Puebla, 29 de mayo del 2022

Estado

Familia de Martha Erika demandó a la empresa que fabricó el helicóptero que se desplomó 

Familia de Martha Erika demandó a la empresa que fabricó el helicóptero que se desplomó 
- Diseño: Sam Navarrete

En la demanda también está la familia del piloto y su asistente, y reclaman una  indemnización de hasta 30 millones de dólares

Por Jessica Zenteno /@Jessezenteno  /

La empresa fabricante y otras firmas relacionadas con la aeronave que se desplomó el 24 de diciembre de 2018, en campos de cultivo en el municipio de Coronango, recibieron una demanda por los familiares de los tripulantes fallecidos, la exgobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo, el copiloto Marco Antonio Tavera Romero y Héctor Baltazar Mendoza, quien era asistente del senador Rafael Moreno Valle. 

Los familiares de las víctimas exigen una indemnización de hasta 30 millones de dólares, pues acusan a las compañías de responsabilidad objetiva, negligencia e incumplimiento de garantías. 

De acuerdo con la revista Proceso, los juicios son en contra de las empresas Agusta Westland, Aero Technology y Honeywell Internacional, a las cuales responsabilizan del desplome aéreo que cobró la vida de cinco personas.

Fue el 21 de diciembre del 2020 cuando la madre de Alonso Hidalgo, quien ya falleció; Martha Julia Hidalgo Villafañe, la esposa del copiloto Tavera Romero; y la madre del asistente Baltazar Mendoza, iniciaron los juicios civiles ante el Tribunal de Distrito del Este de Pennsylvania contra la firma Agusta Westland Philadelphia Corporation, vendedora de la aeronave.

Se añadió también a la fabricante y exportadora Leonardo, S.p.A., y a la empresa que elaboró la Lista Maestra de Equipo Mínimo del Agusta A109S.

Mediante los juicios han reclamado daños compensatorios y punitivos por 255 mil dólares más intereses, agregando daños por demora, costos y honorarios de los abogados.

Respecto a los 30 millones de dólares, argumentan que es una indemnización con la cual se cubrirán los gastos funerarios, de abogados y de juicio. 

Es importante destacar que, en diciembre de 2021, se reveló que un perro de la Secretaría de Marina (Semar) detectó rastros de explosivos en la zona donde se desplomó la aeronave donde viajaban los Moreno Valle junto con tres personas más. 

Dicho indicio no fue estipulado en el informe, porque los altos mandos de la Semar los rechazaron al momento.