26 de Enero del 2022

Política

Ellos son los políticos poblanos que pasaron del cielo al infierno este 2019

-

Tras la muerte de Moreno Valle y Alonso Hidalgo, algunos políticos poblanos perdieron sus beneficios y ahora enfrentan denuncias por diversas causas

Por Jessica Zenteno / @Jessezenteno /

La vida de los personajes allegados a los panistas, Rafael Moreno Valle y Martha Erika Alonso Hidalgo, pasaron del cielo al infierno tras su muerte en un trágico accidente aéreo la tarde del 24 de diciembre de 2018. Unos perdieron los cargos que habían adquirido y otros acabaron sometidos a investigaciones por obtener de manera ilícita diversos beneficios durante el morenovallismo: propiedades, notarías y hasta títulos profesionales.

CENTRAL hizo un compilado de los personajes que perdieron todo y se quedaron en la orfandad, después de que la aeronave en la que viajaban los Moreno Valle se desplomó en unos campos de cultivo en Santa María Coronango, esto tan sólo 10 días después de que Alonso Hidalgo tomará protesta del cargo como gobernadora de Puebla.

El Partido Acción Nacional (PAN) fue en general, uno de los más afectados, ya que después de celebrar que por más de ocho años iban a gobernar la entidad, enfrentaron una elección extraordinaria, eligiendo como candidato a Enrique Cárdenas Sánchez, un perfil ciudadano que obtuvo 507 mil 492 votos que le dieron una enorme derrota, frente al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta que lo rebasó por 174 mil 753 sufragios.

Ese fue el inicio de las tragedias del PAN, ya que después perdieron a tres de sus siete legisladores y la bancada que los representaba en el Congreso del Estado, se redujo a cuatro diputados, convirtiéndose en parte de la chiquillada del Poder Legislativo en Puebla.

En tanto, entre los políticos que pasaron del cielo al infierno se encuentran: Fernando Rosales quien pudo ser titular de la SSP; David Rosas Armijo investigado por obtener un título apócrifo; Eukid Castañón principal operador del morenovallismo; Roberto Moya Clemente, sustituto de Moreno Valle en el Senado; Jesús Rodríguez Almeida, encargado de despacho; Gerardo Islas, investigado por desvió de recursos en su paso por la Sedesol y Marcelo García Almaguer el gran traidor de los Moreno Valle.

Los políticos que pasaron del cielo al infierno son:

Fernando Rosales Solís

Fernando Rosales Solís, quien con la llegada de Moreno Valle en 2011 al gobierno de Puebla, obtuvo una posición privilegiada en la todavía Procuraduría General de Justicia como titular de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), dependencia que después se convirtió en la Fiscalía de Investigación Especializada en Secuestros y Delitos de Alto Impacto con lo que el funcionario tuvo fuertes apariciones en medios de comunicación.

VER: PERFIL: Fernando Rosales, el hombre eficaz de la Fiscalía ahora se hará cargo de la SSP

A pesar de que se mantuvo en el agrado de sus superiores, no logró ser el suplente del fiscal Víctor Carrancá, no obstante, obtuvo una notaría pública, renunciando a la Fisdai el 12 de diciembre del 2018, para después ser nombrado secretario de Seguridad Pública de Alonso Hidalgo, cargo que no logró concretar tras la muerte de la gobernadora.

David Rosas Armijo

David Rosas Armijo, fue durante el morenovallismo director del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), fungió como titular de Ciudad Modelo, estuvo postulado como diputado plurinominal por el albiazul y era el personaje más cercano a Martha Erika Alonso Hidalgo, razón por la cual, creyó incluso ser el perfil indicado para ocupar la Secretaría General del PAN en Puebla.

Tras la muerte de Moreno Valle y de Martha Erika Alonso, quedó completamente fuera del grupo en el poder y del círculo morenovallista.

El 19 de julio de 2019, presentó su renuncia a la militancia con el PAN, al acusar que la dirigente del partido, Genoveva Huerta lo excluía. Actualmente, enfrenta una investigación por obtener bajo diversas irregularidades el título como Licenciado en Derecho.

VER: Gobierno de Puebla denuncia a 26 ex funcionarios por expedir títulos profesionales falsos para Giles, Rosas Armijo, Ruiz Esparza y Franco Rodríguez

Eukid Castañón

Eukid Castañón, quien fue el principal operador electoral del morenovallismo y por un tiempo su secretario General de Gobierno.  Lo acusaron de haber operador la elección de Martha Erika Alonso que la llevó a ganar en 2018, fue desterrado de la vida política, al ser denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Además de ser investigado también por uso indebido de documentos públicos, falsedad de declaraciones y asociación delictuosa, por operar, según informó el Gobierno de Puebla, con prestanombres una notaría pública que recibió, durante el sexenio de Moreno Valle.

VER: PERFILES: Estos son los funcionarios y operadores morenovallistas que usaron prestanombres para hacerse de una notaría en Puebla

Roberto Moya Clemente

El ex titular de la Secretaría de Finanzas estatal y ahora senador, Roberto Moya Clemente, a pesar de quedar como el sustituto de Rafael Moreno Valle en el senado de la república, ha sido un senador de bajo perfil y también es investigado por uso indebido de documentos públicos, falsedad de declaraciones y asociación delictuosa, al obtener una patente de notario, bajo diversas irregularidades.

Según publicó, el periodista Enrique Núñez en Intolerancia, también está bajo la lupa de la Unidad de Inteligencia Financiera y sus cuentas bancarias han sido congeladas, aunque aún no se ha dado a conocer información oficial al respecto.

Jesús Rodríguez Almeida

Quedó desterrado de Puebla tras la muerte de los políticos y a pesar de que figuraba como gobernador interino.

Fue sustituto de Facundo Rosas Rosas y llegó al gobierno de Moreno Valle en agosto del 2015 como secretario de Seguridad Pública, presumiendo ser experto en la disolución de manifestaciones mediante el uso de la fuerza pública. Además, asumió el control de la administración estatal como encargado de despacho, tras la muerte de la gobernadora.

Posteriormente, participó para obtener la gubernatura interina de Puebla, cargo que no obtuvo, tras la traición de diputado, Marcelo García Almaguer quien ordenó el voto a favor de Guillermo Pacheco Pulido, además de que quedó fuera de la terna por no haber presentado la carta que lo acreditaba como ciudadano poblano.

Gerardo Islas Maldonado

Gerardo Islas Maldonado, diputado del Congreso local, comenzó a obtener diversos beneficios cuando inició su desempeño en el sector público en la campaña electoral de Rafael Moreno Valle durante el 2010, en la coordinación de políticas públicas.

Posteriormente, se convirtió en el líder estatal de Nueva Alianza coaligándose con el PAN para impulsar la candidatura de Antonio Gali a la alcaldía en 2013 y la gubernatura en 2016.

Luego fue nombrado secretario de Desarrollo Social en la recta final de Moreno Valle y mantuvo su cargo durante la gestión de Antonio Gali Fayad, hasta antes de competir como diputado local arropado por los mismos partidos que respaldaron a Martha Erika Alonso.

Sin embargo, terminó perdiendo la dirigencia del Panal y pese al apoyo que le otorgó a Miguel Barbosa, el mandatario reveló que existe una carpeta de investigación contra el ex secretario de Desarrollo Social, debido al supuesto desvío de recursos estatales y federales para la remodelación de inmuebles afectados por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

VER: Gobierno de Puebla investiga a Gerardo Islas por el manejo de recursos para la reconstrucción por el sismo del 19-S

Además de que la administración estatal, inició una investigación en contra de su padre, José Gerardo Islas y Hernández, al estar entre los beneficiados con la entrega de un título en Periodismo apócrifo por parte del Instituto de Educación Digital del Estado de Puebla (IEDEP).

Marcelo García Almaguer

Diputado local sin partido, comenzó su carrera política siendo director de Comunicación Social de la Secretaría de Finanzas y Desarrollo Social, encabezó Puebla Comunicaciones y fue secretario de Comunicación del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, además de Delegado del CEN para Puebla.

Después de probar la gloria al ser el consentido del morenovallismo  y codearse con altos mandos locales y nacionales, terminó perdiendo la dirigencia de la bancada del albiazul en el Poder Legislativo y se quedó en la orfandad, convirtiéndose en diputado sin partido y sin cuadros a destacar.

Lo anterior, al ser el gran traidor de los Moreno Valle y apoyar a Guillermo Pacheco Pulido para que obtuviera la gubernatura interina.

COMENTARIOS