19 de Abril del 2021

Estado

Universidades de Bienestar en Puebla no cumplían criterios de elegibilidad y aun así les inyectaron 31 millones de pesos en 2019

- Diseño: Sam Navarrete

Las instituciones se ubican en Chiautzingo, Cuetzalan, Jopala y Zinacatepec, y el proyecto del gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene el objetivo de cubrir la carencia de universidades en esas demarcaciones.

Por Elena Domínguez/ @elena_domse /
Telegram

Pese a que los municipios de Puebla donde se establecieron las Universidades para el Bienestar “Benito Juárez García” no cumplían con los criterios de elegibilidad y no se dio seguimiento adecuado a la construcción de los planteles, el gobierno federal inyectó 31 millones 126 mil pesos para su edificación en 2019, según reveló la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Las universidades planteadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tienen el objetivo de cubrir comunidades sin acceso o acceso insuficiente a estudios universitarios, y los planteles se establecieron en los municipios de Chiautzingo, Cuetzalan, Jopala y Zinacatepec, cuyas carencias y deficiencias han sido evidenciadas.

La ASF asienta en su informe que, con excepción de la universidad de Jopala, el resto incumple con al menos un criterio de elegibilidad, y para la construcción de los cuatro planteles no hubo un seguimiento adecuado para detectar posibles deficiencias.

De acuerdo con el órgano de fiscalización, la universidad ubicada en Chiautzingo tuvo una inversión de 7 millones de pesos y cumplía con requerimientos como no contar con planteles de educación superior, tener demanda no atendida de egresados de bachillerato, la donación o comodato de un predio al menos por 30 años, así como los permisos municipales necesarios.

El criterio que no cumplía el plantel de Chiautzingo, era contar con un predio con una extensión de cinco a siete hectáreas para construir la escuela. Esta falta de un espacio digno para que los alumnos tomaran sus clases fue evidenciada por la organización Mexicanos Contra la Corrupción, que puso a esta institución con el mayor rezago, luego que iniciaran el ciclo escolar en aulas móviles.

VER: Chiautzingo tiene la peor Universidad del Bienestar en todo el país; proyecto de AMLO en completo rezago

La universidad de Zinacatepec fue la de mayor inversión en 2019, con 10 millones 126 mil pesos. Cumplía con los criterios de demanda del servicio por estudiantes de bachillerato, el predio para su establecimiento, así como los permisos de construcción; sin embargo, el órgano observó que ese municipio ya tenía instituciones de educación superior, por lo que no era un punto prioritario.

El 12 de febrero el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró la primera etapa de la universidad de Zinacatepec, que entre su oferta educativa contempla Medicina, no obstante, la obra inaugurada carece de laboratorio y algunas áreas se encuentran en obra negra.

VER: AMLO inauguró Universidad de Medicina “Benito Juárez” en Puebla con solo seis salones y ni un laboratorio

En el caso de la universidad de Cuetzalan, la ASF señaló que en 2019 esta tuvo una inversión de 7 millones de pesos y contaba con los criterios de demanda del servicio por estudiantes de bachillerato, el predio para su establecimiento, así como los permisos de construcción, sin embargo, el órgano observó que ese municipio ya contaba con instituciones de educación superior.

Mientras, para la ASF el único municipio donde se justificaba la instalación de la universidad con base en los criterios de elegibilidad era el de Jopala, ya que no contaba con servicios de educación superior, había demanda de estudiantes que los necesitaban, se tenía un predio de tres a siete hectáreas y los permisos correspondientes. En esta escuela también se inyectaron 7 millones de pesos en 2019.

IEE Puebla