26 de Enero del 2022

Política

Morena en Puebla, un año en el poder lleno de escándalos

- Foto: Especial

La lucha por la candidatura a la gubernatura del estado marcó un antes y un después en el movimiento obradorista en Puebla: pues el grupo de Miguel Barbosa chocó con el de Alejandro Armenta y las bases de Morena, lo que puso en riesgo su triunfo en los comicios extraordinarios.

Por Osvaldo Valencia / @Osva_Valencia /

El 2019 representó el primer año de Puebla gobernador en su capital, el Congreso y la gubernatura del estado por un partido de izquierda: el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)

Sin embargo, el primer año en el gobierno para el morenismo estuvo lleno de pugnas tanto al interior del partido como en la bancada del Congreso del Estado que marcaron rupturas entre distintos grupos políticos.

La lucha por la candidatura a la gubernatura del estado marcó un antes y un después en el movimiento obradorista en Puebla: pues el grupo de Miguel Barbosa chocó con el de Alejandro Armenta y las bases de Morena, lo que puso en riesgo su triunfo en los comicios extraordinarios.

Una vez con la gubernatura asegurada, el grupo del gobernador, liderado por Gabriel Biestro en el Congreso local, marcó distancia con sus opositores dentro del partido, resultando afectados Claudia Rivera Vivanco, José Juan Espinosa Torres, Héctor Alonso Granados, y hasta Fernando Manzanilla Prieto.

El conflicto interno en Morena por el poder fracturó al partido al punto en el que no se logró la renovación del partido en lo local y se disminuyó el grupo legislativo en el Congreso local.

El último mensaje que mandó el mandatario estatal a sus adversarios dentro del partido fue la detención del alcalde de Tehuacán, Felipe Patjane Martínez, acusado por desvío de recursos y uso indebido de facultades y atribuciones en prejuicio del municipio, indicando que al Poder Ejecutivo no le temblará la mano para actuar contra la corrupción, incluso si fueran ediles de su partido.

La candidatura por la gubernatura, la pugna entre Barbosa y Armenta que inició la separación en Morena

Tras la elección a gobernador de 2018, en donde el morenovallismo resultó ganador, el grupo de Morena y Juntos Haremos Historia, aparentaba ir unido para ser la oposición al gobierno de Martha Erika Alonso, pero el accidente aéreo del 24 de diciembre de 2018 cambió por completo el panorama político en Puebla.

La convocatoria al proceso de elección extraordinaria para la gubernatura de 2019 revivió las aspiraciones de tres personajes convertidos al morenismo en los últimos dos años: Miguel Barbosa Huerta, Alejandro Armenta Mier y Nancy De la Sierra Arámburo.

Las intenciones de estos tres personajes dividió en dos grandes bandos al partido: los barbosistas integrados por Gabriel Biestro, Nora Merino, Leonor Vargas y compañía; mientras que en el bando de Armenta se agruparon Claudia Rivera Vivanco, Mario Bracamonte González, José Juan Espinosa, Héctor Alonso Granados, entre otros que se resistieron a apoyar de lleno a Miguel Barbosa durante el proceso post-electoral.

La contienda por hacerse de la candidatura de la coalición Morena-PT-PVEM agarró tintes personales cuando se filtraron audios y videos de la conspiración de Alejandro Armenta con personajes que promovieron campañas negras en contra de Barbosa en 2018, en donde se planeaba, incluso, un atentado a su salud para impedir que llegara a la boleta.

VER: #AudioEscándaloArmenta El exaspirante de Morena dice que “Barbosa se va a morir”, involucra a Monreal y promete ayudar a Eukid (todos los audios)

El respaldo del Comité Ejecutivo Nacional para el ex senador fue suficiente para que Miguel Barbosa se quedara con la candidatura y frenara la guerra interna que atravesaba Morena.

Con la victoria de Miguel Barbosa sobre Enrique Cárdenas y Alberto Jiménez Merino, en el Congreso del Estado comenzaron con la purga de traidores al barbosismo, empezando con los diputados locales que no respaldaron en la campaña electoral.

Los primeros en caer fueron José Juan Espinosa y Héctor Alonso Granados, quienes en dos movimientos quedaron desterrados de la Cuarta Transformación de Puebla.

En una sesión del Pleno, los diputados de todas las fuerzas políticas, se aprobó una propuesta para remover de la presidencia y vicepresidencia de la Mesa Directiva del Congreso local al petista y el morenista.

Tras quitarlos de este órgano de gobierno del Poder Legislativo, la Junta de Gobierno y Coordinación Política aprobó la remoción de ambos personajes de las comisiones que ocupaban, en las que se encuentran la de Gobernación, Seguridad, e Inspectora de la Auditoría.

VER: Por unanimidad, Congreso de Puebla destituye a José Juan y a Héctor Alonso de la Mesa Directiva por misóginos

Lucha entre Barbosismo, Claudia Rivera y bases de Morena impiden la renovación del partido en el estado

Con los barbosistas enquistados en el Poder Ejecutivo y Legislativo del Estado, Morena se enfiló al proceso de renovación del partido para encarar el proceso electoral del 2020-2021.

A finales de octubre, los grupos de Miguel Barbosa, Claudia Rivera, Alejandro Armenta, Mario Bracamonte y Abraham Quiróz se prepararon para las asambleas distritales en las que se harían de espacios para el Consejo Estatal en donde tomarían la decisión de la renovación del Comité Ejecutivo Estatal.

La tarde del 20 de octubre, los conatos de bronca, presencia de grupos armados, retrasos en el arranque de las asambleas, y cancelación de seis reuniones distritales marcó la jornada de elección de consejeros estatales en Puebla.

De los 150 espacios para el Consejo Estatal solo se seleccionaron 90, de los cuales 60 fueron para gente afín a Eric Cotoñeto, operador político del gobernador Miguel Barbosa; el resto de las posiciones fueron para personas afines a Claudia Rivera, Karina Pérez Popoca y Alejandro Armenta.

VER: Entre conatos de violencia, grupos armados e irregularidades en el padrón, Morena elige a 90 consejeros en Puebla; se cancelaron seis asambleas

Los inconformes como Mario Bracamontes, Alejandro Carvajal, Abraham Quiróz, Edgar Garmendia De los Santos conformaron un bloque opositor a Gabriel Biestro, Eric Cotoñeto y Eduardo Gandur para echar atrás los nombramientos de consejeros de Morena. Este proceso nunca se completó, pues el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación canceló todo el proceso a nivel nacional, por lo que la pugna no tuvo un fin.

VER: ¡Morena paralizado! TEPJF echa abajo el proceso de renovación del partido; consejeros electos en Puebla y todo el país, quedan sin efecto

Juntos Haremos Historia se divide en el Congreso local

Las designaciones que ha tenido bajo su guía el Congreso de Puebla, la bancada de Morena-PT-PES no ha salido bien parada de ellas, pues han descubierto que al interior del grupo hay traidores a la causa del gobernador.

La elección del titular de la Auditoría Superior del Estado fue el evento que dejó al descubierto las fracturas dentro del partido.

Previo a la votación, el coordinador de diputados morenistas, Gabriel Biestro, tenía contemplados 32 votos a favor de Francisco Romero Serrano, más que suficientes para darle legitimidad al nuevo titular de la ASE.

Sin embargo, la votación y elección de Romero Serrano se dio con 27 votos a favor, 10 en contra, 2 abstenciones y 2 nulos formalizaron la llegada del nuevo auditor con lo mínimo suficiente.

Los trascendidos periodísticos apuntan que en la votación traicionaron los diputados Mónica Lara Chávez, María del Carmen Cabrera Camacho, Cristina Tello Rosas y Valentín Medel, pese a que cada uno, en su oportunidad, han desmentido su traición, aunque eso no han calmado las sospechas de rompimiento en la bancada.

Felipe Patjane, el mensaje siciliano para toda la 4T poblana

El pasado 16 de noviembre el gobierno del estado mandó un claro mensaje en contra de la corrupción del estado: Felipe Patjane Martínez, presidente municipal de Tehuacán emanado de Morena, se convirtió en el primer servidor público del partido obradorista detenido por acusaciones de corrupción.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigación realizaron la detención del edil en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pues había rumores de que abordaría un avión para abandonar el país con rumbo a Brasil, y no a la boda que tendría en Cuernavaca con la ex directora de turismo del municipio, Paulina Vargas Sobrado.

VER: Patjane rompe la ideología de la 4T y se convierte en el primer alcalde de Morena que cae por corrupción

Felipe Patjane fue detenido por los delitos de uso ilícito de facultades y atribuciones en agravio del municipio, y desvío de recursos de alrededor de 80 millones de pesos, por lo que se le dictó prisión oficiosa y pasará, por lo menos, cuatro meses en prisión.

Antes de que fuera efectuada la orden de aprehensión, el alcalde morenista ya contaba con dos solicitudes de revocación de mandato solicitadas por el Instituto de Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) y el propio Cabildo de Tehuacán ante el Congreso local.

El Congreso de Puebla ya anunció que antes de que acabe el 2019 nombrarán a un presidente municipal sustituto ante la ausencia de Felipe Patjane para ejercer sus funciones en lo que transcurre su pro eso penal.

VER: Congreso de Puebla nombrará a sustituto de Patjane antes de que finalice el año

Con su detención, el gobierno de Puebla envía dos mensajes ante la ciudadanía: nadie por encima de la ley, inclusive si fueran del mismo partido, dejando en claro las cosas para ediles opositores como Claudia Rivera Vivanco.

El segundo, aunque perjudicante para la coalición Juntos Haremos Historia, el de la inexperiencia de los presidentes municipales morenistas y la incapacidad para ejercer los recursos, donde el gobierno estatal no durará en intervenir.

COMENTARIOS