Monday, 20 de September de 2021
Jueves, 28 Noviembre 2013 16:28

Acusado de homicidio denuncia tortura de agentes ministeriales

Noé Hernández, señalado por participar en el homicidio de un travesti, acusó tortura de agentes ministeriales durante su arraigo. Hoy fue procesado por la PGJ.

Por : Edmundo Velázquez / @mundovelazquez

Familiares de Noé Hernández Hernández, procesado por el homicidio de Aldo Rodríguez Bailón, denunciaron que fue víctima de tortura por parte de agentes ministeriales, quienes en reiteradas ocasiones lo electrocutaron para que admitiera el crimen e incluso señalan fue masturbado por agentes ministeriales para sembrar semen en el cuerpo de la víctima.

Hernández Hernández estuvo arraigado 10 días en el Hotel Kyoto de esta ciudad, acusado junto con Miguel Muñoz Ortega y Víctor Icelo Montiel de haber asesinado a Rodríguez Bilón, quien ejercía la prostitución como travesti y era conocido como “Cyntia”.

Los familiares han denunciado el uso de brutal violencia de los agentes ministeriales en contra de Noé para que admitiera su participación en los hechos. Incluso, Juana Hernández, madre del hoy procesado, acusó que los policías investigadores masturbaron a su hijo para sembrar su semen en el cadáver del travesti y además utilizaron electrochoques en sus genitales para hacerlo declarar.

Debido a estas denuncias, la Comisión de Derechos de Humanos del estado de Puebla informó que tomarán el caso aplicando el protocolo de Estambul para conocer si los agentes ministeriales en efecto utilizaron estas prácticas, según dijo en entrevista el ombudsman poblano, Adolfo López Badillo.

Hoy por la mañana, la PGJ informó que la Fiscalía General Metropolitana, a través de la agencia del Ministerio Público especializada en investigación de homicidios, Policía Ministerial del estado y la Dirección de Servicios Periciales, obtuvo de la autoridad judicial las órdenes de aprehensión en contra de Noé Hernández Hernández de 21 años de edad y de los otros dos detenidos de 58 y 27 años respectivamente.

Los tres sujetos se encontraban arraigados en el hotel Kyoto de la zona del Parque Ecológico.

Según el boletín de la PGJ, la averiguación previa 97/2013/AEHOM indica que el 8 de noviembre los hoy detenidos se pusieron de acuerdo para robar en el departamento de Aldo Rodríguez Bailón quién se dedicaba al sexo servicio.

 La PGJ señala que en el lugar, ubicado en la calle 19 Norte, los tres detenidos entraron con engaños y una vez que sometieron a Aldo Rodríguez, lo lesionaron hasta privarlo de la vida.

Sin embargo, estas declaraciones admitidas por los detenidos fueron obtenidas a través de la tortura según señaló la madre de Noé Hernández.

Juana Hernández Hernández aseguró a diversos medios de comunicación que su hijo le susurró en el oído durante una visita que los ministeriales le hicieron descargas de corriente “en medio de las piernas” para que admita hechos en los que no participó.

Previo a la detención de Noé, su mamá los reportó como desaparecido.

Fue hasta el domingo 17 de noviembre que personal de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) del Estado de Puebla notificó a la familia que su hijo se encontraba en calidad de arraigado. Pasaron días para que Juana pudiera verlo, incluso llegó a manifestarse a las afueras del hotel para que le dejaran hablar con su hijo. Finalmente pudo conseguir un pase para saber cómo se encontraba Noé. Fue entonces que el muchacho pudo decirle al oído la tortura de la que era víctima.

Hoy por la mañana Noé, y los otros dos detenidos, fueron procesados para ingresar al penal de San Miguel en Puebla. Al respecto, ayer Adolfo López Badillo, titular de la Comisión de Derechos Humanos en el estado indicó que los hoy procesados serán evaluados mediante el Protocolo de Estambul para corroborar si en efecto fueron torturados de parte de los agentes ministeriales.

Valora este artículo
(0 votos)