19 de Febrero del 2020

Municipios

Solicitan empresarios abrir cerca de 20 verificentros en el estado de Puebla; acusan que fueron clausurados injustificadamente en el sexenio de Moreno Valle

- Foto: Enfoque

A través de sus redes sociales, el exdiputado local panista señaló que trabajará por su cuenta por el partido

Por Iván Rivera / @_IvanRivera_ /

El colectivo de verificentros del estado de Puebla, solicitó abrir 20 de los 84 negocios que fueron cerrados durante el sexenio de Rafael Moreno Valle de manera injustificada.

En rueda de prensa, Martín Maldonado Flores, vocero de la organización, acompañado de integrantes del Movimiento Nacional por la Esperanza, señaló que los cerca de 20 concesionarios nunca incumplieron las normas operativas. Por el contrario, aseguró que fue un acuerdo político del ex gobernador para beneficiar a empresarios de la Ciudad de México en 2014.

Fuimos víctimas de un despojo, pasando sobre la ley, sin importar nuestros derechos, dejándonos en un punto de indefensión. Después cinco años estamos luchando por nuestro patrimonio”, afirmó.

El inconforme aseguró que siempre trabajaron bajo la norma por lo que solicitó que puedan ingresar al programa de verificentros pues cuentan con la infraestructura, el presupuesto y la tecnología para ser consideradas.

Comentó que han tenido acercamientos por el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido. Sin embargo, dejó en claro que la petición va dirigida a la persona que gane la elección a la gubernatura de Puebla.

Maldonado Flores comentó que actualmente hay cerca de 24 centros de verificación. Pese a ello, dijo que estos no son suficientes para atender la demanda del estado de Puebla. Además, dijo que las personas que acuden a estos centros son extorsionados por agentes viales durante el trayecto.

Hay filas interminables cuando se viene el fin de periodo. Hay gente que se tiene que trasladar 2 horas y durante ese trayecto son extorsionados por agentes viales, es un viacrucis de gente que se tiene que trasladar”, afirmó.

Recordó que entre marzo y junio de 2014, la dependencia empezó a hacer supervisiones de rutina, aunque en realidad se trató de una campaña sin precedentes de clausura.

Debido a esta situación, reveló que cada empresario tuvo que hacer despidos de su personal y cerrar sus negocios, lo que generó pérdidas de miles de pesos, aunque no especificó una cifra exacta.

En 2014, el gobierno de Rafael Moreno Valle informó de la suspensión del programa de verificación vehicular y confirmó el cierre definitivo de los 86 verificentros que operaban en el estado. El nuevo programa fue homologado de acuerdo con los parámetros de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came).

Los principales concesionarios de los verificentros acusaron que tras el cierre de sus centros de trabajo, el gobierno morenovallista dejará al menos 300 familias sin ingresos.

VER: Hay 38 empresarios interesados en obtener una concesión de los nuevos verificentros

COMENTARIOS