Feminicidios

A Marcela Bustamante la esperaban en Veracruz; fue víctima de feminicidio en Puebla

-

La joven de 27 años era ama de casa y vivía con su pareja sentimental en Amozoc, la cual dijo que, antes de ser encontrada sin vida, tuvieron una discusión y Marcela se salió por la madrugada. 

Por Magarely Hernández / @magarelyhl

/ Ciudad de Puebla

“No perdíamos la esperanza de que regresara por sus propios medios. Pensamos que ella iba a regresar a Veracruz, que venía y por eso no sabíamos nada de ella. Viajamos a Tecamachalco y, primero, llegamos a la Fiscalía; ahí nos mostraron algunas fotos (del cuerpo encontrado en Palmar de Bravo) y desgraciadamente concordaban con mi hermana”.

VER: Marcela desapareció en Amozoc; su cuerpo fue encontrado hace días en Palmar de Bravo

Una semana de angustia, incertidumbre y, principalmente, esperanza, vivió la familia de Marcela Bustamante, una joven de 27 años que vivía en Amozoc, Puebla, con su pareja sentimental, pero desde el pasado 22 de junio perdió todo tipo de comunicación con sus seres queridos.

La esperanza para la familia Bustamante Ixtlahuaca terminó cuando decidieron buscar noticias policiacas en varios medios de comunicación de Puebla, encontrando que ese mismo lunes 22 de junio, una joven fue encontrada sin vida en Palmar de Bravo. La edad de la víctima y una chamarra que portaba, coincidían con características de Marcela.

Marcela es originaria de Maltrata, Veracruz, pero desde hace poco más de 5 años llegó a vivir a Puebla. Su familia sabía que habitaba un domicilio ubicado en el municipio de Amozoc junto con su pareja sentimental, Luis Gabriel N.

Marcela se dedicaba a labores del hogar. No tenía hijos, solo vivía con Gabriel.

El lunes 22 de junio su familia perdió todo tipo de comunicación con ella, así que, desde Veracruz, iniciaron una campaña en redes sociales para tratar de localizarla. No se trasladaron a Puebla inmediatamente, y tampoco presentaron la denuncia correspondiente porque, según declaró Vicente, su hermano, en entrevista telefónica con PÁGINA NEGRA, tenían la esperanza de Marcela iba de regreso a Veracruz.

Alguien que me ayude a encontrar a mi hermana. Fue vista ayer por la mañana en Amozoc, Puebla. No sabemos nada, se llama Marcera Bustamante Ixtlahuaca. Mide alrededor de 1.50 m de altura; piel morena, cabello largo y negro. Cualquier información la agradeceré infinitamente”, publicó su hermano en varios grupos de Facebook.

Ese mismo lunes, este medio de comunicación informó sobre el hallazgo del cuerpo de una mujer que presentaba heridas por arma blanca en un camino de terracería perteneciente al municipio de Palmar de Bravo. Hasta ese momento la víctima no estaba identificada, solo se sabía que tenía entre 25 y 30 años y vestía pantalón mezclilla de color azul, blusa azul turquesa, chamarra de color cobre.

Su muerte quedó registrada como el feminicidio número 60 ocurrido en el estado de Puebla.

VER: Feminicidio 60: Dejan el cuerpo de una mujer en un camino de Palmar de Bravo; fue apuñalada

Comienza la búsqueda de Marcela

Luego de varios días de no tener noticias de Marcela, su familia decidió emprender una búsqueda por su propia cuenta. Pensando lo peor, buscaron en medios de comunicación poblanos la llamada “nota roja” y ahí, encontraron los primeros indicios.

La edad y la chamarra que portaba la mujer, coincidían con la edad y una prenda de Marcela. Fue entonces, cuando decidieron viajar a Puebla.

Antes de arribar a territorio poblano, la familia Bustamante logró contactar a Luis Gabriel N, el hombre con el que vivía Marcela. Este sujeto les dijo que un día antes de la desaparición, es decir, el domingo 21 de junio, Marcela y él discutieron y, durante la madrugada, ya el lunes, Marcela se fue de su domicilio.

La última vez que tuvieron contacto con Luis Gabriel N les dijo que ya había acudido a hacer el reconocimiento del cuerpo de la mujer encontrada en Palmar de Bravo, pero como no era su familiar directo, no le pudieron dar información.

El viernes 26 de junio, la familia de Marcela llegó a Tecamachalco, porque les dijeron que el cuerpo fue trasladado a dicho municipio. Primero se trasladaron a la Fiscalía General del Estado de la región y ahí les mostraron las fotografías de la mujer hallada el lunes en el municipio antes mencionado.

Después de observar sus fotografías, la familia confirmó que se trataba de Marcela.

Posteriormente, los agentes les tomaron una declaración y fueron enviados a la Casa de Justicia, donde una doctora les daría el pase directo para entrar al Servicio Médico Forense. Ese mismo viernes, la familia veracruzana regresó con el cuerpo de Marcela.

Al domingo siguiente, el 28 de junio, la joven de 27 años fue sepultada.

"Fiscalía no nos ha resuelto nada”

Las autoridades de Puebla en ningún momento contactaron a la familia de Marcela. Fueron ellos mismos quienes buscaron en medios de comunicación notas que hablaran sobre el hallazgo de mujeres sin vida, quienes cotejaron las características de las víctimas y, cuando tuvieron el presentimiento de que una de ellas era Marcela, viajaron a Puebla.

Aunque el reporte inicial del hallazgo de la mujer sin vida en Palmar de Bravo señalaba que la víctima presentaba heridas producidas por arma blanca, Vicente corroboró a este medio que su hermana solo presentaba diversos golpes.

Aunque saben que la muerte de Marcela es investigada como un posible feminicidio, no cuentan con el número de carpeta de investigación. Tampoco saben si Luis Gabriel N, ya fue requerido para rendir su declaración.

Tampoco se explican porque si su hermana vivía en Amozoc y no era originaria de Puebla, apareció muerta en Palmar de Bravo.

Aunque pudieron darse cristiana sepultura a Marcela, están esperando a que el crimen sea resuelto.

Realmente la Fiscalía no nos ha resuelto nada. Estamos esperando qué va a seguir después de lo que pasó. La verdad sí queremos saber qué fue lo que le ocurrió a mi hermana”, finalizó Vicente en la entrevista.

COMENTARIOS

Gobierno de Puebla

Gobierno de Puebla