20 de Abril del 2019

Cultura

Los últimos momentos de Cortázar en el mundo; recordamos al escritor a 35 años de su muerte

- Foto: Especial

Los poemas Pameos y meopas (1971), los relatos de Octaedro (1974) y Un tal Lucas (1979) forman parte del repertorio de lo último publicado por el autor de Rayuela, obra que lo convertiría en uno de los personajes más prolíficos de la literatura latinoamericana del siglo XX.

Por Carmen González//@carmenldn /

El reconocido escritor Julio Cortázar murió un 12 de febrero de 1984, en Francia, donde pasó los últimos momentos de su vida con su tercera y última esposa, Carol Dunlop, activista y fotógrafa estadounidense. Ella falleció a causa de leucemia en 1982, dejándolo hundido en una profunda depresión.

Antes del trágico hecho, la activista y el autor vivieron en dos departamentos en Francia, lugares cómodos y tranquilos que utilizaban para recibir a sus invitados y pasar tiempo con su mascota, una gata llamada Flanelle.

Co escribieron la novela Los Autonautas de la Cosmopista, publicada en 1984, donde se relata el viaje que realizan los protagonista a bordo de una combi marca Volkswagen roja y donde se incluyen situaciones de peligro y misterio. Se dice que es una obra basada en los problemas emocionales y de salud que aquejaba a la pareja durante ese tiempo.

En ese mismo año, se puso a la venta su libro de poemas Salvo el Crepúsculo y los artículos Argentina, años de alambradas culturales. El primero refiere a los lugares, personajes y las cosas más relevantes durante la vida del escritor, como la música jazz, la pintura, el arte, Francia, Buenos Aires y por supuesto, al amor. Se dice que debido a la rapidez con que fue lanzado, no tuvo el tiempo de corregir las pruebas de imprenta, por lo que miles de ejemplares fueron impresos en este formato. La serie de artículos sobre Argentina, son una recopilación que tenía el fin de mostrar la realidad del país latino que se encontraba sometido bajo la dictadura militar que se vivió de 1976 a 1983.

Hace apenas unos años, se dio a conocer un informe sobre la lista de personas, artistas e intelectuales que fueron investigados por el movimiento militar en Argentina, donde salió a relucir el nombre de Julio quien fuera un ferviente seguidor de la revolución sadinista en Nicaragua y fiel seguidor de líderes como Fidel Castro y Salvador Allende.

Al morir Carol el 2 de noviembre de 1982, Julio fue asistido por Aurora Bernárdez, su ex esposa, quien cuidó de él hasta el día de su muerte. Al llegar el momento, el escritor argentino pidió que fuera enterrado junto a los restos de su amada, en el cementerio francés de Montparnasse.

La escritora de origen uruguayo, Cristina Rossi afirmó en 2001 que Cortázar y Dunlop murieron de SIDA a causa de una transfusión de sangre que recibieron años atrás en Francia.

Los poemas Pameos y meopas (1971), los relatos de Octaedro (1974) y Un tal Lucas (1979) también forman parte del repertorio de las últimas obras publicadas por el autor de Rayuela, que lo convertiría en uno de los personajes más prolíficos de la literatura latinoamericana del siglo XX.

COMENTARIOS

Publicidad