19 de Julio del 2018

De mandatos y mandamientos: responsabilidad social en mandatarios

Por Luz Marina Manzano Gómez / /

gritos esperanza

Se necesita mucho amor para mandar…

Recordemos lo que explica la Real academia Española que es la palabra “mandatario” …

Un mandatario es… una “persona que ocupa por elección un cargo muy relevante en la gobernación y representación del Estado”.

Por lo cual, ocupar un cargo de gobernación y representación del Estado en función de obedecer la elección de un pueblo, en teoría, debería ser obedecer la voz de Dios en él, puesto que, un mandatario tiene objetivos muy distintos a los de un empresario o un dueño de hacienda.

Para mandar hay que saber amar porque las directrices son para objetivos comunes mayores que implican toda una comunidad, sociedad o país…

Sus finanzas, sus necesidades a cubrir en cuanto a salud, alimento, obra pública, transporte, cultura y en general, recreación… es demasiado PODER para unas cuantas manos, para unas pocas personas mandando… de allí la importancia de la rendición de cuentas y la contraloría social… Y en teoría, recordemos que los parlamentos estarían para balancear tanto poder en manos de esos mandatarios, ellos, también deberían tener una conciencia superior en cuanto a amar a sus ciudadanos para poder dar voz de alarma cuando sea necesario…

No son trabajos para cualquier ambicioso… Es así como muchos países han tenido de sus mandatarios resultados no deseados… Para ambicionar mandar se debe tener una conciencia MAYOR de RESPONSABILIDAD SOCIAL…

Si el otro me importa, mis decisiones ya nunca serán sólo en función de mí mismo, sino también del bienestar del otro, el otro se convierte en mi responsabilidad, y entonces, ser mandatario se convertiría en velar por el famoso bienestar común… para eso se supone que elegimos mandatarios… para eso se supone que debería llegar al poder aquél a quien le importe más la voz del pueblo… esa famosa “voz de Dios”…

Así debería ser… El que ame más, que se atreva a mandar… el que esté libre de “egoísmo” para poder mandar, que se lance a mandatario… Tal vez actualmente no habría nadie que se dignase a hacerlo…

Ojalá se tuviera mayor conciencia de la GRAN responsabilidad social que tienen en sus manos los mandatarios respecto a cada uno de los cientos de ciudadanos a los que se debe desde el momento de ser elegido… Que no se pierda la esperanza de ello.

Gracias por leerme.

El Hada de Guerra.

Publicidad