19 de Abril del 2021

Ricardo Forcelledo, un feminicida en potencia, ahora juega a ser la víctima

Por Edmundo Velázquez / /
Ricardo Forcelledo, un feminicida en potencia, ahora juega a ser la víctima
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

¿Recuerda a Ricardo Forcelledo?

El primo de Manuel Forcelledo, el feminicida de Karla López Albert.

Ese que fue exhibido por la diputada de la Ciudad de México, Alessandra Rojo de la Vega, quien reveló las condiciones en las que mantuvo sometida con amenazas de muerte a una de sus exnovias, una joven originaria de Tehuacán.

Ese que contaba con una denuncia por abuso sexual previa, abuso que perpetró en 2017.

Como recordarán, Ricardo Forcelledo se volvió famoso por ser el acosador de Instagram, un violento y experto en el manejo del machismo tóxico.

Otro feminicida en potencia.

Bueno, pues el joven Forcelledo apenas lleva siete meses en prisión y no puede más.

Ahora no es más el victimario. Ahora los papeles se intercambiaron.

El papel de víctima le ha salido de su ronco pecho, y ahora ya lo está ensayado.

Ha cambiado de estrategia ya que lo legal nomás no le favorece, y si no es por el proceso que tiene en 2017 se mantendrá en prisión por el proceso que se inició en 2020.

Ya intentó, en dos ocasiones, conseguir su libertad con la revisión de sus medidas cautelares. No lo ha logrado. El juez de control simplemente ha repuesto el proceso en su contra y seguirá en la cárcel.

Pero ahora ha comenzado a enviar mensajes a través de personeros vía redes sociales.

Ahora, justo que cumplió apenas siete meses en prisión, justo en este mes en que se conmemora la no violencia contra las mujeres, ha enviado a algunos mensajeros a buscar aliados en los medios de comunicación.

Así como lo leen.

Un contacto, vía Instagram, ofreció hace unas semanas la historia de cómo la pasaba mal dentro de prisión el pobre Ricardo Forcelledo.

Antes de cualquier publicación preferimos investigar a fondo. Y la situación de Forcelledo dentro del penal es la de cualquier otra persona privada de la libertad.

Los mensajes que nos enviaron a través de las redes sociales fueron tan falsos como que él se presuma ahora como un macho regenerado.

Claro, Ricardo, con un apellido rimbombante, proveniente de una familia acomodada, se encuentra recluido ahora en el penal de San Miguel de Puebla Capital, en donde no cuenta con privilegios, donde es otro interno más.

Feminicida en potencia ahora se hace la víctima, ¿usted le cree?

¿Pero a qué se deberá esta jugada?

¿Qué quiere hacer o qué quiere contar?

El problema sería caer en su juego y creer que ya en prisión aprendió su lección y no volverá a ser violento con una mujer más, que dejará de ser un feminicida en potencia.

¿Usted le creería a un violador “reformado”? 

¿A un macho en deconstrucción?

Al parecer seguirá retrasando que sea llevado a juicio con prácticas dilatorias.

Justo como lo hace su primo, Manuel Forcelledo, quien, por cierto, sigue sin sentencia en prisión.

Pero esa es otra historia y merece ser contada en otro momento.

IEE Puebla