19 de Febrero del 2019

Vida y Estilo

Ariana Grande es la estrella pop de esta generación, en sus propios términos

- Foto: Especial

A pesar de todo, ha controlado su narrativa y ha creado su mejor trabajo en años.

Por Noisey /

La escena del crimen es una tienda de donas en el sur de California, donde el glaseado es pegajoso y la repostería candente. Ariana Grande-Butera, que en ese entonces aún era solo una chica normal de 23 años, hace lo que haría cualquier persona joven y despreocupada. Toca una dona con la punta de la lengua sin la intención de comprarla. Un poco asqueroso, pero no tan malo. Todos hemos metido nuestras manos en un frasco de galletas, o hemos bebido jugo directamente del cartón.

En nombre del periodismo contemporáneo, debemos recordar otros detalles del incidente. Como que se trató de un desafío, en el que participó Grande y su entonces novio Ricky Alvarez, quien también tocó una de las donas de Wolfee Donuts con la lengua. Entonces —cuando un empleado de la tienda regresó con una bandeja de piezas enormes de repostería— Ariana habló con sinceridad. "Odio a los estadounidenses y odio a Estados Unidos", dijo, quizá en respuesta a las ostentosas montañas azucaradas que había llevado el empleado. Claro, como resultado, le retiraron la invitación a la Casa Blanca (supongo que ser admirador de Estados Unidos es una de las muchas cláusulas de entrada), pero eso no importa: lamer esa dona se convirtió en un punto de inflexión en su carrera.

Recientemente, la artista lanzó "7 rings", el tercer single desde su álbum más exitoso hasta la fecha, el delirantemente adictivo sweetener de 2018. Como "thank u, next" e "Imagine", la canción pertenece a una serie de lanzamientos que han cimentado la posición de Ariana como la reina del pop de la Generación Z. Sin embargo, hablaré sobre sobre eso más adelante. Primero, de regreso a las donas. Porque a pesar de la reacción de los medios de comunicación, ese momento la hizo más accesible a la gente (díganme que nunca se han robado muestras gratis, por ejemplo). Y segundo, en vista de que la persona que lamió la dona era Ariana Grande, la estrella del pop, nos presentó a Ariana Grande-Butera, la humana, que quizá en otra vida podría ser tu mejor amiga o alguien que conoces. Ariana la humana, por ejemplo, sabe tocar el corno francés, hizo canciones en GarageBand cuando era niña y adora a Imogen Heap (solo fíjense en su track estilo cover, “goodnight n go”)

Desde que lamió la dona, parece como si Ariana se hubiera vuelto más cómoda en su extravagante y extraña personalidad. Poco después, la artista hizo referencia al incidente en Saturday Night Live. Un año después, habló con Billboard para un reportaje en 2016. Fue una buena medida, porque de manera crucial, subió de nivel y —con su participación en SNL— comenzó a ser dueña de su propia narrativa. Aunque inicialmente generó una base de fans como una estrella de Nickelodeon, y luego con Yours Truly de 2013 y My Everything de 2014 —especialmente con los sencillos "Love Me Harder" y el exitoso "Problem" con Iggy Azalea— su nuevo álbum fue diferente. Para Dangerous Woman, de 2016, adoptó un álter ego con orejas de conejo y látex. En el artículo publicado en Billboard, Ariana aclaró: "Cada vez que dudo de mí misma o cuestiono mi propio instinto, que sé que es correcto —porque otras personas me dicen otras cosas— yo pienso: '¿Qué haría esa perra mala de Super Bunny?' Me ayuda a tomar las decisiones".

Hoy en día, Ariana es dueña de su imagen más que nunca. Ella es Ariana Grande-Butera: prosperando, creciendo, ganando. Es lo que vimos con "thank u, next", su primer sencillo desde su último álbum. Teniendo en cuenta todo lo que ha sucedido —pueden leer las secciones de chismes para eso— hubo muchos comentarios antes de su lanzamiento. ¿De qué trataría su próxima pieza musical? ¿Abordaría el fallecimiento de un exnovio, la ruptura con otro, y, de ser así, cómo? Si quitamos el contexto es una canción pop muy buena. ¿Pero si añadimos lo demás, las partes conflictivas? Oh dios. Fue una pieza oportuna, con una composición experta. Al escucharla, no podemos evitar sentir alegría, como si intentáramos animar a un amigo frente a la adversidad.

Pero Ariana no solo está demostrando que es ruda, también controla su predicamento actual: 'tuvo suerte en el amor, ahora no la tiene', con el lanzamiento de algunas de las mejores canciones pop de esta época. Al igual que "thank u, next", "7 rings" se encuentra entre sus mejores trabajos. Y da la casualidad que estas dos canciones son muy personales. Según cuenta la historia, la nueva canción está basada en un viaje de compras que Ariana realizó, después de devolverle su anillo de compromiso a Pete Davidson, con algunas amigas. Tal y como se lo contó a Billboard en su entrevista por la Mujer del Año: “Mis amigas y yo fuimos juntas a Tiffany's, porque necesitábamos un poco de terapia de compras. Cuando estás esperando en Tiffany's, te dan mucho champán. Nos pusimos un poco ebrias, así que compramos siete anillos de compromiso, y cuando regresé al estudio, les di un anillo de amistad a todas. Es por eso que tenemos este anillo y de donde provino la idea de la canción".

Si bien el track es una narración (un tanto embellecida) de un evento personal, también es el acto máximo de presunción. Un himno para las perras ricas. Una canción para cualquiera que posea una tarjeta de crédito negra (o que use la de su papá). Pero a pesar del tono capitalista de la letra, hay un poder personal en el track; donde el dinero no es un imperativo, incluso si es como se lee en la superficie. Básicamente, como dijo Ariana en Twitter, "7 rings" es un "himno a la amistad. Cómo quieren que te sientas tus amigos. Es la evolución de la energía de 'thank u next' mientras doy la bienvenida a un nuevo capítulo". Es, verdaderamente, una manera de realizar cuidados personales en su forma más lujosa, incluso si lo más cerca que puedes llegar a eso es vivir indirectamente a través de la canción, que, de muchas maneras, es de lo que trata la mejor música pop: una forma de transportarte, de sentirte como Prince en su mejor momento, Adele en su momento más desgarrador, Gaga en medio de un club sudoroso.

La apertura que conlleva su nuevo capítulo se extiende más allá de la música de Ariana, y en todo lo demás también. Durante su discurso de aceptación para el premio a la Mujer del Año de Billboard, reconoció que el año pasado había sido el mejor y el peor de su vida y que, aunque en apariencia parezca estar en control, sigue sin estarlo del todo. Verla hablar fue a la vez molesto y alegre, ya que parecía igualmente dolida y feliz. Pero, quizás más aún, se sintió empoderador. "No digo esto por lástima", dijo. "Quiero decir que si eres alguien que no tiene idea de lo que está haciendo, no estás solo en eso". Y aunque las palabras a veces no significan nada, en el caso de Ariana, con el telón de fondo de sus experiencias, aterrizaron con precisión. Ella es inspiradora, como deberían ser las estrellas pop influyentes.

Mientras tanto, Ariana está utilizando sus redes sociales como un lugar para ser accesible y cercana a sus fans. Me recuerda a Rihanna, quien, antes de publicar una avalancha de productos Fenty, publicaba fotos de sus vacaciones en Facebook, o tuiteaba cosas como "JÓDETE SATÁN!" ¡¡Vete a la mierda"!! Y aun así, aunque promueva productos de Fenty, puede ser divertida, como puede verse en los bloopers que publica. Esencialmente, Rihanna sentó las bases para un tipo diferente de estrella pop: una no tan fuera de alcance como Beyonce, sino alguien cercano, como un viejo amigo con el que salías en sexto de primaria o una persona genial que conociste en un club que tiene un gran sentido del humor. Ariana sigue la plantilla de Rihanna hasta cierto punto, compartiendo información a cuentagotas, permitiendo que los fans se acerquen lo suficiente como para sentirse incluidos. Pero, como The 1975 —posiblemente las otras grandes estrellas pop de la Generación Z—, lo hace con el lenguaje de internet, ya sea que escriba cada canción en minúsculas en sweetener, o citando tuits de los fans en un idioma que combina texto y emojis.

Por supuesto, "7 rings" no está exenta de problemas. Ariana ha sido criticada por apropiación cultural, particularmente alrededor del lenguaje sobre el cabello negro y las extensiones. Luego está el video, repleto de tropos del rap. Soulja Boy, Big Sean y Princess Nokia son tres artistas que han expresado disgusto. Pero, si bien es importante esta discusión, dejémosla para otra ocasión, o al menos otro ensayo que contenga miles de palabras. Dejando de lado los problemas que tengan sus contemporáneos, lo que Ariana hace con la canción es innegablemente suyo. Es una historia real, para empezar. Más importante aún, es una mujer que controla por completo su narrativa. Es posible que el incidente con la dona nos haya presentado a Ariana Grande-Butera, lamedora de donas y fan de las historias de fantasmas. Con estas nuevas canciones, estamos atestiguando el ascenso de Ariana Grande-Butera, la estrella suprema del pop de esta generación.

Noisey

COMENTARIOS

Publicidad