Contagios
21,229
Sospechosos
4,616
Muertos
2,600

Vida y Estilo

Ana sobrevivió a la covid, pero no a la crisis económica; pide tu apoyo

-

La joven madre y su familia lograron librar la batalla contra la enfermedad. Sin embargo, ahora se enfrentan a la discriminación, a las pérdidas económicas y el rechazo

Por Carmen González/@carmenldn /
Telegram

Ana, una madre poblana de 35 años, es una de las personas que enfermó de covid-19 y afortunadamente logró sobrevivir. Sin embargo, ella y su familia ahora se enfrentan a la crisis económica generada por la falta de empleo y los múltiples gastos médicos que requirió para mejorar su salud.

La joven madre y su suegra enfermaron de coronavirus a finales del mes de junio, momento en que comenzaron a identificar todos los síntomas físicos relacionados.

Su esposo decidió llevarla con un médico en dos ocasiones: en la primera visita no identificaron nada inusual más que una fuerte infección de garganta y en la segunda, el diagnóstico de covid-19 resultó positivo.

“Me dolía intensamente la cabeza, tanto que hasta me hacía llorar. Tenía una tos insoportable, no podía respirar, me dolía el pecho, la espalda, me sentía débil, perdí el sentido del olfato y el gusto, tampoco escuchaba bien. Mi esposo me llevó al médico y me dijeron que no tenía nada, pero la segunda vez me confirmaron que tenía covid”, relató la mujer de 35 años a Rayas.

A partir del diagnóstico, el matrimonio decidió recibir el tratamiento en casa con asesoría telefónica de su médico, por temor a que su salud empeorara si la llevaba a un hospital y la hicieran convivir con pacientes en peor estado.

Además de tener que lidiar con la enfermedad y la falta de dinero, después de que su pareja perdiera su trabajo, Ana sufrió el rechazo, discriminación y malos tratos de su familia desde que se enteraron que estaba enferma.

“Sufrí el rechazo de mi familia cuando les dije que estaba enferma, me hicieron sentir muy mal. Las palabras lastiman y mucho y ninguno me quiso ayudar de ninguna manera”.

Afortunadamente su esposo la acompañó en todo momento mientras cumplía su cuarentena en casa, se hizo cargo de sus hijos -una niña de 5 años y un varón de 3 años-.

Procuró su salud para ayudarla en todas las maneras posibles y consiguió los recursos económicos para adquirir el tratamiento médico, situación que los dejó con una deuda de 7 mil 800 pesos que incluyen dos meses de renta.

“Las medicinas y el equipo de protección son bastante caros, en agosto hacemos dos meses que no pagamos la renta y mi esposo tuvo que pedir 4 mil 400 pesos para cubrir los gastos de mi tratamiento. Todos los días nos estresamos por esto, es muy desgastante”.

33 días después de haber librado este amargo episodio, Ana y su suegra gozan de buena salud, pero siguen resguardándose en sus respectivos hogares por temor a la posibilidad de que puedan contagiar a alguien más y al mismo tiempo, por miedo al rechazo que puedan recibir por parte de sus conocidos o vecinos.

Los gastos, el pago de servicios como luz y agua, así como otras deudas se siguen acumulando y la familia ya no sabe qué hacer. Es por ello que han pedido el apoyo de la comunidad de Puebla para poder sobrevivir durante la contingencia, conservar el departamento donde viven, así como alimentar y vestir a sus dos pequeños hijos.

Por cuestiones de seguridad y para cuidar de la integridad de Ana y su familia, tuvimos que cambiar su verdadero nombre, pero en caso de que quieras contribuir y apoyar a la familia con dinero, ropa para niña y niño, o donando una despensa, te pedimos te comuniques con el equipo de Periódico Central vía mensaje privado a través de redes sociales, donde te brindaremos los datos de contacto personales de la pareja.

También puedes realizar un depósito a la cuenta 5579 1002 6322 9211 del banco Santander. Recuerda que cualquier contribución será bien recibida.

“Si nos puedan apoyar se los agradeceremos mucho, estamos pasando por momentos muy difíciles y desgastante y la situación no parece mejorar”, mencionó Ana.

COMENTARIOS

Gobierno de Puebla

Gobierno de Puebla