35 años de edad, era propietaria de una estética localizada a la vuelta de su casa y aunque miembros de la comunidad travesti en Puebla no la ubicaban como parte de shows conocidos, sus vecinos informaron que se dedicó un tiempo a travestirse como forma de ganarse la vida.

Además, vecinos entrevistados por CENTRAL confirmaron que recibía constantes visitas a su domicilio, no obstante desde el domingo no fue vista, por lo que especularon que llevaba al menos tres días de haber sido asesinada.

De acuerdo a los amigos de la víctima, el robo de objetos personales es una forma de encubrir el crimen de odio contra Barbie, según comentaron al momento del levantamiento del cadáver realizado por el agente del Ministerio Público de Homicidios y peritos de la Procuraduría General de Justicia.

Valora este artículo
(0 votos)