05 de Diciembre del 2021

Política

El gobierno del estado incrementará en 15% los ingresos propios para 2020

- Agencia Enfoque

Las modificaciones fueron aprobadas por los diputados del Congreso del Estado, desde el pasado 13 de diciembre.

Por La Jornada /

Los cambios que aprobó el Congreso de Puebla en materia hacendaria y fiscal para 2020 pretenden aumentar la recaudación de ingresos propios en 15 por ciento el año próximo, con el propósito de obtener 8 mil 561.6 millones de pesos, es decir, mil 115 millones de pesos más que en 2019.

Las modificaciones las propuso el gobierno del estado y los motivos de las mismas los expuso en la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal 2020, aprobada por los diputados el 13 de diciembre, donde arguyó que el nivel recaudatorio de la entidad federativa se ubica por debajo de la media nacional, según cifras del Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

De acuerdo con las estadísticas del Imco, los ingresos propios de Puebla representan 8.1 por ciento del presupuesto total, lo que quiere decir que el 91.9 por ciento restante corresponde a recursos federales.

En la Ley de Ingresos 2020 se determinó aumentar la tasa del Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (ISERTP) de 2.5 a 3 por ciento.

También estableció la aplicación de tres impuestos: Sobre Servicios de Hospedaje, Sobre Loterías, Rifas, Sorteos y Concursos y Sobre la Realización de Juegos con Apuestas y Sorteos, el primero con una tasa de 3 por ciento y los dos últimos de 6 por ciento.

Por concepto de impuestos, el gobierno del estado pretende obtener 5 mil 593.7 millones de pesos en 2020, es decir, 706.3 millones de pesos más que este año, lo que representaría un incremento de 14.5 por ciento.

Los derechos, que son los ingresos que el gobierno estatal obtiene como contraprestación a un servicio público, significarán ingresos por 2 mil 615.5 millones de pesos, 18 por ciento más que los 2 mil 202.1 millones de pesos que se proyectaron en 2019.

Para determinar el monto de las cuotas y tarifas, la administración estatal fijó su actualización con una tasa de 3.5 por ciento, “que resulta inferior a la inflación observada en la ciudad de Puebla al mes de octubre, la cual se ubicó en 4.2 por ciento”.

En el mismo documento se precisa que el resultado de la actualización de derechos se ajustará al múltiplo de 5 pesos inmediato superior, “con el propósito de facilitar las transacciones”, y para no afectar a los usuarios de los servicios cuyas cuotas vigentes durante 2019 fueron inferiores a 60 pesos, estas se ajustan únicamente al múltiplo de un peso.

El gobierno del estado estima una reducción de ingresos por concepto de productos y aprovechamientos. En el caso del primero de 83.6 millones de pesos, ya que pasará de 41.8 a 41.7 millones de pesos; y de 4.5 millones de pesos, en el caso del segundo, pues en 2019 se proyectaron ingresos por 315.2 millones y para el próximo año se prevé un monto de 310.6 millones de pesos.

El Imco, en su publicación del Índice de Competitividad Estatal 2018, dio a conocer que los ingresos propios de las entidades federativas sólo representaron el 9.3 por ciento de sus ingresos totales para 2016, periodo en el que Puebla ocupó el lugar 16 con un indicador de 8.1 por ciento.

Ante ese escenario, la Secretaría de Planeación y Finanzas aseguró que los cambios propuestos en la iniciativa de Ley de Ingresos fortalecerán “las finanzas públicas del estado (…) mediante la consolidación de la recaudación de los ingresos públicos”.

Además, anunció que generará actos de fiscalización de manera continua para que se “incremente la percepción de riesgo en los contribuyentes” y se reforzarán las acciones de vigilancia de obligaciones.

La Jornada / Mónica Camacho

COMENTARIOS