22 de Junio del 2018

Estando solos llega la nostalgia

Por Mafer G. Garnica / /

interior cronicaface

Estar lejos de todo y todos lo que quieres es difícil, pero más cuando necesitas una manita o manota con los hijos.

Por que verán ustedes estimados lectores, las madres aún con todo y todo nos cansamos o necesitamos un break, de cierto les digo de nueva cuenta ¡hay veces que ni al baño podemos ir en paz!

Ahora que estoy lejos de la familia, nos hemos unido más, algunas cosas han cambiado definitivamente, pero ¡ah! ni pensar ir a un date de pareja, una fiesta sin niños! NADA! Ahora si más mueganitos que nunca.

Pero no sólo para dejar un rato a las bendiciones encargadas extrañamos a la familia, estando cerca pocas lo hacíamos. Hay días en los que uno necesitaría escuchar un consejo honesto, un apapacho, un café con la amiga, y ya sé, hay mucha tecnología, pero no es lo mimo ¡no sabe igual!

Estar lejos es positivo, pues depende todo absolutamente de ti, haces las cosas a tu manera sin regaños, pero llegan días en los que la nostalgia gana y terminas medio llorando o quisieras correr a contarle algo a tu mejor amiga y solo por WhatsApp lo haces, o algo está pasando allá donde están todos y te gustaría poder hacer algo más y pues ¡nada, aquí aguantas!

Mientras tanto seguiremos tachando días para estar con ellos.

Mi Twitter @mafergarnica

Publicidad