21 de Noviembre del 2019

Política

César Duarte tejió una red pocas veces vista para llevarse 6 mmdp, dice entramado de 60 expedientes

- Foto: Especial

Durante su Gobierno en Chihuahua (2010-2016), el priista César Duarte Jáquez tejió una red entre ex funcionarios de su administración y empresarios que desembocó en el desvío de 6 mil millones de pesos, de acuerdo con la Fiscalía de Chihuahua. Entre ex titulares de Secretarías, el ex Auditor y miembros del PRI, van 17 personas vinculadas a proceso y cinco sentenciados.

Por SinEmbargo /

Al ex Gobernador de Chihuahua César Horacio Duarte Jáquez el ex Presidente Enrique Peña Nieto lo puso como ejemplo de “la nueva generación” del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Seis años después, está prófugo de la justicia. Tiene un cúmulo de 21 órdenes de aprehensión con fines de extradición por su posible relación con desvíos. Pero no actuó solo. Es señalado por el Gobierno actual de Chihuahua de haber encabezado una “red de corrupción política” que se tejió entre la complicidad de ex funcionarios estatales y particulares para el enriquecimiento personal.

Este entramado ha tenido cauce en más de 50 expedientes de la Secretaría de la Función Pública estatal y se calcula un daño al patrimonio de la entidad por 6 mil millones de pesos con la implicación de ex funcionarios que van desde ex Secretarios locales, el ex Auditor Superior local que ocultaba irregularidades y miembros del PRI. En El Paso, Texas, Duarte celebra reuniones frecuentes con sus ex colaboradores, ha dicho el Gobernador Javier Corral Jurado.

En el marco de la Operación Justicia para Chihuahua iniciada en marzo de 2017, hay 17 personas vinculadas a proceso en diversas causas penales, entre ex funcionarios y empresarios que colaboraron con la trama de simulación de operaciones. Además ya hay cinco sentenciados, pero se reportan 62 solicitudes de amparo por parte de ex funcionarios públicos para evitar ser detenidos.

En abril, el Décimo Tribunal Colegiado ordenó a las autoridades chihuahuenses entregar a un Juez federal el expediente de tres de ellos, Alejandro G.G, Antonio Enrique T.G, y Gerardo V.M, que en su conjunto suman 750 millones de pesos en desvíos. Aunque siguen en Chihuahua enfrentando otras causas penales.

El círculo de Duarte se extendió a nivel federal.

Durante una declaración ministerial ante la Fiscalía de Chihuahua, bajo la figura de identidad reservada, un ex funcionario duartista reveló que el desvío de 250 millones de pesos de las arcas de Chihuahua ocurrido en 2016 fue un “acuerdo” entre el entonces dirigente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, con la Secretaría de Hacienda federal, dirigida ese año por Luis Videgaray Caso. Beltrones se amparó desde enero para evitar ser detenido.

Entre funcionarios del gobierno estatal actual y el movimiento chihuahuense Unión Ciudadana, fundado por el abogado Jaime García Chávez, se dice que la identidad reservada es Jaime H. C., el ex Secretario de Hacienda de Chihuahua, vinculado a proceso.

“Alejandro G.G. era el operador financiero del PRI. Me comentó que había un acuerdo con la Secretaría de Hacienda federal para que, a través de tres estados, siendo estos Veracruz, Tamaulipas y Chihuahua, apoyaran con la operación electoral a nivel nacional del año 2016 para aquellos estados en donde no se tenían gobiernos priistas, y requerían recursos”, declaró.

Duarte Jáquez, priista desde 1977, frecuentaba a Beltrones desde 2008 cuando eran el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y el coordinador de Senadores del PRI, respectivamente. Después lo apoyó en 2010 en su campaña para la gubernatura de Chihuahua. Según lo afirmado por la identidad reservada, Duarte apoyó la triangulación para que Beltrones le permitiera poner como candidato a la gubernatura para 2016-2022 a Enrique Serrano Escobar, quien finalmente perdió frente a Javier Corral Jurado.

Ese año electoral, pese al esquema de financiamiento, el PRI perdió siete entidades, entre ellas donde había gobernado por casi nueve décadas: Durango, Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas.

“LA REPRESIÓN ECONÓMICA”

El Gobernador Javier Corral, en una conferencia de prensa en la Ciudad de México celebrada el 8 de enero, acusó al Gobierno federal de “una represión económica” a raíz de las investigaciones y vinculaciones a proceso de la Fiscalía de Chihuahua.

Por convenios con la Secretaría de Hacienda, en tiempo de Duarte, Chihuahua recibió apoyos de mil millones de pesos en 2014 y mil 183 millones en 2015. Ya en su gestión obtuvieron 770 millones en 2016, y para el cierre de 2017, aunque acordaron una transferencia de 700 millones, no fue entregada, acusó Corral.

“Con posterioridad a la detención de Alejandro G.G. se adujeron primero razones de disponibilidad financiera, siendo Chihuahua la única entidad federativa a la que no se le transfirieron recursos”, dijo.

En el 2016 Chihuahua recibió 6 mil 130 millones de pesos de inversión federal; en el 2017, bajó la inversión federal a 4 mil 583 millones de pesos y este 2018 volvió a bajar a 4 mil 250 millones de pesos.

El 4 de enero Corral y su equipo se reunió con el Secretario de Hacienda José Antonio González Anaya. “Nos fue informado que la investigación por peculado que la Fiscalía de Chihuahua lleva a cabo pone en entredicho el mecanismo de transferencia de recursos, razón por la cual han tomado la determinación de incumplir de modo unilateral la entrega de los recursos establecidos en los convenios”, aseguró el mandatario. “No quieren detener a César Duarte, pero nos detienen los recursos “.

Corral finalizó su mensaje: “¿O a alguien le parece descabellado pensar que la reacción del gobierno federal es del tamaño de su miedo a que las investigaciones de la Fiscalía de Chihuahua lleguen al corazón de un régimen que se ha caracterizado por su corrupción?”. Hasta el 2 de marzo de 2018, dos meses después del señalamiento y la Caravana para exigir la extradición, Hacienda transfirió los 900 millones de pesos acordados.

Por parte de Luis Videgaray Caso, ya en su paso por la Secretaría de Relaciones Exteriores (2017-2018), a diferencia del actual Canciller Marcelo Ebrard Casaubón, nunca solicitó la extradición de Duarte Jáquez solicitada por la Fiscalía Especializada para Atención de Delitos Electorales (Fepade) y la Fiscalía de Chihuahua desde 2017. Ambos se reunían en 2012 durante la campaña electoral de Peña Nieto.

A la toma de protesta de Duarte Jáquez como Gobernador de Chihuahua, asistió tanto Beltrones como el entonces Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, entre otros. En su primer Informe de Gobierno, en octubre de 2011, estuvieron presentes el líder petrolero Carlos Romero Deschamps; el ex Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas; y el ex Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés.

Durante su carrera legislativa como Diputado del 2000 al 2009, en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, estrechó manos con Emilio Gamboa Patrón, Carlos Aceves del Olmo, César Camacho, Beatriz Paredes Rangel y alzó los brazos en apoyo al entonces candidato a la gubernatura de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, también acusado de peculado.

LA RED DE CORRUPCIÓN ESTATAL

La administración del partido opositor Acción Nacional encabezada por Javier Corral encontró un Chihuahua con una deuda de 48 mil millones de pesos, 284 por ciento más que al inicio, otros adeudos por 7 mil millones, ingresos futuros comprometidos hasta 2044 y con apenas 21 millones 800 mil pesos de saldo disponible en la Tesorería, advirtió el Secretario de Hacienda estatal, Arturo Fuentes Vélez, quien lo calificó como una “situación crítica y de emergencia financiera”.

Solo durante el primer mes de gestión detectaron 486 millones de pesos en pagos a una sola empresa constituida en el 2012 y beneficiada con diversas operaciones a precios superiores a los del mercado. También se advirtió un uso discrecional del helicóptero gubernamental en 50 vuelos a un rancho del ex Gobernador César Duarte en 2015 y 2016, así como la afectación al erario público por 127 millones de pesos por un helicóptero nuevo tras el accidente en 2015 del anterior, donde viajaba con la periodista Lolita Ayala.

Era solo la punta del iceberg.

La misma Fiscalía de Chihuahua halló irregularidades a su llegada. En noviembre de 2016 el Fiscal César Augusto Peniche destacó que el 71 por ciento de las unidades-patrullas requerían reparación urgente; cargaban adeudos por 400 millones de pesos; un déficit de 100 millones de pesos; había obras pagadas con sobrecosto de 50 por ciento o bienes no suministrados; y la mitad de las cámaras del C4 no operan.

El primer golpe fue la detención de tres ex funcionarios del primer círculo del ex Gobernador priista, acusados del delito de peculado: el ex Alcalde de Chihuahua, Javier Garfio Pacheco (sentenciado a tres años de prisión); el ex director de Administración de la Secretaría de Hacienda estatal, Gerardo V. M.; y el ex Secretario de Educación, Cultura y Deporte, Ricardo Yañez Herrera (sentenciado a cuatro años de cárcel).

En su última semana de gobierno, César Duarte acudió al tercer informe de gobierno del ex Edil Javier Garfio Pacheco, y se tomaron la foto.

SinEmbargo

COMENTARIOS

Publicidad