Tragedias

Julián Salvador fue enterrado en Mihuacan; padres del pequeño recibieron ayuda del municipio de Coronango

- Foto: Especial

El menor de 7 años de edad fue asesinado por su medio hermano, Eduardo N., de 25 años de edad. Después de tres días, finalmente su cuerpo fue entregado y la mañana del 12 de septiembre fue sepultado en San Antonio Mihuacan, localidad del municipio de Coronango

Por Magarely Hernández / @magarelyhl

/ Puebla, Puebla

Julián Salvador, el pequeño de 7 años de edad que fue asesinado por su medio hermano Eduardo N., de 25 años y semienterrado en Misiones de San Francisco, finalmente fue sepultado en la localidad de San Antonio Mihuacan, perteneciente al municipio de Coronango.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado 8 de septiembre cuando Julián Salvador se encontraba solo en su domicilio ubicado en la calle Mejía de la Unidad Habitacional Misiones de San Francisco, en el municipio de Cuautlancingo. Su medio hermano, Eduardo se encontraba bajo los influjos de alguna droga y comenzó a golpearlo hasta terminar con su vida; después, lo metió a un bote y lo traslado hasta la entrada del citado conjunto habitacional donde finalmente lo enterró.

Julián Salvador permaneció en el Servicio Médico Forense por tres días, pues de acuerdo a la explicación que daban a sus padres, delante de él se encontraban más cuerpos y por el protocolo que se realiza en cada necropsia, estas tienen una duración aproximada de 4 horas.

Aunque el dictamen de la necropsia solo reveló que murió por traumatismo craneoencefálico, personas cercanas a la familia informaron a este medio que el menor fue abusado sexualmente y tenía el cráneo destrozado. También temían que Julián Salvador estuviera con vida al momento de ser enterrado pero esa versión ya fue descartada. 

VER: Aún no entregan el cuerpo del pequeño Julián Salvador; temen que haya sido violado y acusan que tenía el cráneo destrozado

El cuerpo llegó a la casa de sus padres donde ya era esperado por familiares y vecinos durante la tarde del martes 11 de septiembre. A pesar de que su familia vive en el municipio de Cuautlancingo, los padres de Salvador recibieron apoyo del municipio de Coronango, quien los apoyó donando un terreno en la localidad de San Antonio Mihuacan para que Julián fuera sepultado.

La mamá de Julián es originaria de Atlixco y su padre del estado de Veracruz. Ambos se dedican a vender antojitos en el tianguis que se instala en Misiones de San Francisco y son de escasos recursos, por lo que los vecinos comenzaron a organizarse para ayudarlo. Además, comentaron que Julián era un niño muy conocido por sus buenas calificaciones en la escuela.

Eduardo, quien fue detenido el mismo sábado 8 de septiembre porque los vecinos lo querían linchar y su padre optó por entregarlo a las autoridades, fue vinculado a proceso pero solo por el delito de cohecho, pues intentó sobornar a las autoridades al momento de ser asegurado. Aunque el delito no amerita prisión preventiva oficiosa, la Jueza de Control ordenó su ingreso al penal de San Pedro Cholula pues la Fiscalía General del Estado informó que se sigue una investigación por el homicidio de su hermano; sin embargo, se está a la espera de que la dependencia realice la imputación de este delito.

La mamá de Eduardo, quien también es originaria de Veracruz, acudió a la audiencia pero esta se realizó de forma privada y tuvo que abandonar la sala. Vecinos aseguran que la han visto por Misiones de San Francisco, debido a que vive en la misma zona: “anda llorando, como apenada, inconsolable”.

VER: Ingresa al penal presunto asesino de Julián Salvador; solo es acusado por cohecho

COMENTARIOS

Juan Nájera

Publicidad