31 de Octubre del 2020
Contagios
37,483
Muertos
4,913

Deportes

Este es el protocolo de entrada y estancia en el Cuauhtémoc para el Puebla-León

- Foto: Víctor Garay

El plan incluye el aforo permitido al recinto deportivo, filtros de seguridad, sanitización, operativos de seguridad, venta de alimentos y bebidas, el acomodo de personas durante el desarrollo del partido, el uso de sanitarios y un código de conducta al aficionado que deberá respetarse

Por Carmen González / @carmenldn /
Telegram

Ante la apertura del estadio Cuauhtémoc en Puebla y el regreso de la afición para el encuentro de La Franja contra León el 23 de octubre, se ha creado un protocolo de acción para vigilar el acceso y estancia de los asistentes con el fin de prevenir los contagios por covid-19.

El plan incluye el aforo permitido al recinto deportivo, filtros de seguridad, sanitización, operativos de seguridad, venta de alimentos y bebidas, el acomodo de personas durante el desarrollo del partido, el uso de sanitarios y un código de conducta al aficionado que deberá respetarse.

El estadio cuenta con una capacidad para 46 mil 32 asistentes, de los cuales podrán acceder 30 o 50% del total, o sea 15 mil 598 y 23 mil 20 personas respectivamente.

Por cada dos butacas ocupadas existirán cuatro vacías, respetando la distancia a los costados al frente y detrás de los aficionados, que estarán debidamente señalizadas. El acomodo se realizará tres horas antes del partido y se delimitará con vallas algunas zonas del lugar para evitar el tránsito de personas.

Estará prohibido cambiar de lugar y en caso de no obedecer las reglas establecidas por la administración, los aficionados podrán recibir un llamado de atención o, en el peor de los casos, la expulsión del recinto.

En los accesos habrá personal de seguridad privada portando guantes, cubrebocas y caretas, tomando la temperatura, ofreciendo gel antibacterial a través de dispensadores con pedal y revisando a las personas, ya que no se podrá ingresar con cigarros, banderas, trapos, instrumentos musicales, cornetas, entre otros objetos.

A quien registre una temperatura corporal mayor a 37.7 se le negará el acceso y será canalizado a las áreas de atención médica especiales covid.

Antes de cada partido, las instalaciones serán debidamente desinfectadas, mientras que durante el partido habrá cuadrillas de personal enfocado a la desinfección de otros espacios.

Es obligatorio para la afición portar su cubrebocas en todo momento, durante su estancia en las tribunas y otras zonas del estadio. También deberán respetar las señaléticas que indican las medidas básicas de sanidad.

VER: ¡Por fin! Afición del Puebla regresará al Cuauhtémoc el 23 de octubre

Se instalarán dos áreas de atención médica especiales para posibles casos de covid-19, una estará al interior del estadio y otra al exterior en la zona sur.

Se distribuirán 180 elementos que realizarán operativos de seguridad en las ocho localidades, accesos, puertas interiores, estacionamientos, canchas, túnel y vestidores, para supervisar y orientar a los aficionados.

A esto se unirán 100 elementos de la Policía Municipal, 30 de la Policía Estatal, 20 del Departamento de Bomberos, 11 de Protección Civil, 12 paramédicos 122 de staff.

Para la venta de comida se exige a los proveedores seguir las medidas de sanidad e higiene para ingresar y preparar alimentos.

Con ello, se limitará la cantidad de vendedores y operadores de acuerdo al porcentaje de asistentes; deberán entregar una responsiva que indique avale un estado de salud óptimo.

La presentación de los alimentos deberá ofrecerse en empaques individuales sellados. La venta de alimentos en los stands está prohibida, con el fin de que los vendedores lleven los productos hasta el asiento de los aficionados.

Para ingresar a los sanitarios, personal de seguridad privada permitirá un número limitado de personas al interior, donde habrá dispensadores de gel antibacterial, así como agua y jabón.

Al finalizar el partido, se pedirá a los aficionados que la salida sea ordenada y por secciones, iniciando en la zona baja y luego las gradas.

También existe un código de conducta para los asistentes, que los obliga a cumplir con las indicaciones emitidas por el personal de seguridad del estadio con el fin de proveer las condiciones necesarias para todos.