Vida y Estilo

Prohibir bolsas de plástico no erradica el problema de contaminación: vendedores poblanos

- Foto: Especial

Rayas platicó con los comerciantes de la calle 8 Poniente, quienes compartieron su opinión con respecto a la reglamentación que prohíbe el uso de bolsas de un solo uso, coincidiendo en que esta transición traerá más problemas que beneficios al estado.

Por Carmen González/@carmenldn /

Los vendedores de bolsas de plástico, unicel y popotes que se ubican en la calle 8 Poniente, entre la 5 de Mayo y 6 Norte, ya empiezan a sufrir los estragos económicos que dejó la medida del Ayuntamiento de Puebla para prohibir dichos productos, pues no tienen las ventas que generaban hasta diciembre del 2019 y todos coinciden en que prohibir estos materiales desechables no solucionarán el problema de la contaminación.

A lo largo de la calle 8 Poniente, entre la 6 Norte y la 5 de Mayo, hay diversos negocios en los que se venden productos hechos de plástico: desde los tradicionales manteles, hule cristal, bolsas al mayoreo, recipientes de unicel, popotes y muchos más. RAYAS platicó con algunos de estos comerciantes y coincidieron en que sus negocios están en riesgo.

A tan sólo 15 días de haber iniciado el periodo de transición de productos desechables a los biodegradables, estos vendedores de bolsas de plástico al mayoreo y menudeo, han comenzado a notar cambios pequeños, pero importantes desde el primer día de este 2020, sobretodo en el tema económico.

Las opiniones en los negocios coinciden en un mismo punto: la contaminación del mundo no se erradica por dejar de lado el uso de plásticos, y el cambio para evitar su consumo tendrá consecuencias que afectarán a pequeños y medianos negocios, a los trabajadores y por supuesto, a los clientes.

PLADISUL

Don Rodolfo, encargado de la tienda de plásticos PLADISUL, comentó que la mayoría de sus clientes son comerciantes, personas que necesitan empacar productos y vender a granel. Para él, la eliminación de este material no solucionará el problema, y sólo provocará desempleo y el aumento en el costo de los productos, sobre todo los “eco friendly”.

Quiten lo que quiten, el plástico va a seguir existiendo toda la vida. Hasta ahorita la venta se ha mantenido, pero pronto van a llegar productos ecológicos que van a costar más y al cliente no le va a gustar. Incluso, hay quienes están más preocupados que contentos”.

Dijo que la industria del plástico es muy grande y da trabajo e ingresos a muchas personas, desde los que trabajan en las fábricas donde se elaboran dichos productos hasta los comerciantes como en su caso.

Esta industria es la fuente de empleo de muchos, no solo de quienes los hacen, también de quienes lo vendemos. Si quieren acabar con este problema deben ir a la cabeza, con las grandes industrias, ellos son los que más contaminan. Nosotros también cooperamos porque no tenemos educación ni una cultura de limpieza, todo lo tiramos en la calle, pero es nuestra responsabilidad como ciudadanos no hacerlo”.

Mundo de Plásticos

Tan sólo unos locales subiendo la 8 Poniente, se encuentra “Mundo de Plásticos” el negocio en el que trabaja Doña Margarita Ibarra. Ella al igual que Don Rodolfo, coincide en que el problema de las bolsas de plástico también debe ser enfocado a la educación de los mexicanos, porque la gente tira la basura en la calle y propone que el gobierno tome medidas al respecto.

Si quieren realmente cuidar el planeta, que multen a la gente que tira basura, que nos eduquen. Cuando las personas fuman dejan las colillas en el piso. Que nos enseñen cómo reciclar apropiadamente. Se habla de contaminación por las bolsas, pero compras jabón y te dan un envoltorio de plástico, el detergente te lo dan en botellas de plástico, entonces ¿De qué sirve?”.

También mencionó que el cambio a las bolsas “biodegradables” y de tela, tendrá un impacto en el bolsillo de los poblanos, además del problema de desempleo que podría darse en su negocio, así como el que sufren actualmente las personas de la tercera edad en los supermercados.

Antes las personas de la tercera edad trabajan en los supermercados y hoy se ven afectados, ya no reciben propinas y nadie los quiere emplear. Sí antes teníamos dos empleados aquí en la tienda, ahora tal vez tendremos que cambiar a sólo uno, ellos también necesita un trabajo, comer”.

Doña Margarita cree que también será difícil que los clientes se adapten a vivir sin una bolsa, sobre todo cuando se trate de hacer compras como productos lácteos, carnes frías y productos a granel, pues es difícil cargar con un tupper (o varios) todos los días.

“La gente que trabaja y que vive corriendo de un lado a otro, no puede andar cargando su tupper todo el tiempo cada vez que sale al mercado o al super. Actualmente en casa tenemos que trabajar hombre y mujer, y muy pocos se preocuparán por llevar todo lo necesario para hacer sus compras después del trabajo”.

Multiplásticos

Todavía se sigue vendiendo la bolsa, pero si antes se llevaban 6 kilos, ahora se llevan 2 kilos”, comentó Miguel Quiroz, encargado de la tienda Multiplásticos, quien resaltó la importancia de las bolsas para los clientes: “si no les das una, se molestan y no te compran el producto”.

Para Miguel, una de las mejores soluciones es el reciclaje y la separación de desechos, ya que su debido procesamiento puede traer resultados benéficos. Sin embargo, el gobierno federal y municipal deben hacer que estos cambios sean efectivos, prácticos y accesibles para los poblanos.

Luego dicen que reciclemos o que separemos orgánico e inorgánico, pero llega el de la basura y lo hecha todo en el mismo lugar, entonces no sirve de nada. Si no tiras las bolsas de basura donde se deben de tirar, pues claro que vas a contaminar. Si hacen multas para todo, mejor que multen a los que tiren la basura en la calle y que pongan botes para todo el plástico en la ciudad, al  final de cuentas, ese mismo plástico se lleva a las fábricas para ser procesado y poder utilizarse de nuevo, creando nuevas bolsas, sin dañar tanto”.

Añadió que aunque los comercios tienen hasta abril para regularizar su consumo de plásticos, popotes y unicel, Miguel Quiroz prevé que los problemas lleguen más adelante, ya que el gobierno del estado no les ha notificado lo que deben hacer y cómo empezar a regularizar sus ventas de plástico para tomar medidas preventivas al respecto.

Cabe mencionar que los empresarios poblanos del ramo del plástico e integrantes del Consejo de Organismos Empresariales (COE) en Puebla, presentarán un amparo colectivo contra la normativa que prohíbe el uso de bolsas de plástico, popotes y unicel.

VER: Empresarios de Puebla se ampararán contra la prohibición de bolsas de plástico

COMENTARIOS