19 de Julio del 2024

El riesgo de las “covidparty”

Por Fernando Cauich Silva / /

portada héroescapa

 

El coronavirus ha generado una crisis en diferentes ámbitos de la sociedad: desde la salud de los mexicanos, su economía, problemas emocionales y, por supuesto, ha propiciado comportamientos entre los jóvenes, lo que implican un riesgo para sus familias y toda la población.

Nuestros queridos y sabios jóvenes empezaron a organizar, así como acudir, a las conocidas fiestas denominadas “covidparty”, siendo una completa irresponsabilidad y al margen de las autoridades.

Esto se debe a que tanto jóvenes como adultos se niegan a creer que la enfermedad existe. En consecuencia, tampoco respetan las medidas de prevención como la sana distancia, el confinamiento social, el uso de cubrebocas y de gelantibacterial.

Gracias al ocio personal que provocó la pandemia, a causa de la suspensión de clases presenciales dentro de las escuelas de educación media y media superior, y al hecho de que antros, bares y lugares de entretenimiento permanezcan cerrados, las “covidparty” se planifican invitando a jóvenes a una casa particular por medio de redes sociales donde, para asistir, cobran una cuota de recuperación que incluye bebidas alcohólicas, mismas que son de dudosa procedencia, y sirven como pretexto para reunirse clandestinamente con el fin de divertirse.

Las fiestas covid han sido suspendidas por las autoridades competentes, y muchas de ellas son reportadas por los vecinos que cuidan de la salud de sus familiares y de ellos mismos, gracias a la información que se comparte en redes sociales en sus diversas plataformas.

Aprovecho para agradecer a la gente que nos hace del conocimiento de muchos de estos eventos, ya que pone en riesgo la salud de todos nosotros.

Pero ¿cuál es el riesgo de acudir a estas fiestas covid, mientras la pandemia alcanza su punto más alto, y el semáforo en el estado de Puebla se encuentra en rojo?

Pues bien, nuestro país tiene los primeros lugares en obesidad, diabetes e hipertensión, enfermedades crónicas que son las principales causas de muerte ante los contagios por covid-19. Estos jóvenes viven con familiares que cuentan con alguno de estos padecimientos; además de que la edad de los padres de familia de éstos, tíos, primos, abuelos etc, superan los 60 años.

En nuestro estado, la plataforma SIC que ocupa la Secretaría de Salud para el control de enfermedades crónicas registra al día de hoy 57 mil 40 diabéticos; 53 mil 555 personas con hipertensión; 29 mil 13 con obesidad, y 19 mil 498 con dislipidemia.

Y no solo eso, cuántos niños y adultos con cáncer, leucemia, lupus, VIH sida entre otras muchas enfermedades que deprimen el sistema inmune, y que son el blanco vulnerable ante este virus, amenazados por un arma letal como estas “COVID- partys”.

El hecho de acudir a una fiesta covid por parte de estos jóvenes no sólo pone en riesgo a su propia familia, sino que pone en riesgo a cualquier persona que esté cerca de la vida cotidiana de cada uno de ellos. Desde el transporte público que ocupan para llegar a la fiesta hasta el contacto público que tengan en su camino.

El riesgo es que cada fiesta covid la podemos quintuplicar tomando en cuenta el número de integrantes de la familia de cada uno de ellos, mismo que puedo ejemplificar con lo siguiente: si en cada fiesta covid tenemos 100 jóvenes irresponsables, tendríamos cerca de 500 contagiados por fiesta covid que necesitarían y solicitarían atención médica gratuita, insumos médicos, infraestructura hospitalaria y ventiladores, siendo estos últimos indispensables para preservar la vida de aquellos contagiados que ante la falta de oxigenación que provoca el virus, son de vital importancia para preservar su vida.

El hecho de tener una conducta negligente hacia nuestra sociedad implica saturar nuestros hospitales públicos y privados, y a su vez, permanecer en semáforo rojo, lo que trae como consecuencia que los establecimientos con actividades no esenciales permanezcan cerrados y las pérdidas de empleos continúen incrementando.

Este daño a la economía del Estado, aunado al gasto del erario que se requiere para la atención de nuevos contagios, que al día de hoy son alrededor de 300 casos nuevos confirmados por nuestro laboratorio estatal de la Secretaría de Salud, es la excusa más grande que debería de existir para que entre todos como sociedad nos cuidemos y sigamos con las recomendaciones establecidas.

Estamos con el compromiso de cuidar a los poblanos, pero necesitamos de su ayuda para poder tener una mejor intervención por parte de los servicios de salud del estado de Puebla.

  

Puebla GOb

Puebla GOb