20 de Septiembre del 2019

Deportes

#FutbolDeAntaño Lupe Martínez, el portero más recordado del Puebla… por los goles que se comió ante San Luis (VIDEO)

- Foto: Especial

Hace 11 años, el ex portero del Puebla tuvo una de las peores actuaciones registradas en la historia de la Liga MX, pues recibió un par de goles inverosímiles ante San Luis, equipo al que los camoteros enfrentarán el próximo viernes

Por Marcos Díaz/ @Marcosdr18 /

En el futbol mexicano muchos futbolistas pasan sin pena ni gloria y una vez que se retiran son olvidados. Este podría ser el caso de Guadalupe Martínez, un portero de medio pelo, del cual casi nadie se acuerda. Sin embargo, pasó a la historia por un partido en el que se comió dos goles.

“La Pantera Rosa” como se le conocía por usar una sudadera de ese color jugó 15 años en el futbol profesional. Debutó en 2002 en los Tecos de la UAG. Después jugó en Querétaro, Tijuana, Tecos, Leones Negros, Irapuato, Mineros de Zacatecas y Cafetaleros de Tapachula. 

En Puebla jugó un año. En 2008, este futbolista quedó registrado en la historia del Puebla, pero no fue precisamente por sus grandes atajadas. Sino por los dos goles inverosímiles que le metió el San Luis, equipo al que este fin de semana enfrentarán los enfranjados.

Era la jornada 11 del torneo Clausura 2008, el Puebla recibió al San Luis en el estadio Cuauhtémoc, los aficionados vieron el ridículo que hizo “La Pantera Rosa”.

Corría el minuto 4 y el partido no tenía sobresaltos. La defensa visitante despejó el esférico y el balón llegó a los terrenos del defensa Joaquín Velázquez, quien de cabeza le dio un pase a Lupe Martínez para darle seguridad a la salida del Puebla.

Sin embargo, el arquero cometió el oso de su vida. Intentó controlar el esférico, pero se le fue por debajo del pie, cuando intentó reaccionar el esférico ya estaba dentro del portería, y así se concretó un autogol increíble.  

La afición no se lo perdonó y comenzó a meterse con él. Cada vez que tocaba el balón la tribuna gritaba “goooool”.

Lupe Martínez no aguantó la presión y media hora después se volvió a equivocar. Cuando quiso darle un pase a Dimían “Ruso” Zamogilny, terminó dándole la pelota al jugador potosino Tressor Moreno, quien solo controló y le pegó al balón para meter el segundo gol del encuentro.

El Puebla se fue al frente para tratar de salvar el partido y a su portero. Pero fue inútil. Al final perdieron 2-1 y “La Pantera Rosa” quedó marcada de por vida. 

COMENTARIOS

 

Informe

Selene Rios

Neoderma Clinica