Vida y Estilo

EN VIVO: Así se vivió el primer día del servicio de RUTA exclusivo para mujeres en Puebla

- Foto: Agencia Enfoque / Carmen González

Después del banderazo de salida por parte de las autoridades, revista RAYAS se unió al recorrido con las mujeres que abordaron la unidad.

Por Carmen González/@carmenldn /

A partir de este 11 de junio, las poblanas vivirán una nueva manera de viajar en la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

Como parte de las acciones implementadas por el Gobierno del Estado de Puebla para reforzar la seguridad de las mujeres que viven en la capital, se dio por inaugurado el servicio de uso exclusivo para mujeres en la línea 1 de RUTA, en el paradero ubicado en Tlaxcalancingo.

“La RUTA es vivir sin violencia” es la primer medida que se ha implementado después de que se activara la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por parte del gobierno federal para 50 municipios del estado, incluyendo la capital, con el objetivo de que se sientan más seguras en horas pico, que es cuando más personas abordan las unidades.

VER: Este día inicia el servicio exclusivo para mujeres en unidades de RUTA y aquí te contamos todos los detalles

info detallesruta

Revistas RAYAS realizó un recorrido de aproximadamente 15 minutos junto con las usuarias de este transporte en su nueva modalidad, la cual utilizan diariamente para desplazarse a sus hogares y centros de trabajo y cuyos trayectos se han vuelto difíciles debido al acoso e intimidaciones que sufren por parte de los hombres.

Miramientos, “arrimones”, roces e incluso masturbación pública son algunas de las malas experiencias que han vivido gran parte de las mujeres que se desplazan en los diferentes autobuses y rutas del municipio.

Todas las personas que nos brindaron su opinión al respecto, aseguraron haber pasado por una situación incómoda debido al comportamiento irrespetuoso o lascivo de algunos hombres.

Varias de ellas dijeron sentir temor al respecto y no supieron cómo reaccionar ante la situación, evitando confrontaciones o denuncias, ya que consideran que muchas veces las autoridades no son capaces de resolver este tipo de casos.

Mariana de 31 años comenta que es una buena idea, además de que se sentirá más segura viajando entre mujeres.

“Yo uso a diario este transporte y te encuentras muchos hombres mal educados que te ven o se te pegan mucho, lo que también resulta incómodo si viajas con tus hijos en horas pico y no hay espacio ni para ti ni para ellos, entonces yo lo veo bien”.

Cristina viaja en transporte público todos los días para ir a trabajar y aunque nunca ha tenido un incidente en el metrobús, dijo que sí ha tenido que aguantar el hostigamiento de algunos hombres en otros autobuses.

“La verdad está muy bien esta idea, porque viajando entre mujeres te sientes más segura, más cómoda, además somos más educadas entre nosotras y entendemos más lo que se siente viajar y aguantar los arrimones de los hombres. Aquí (RUTA) no me ha tocado pero sí en otros autobuses y es muy incómodo, al grado de que te tienes que bajar en otro paradero que no es el tuyo”.

Al cuestionarle si cree que la situación de violencia contra las mujeres cambiará después de esto, Cristina respondió:

“No creo que las cosas mejoren para nosotras, pero si es un granito de arena para mejorar las condiciones de trato y respeto hacia nosotras en el bus”.

Doña Adela no es tan mayor y nos contó que ella mejor que nadie sabe lo que se siente que te traten como un “objeto”; aunque tampoco espera que las cosas cambien de un día para otro, le gustaría ver que sus hijos y en especial su hija, sea capaz de usar el transporte público sin tener miedo de que algo le pase.

“A mí me ha pasado varias veces y espero que esto nos ayude a pensar mejor las cosas. Yo quiero que mi familia y yo nos podamos mover de un lado a otro sin tener que pensar que algo les va a pasar, tengo tres hijos y una de ellas es señorita y a veces me preocupo".

Para Doña Adela, este plan no dará resultado si entre ciudadanos no nos cuidamos, ya que debemos saber actuar cuando una persona está agrediendo sexualmente a otra.

“Ya me ha pasado una situación vergonzosa en la que un hombre me iba molestando y cuando lo señalé frente a todos, nadie me apoyó y eso te pone a pensar, que no somos solidarios entre nosotros. Debemos ser más entrones y no quedarnos callados, ni ahí ni con los policías o las autoridades”.

COMENTARIOS

 

Informe

Selene Rios

Neoderma Clinica