23 de Septiembre del 2018

¿Es buena idea volver con tu ex?

Por Betzabé Vancini / /

Tú, yo y el Ello...

Tengo amigos que dicen que volver con un ex es como usar shampoo rebajado con agua y, en cierta forma, tienen razón, pero no del todo. 

Si me preguntas directamente si es buena idea, te diré que no. Pero calma, no es por ese odioso argumento de “la gente no cambia”. La gente sí cambia y puede mejorar muchísimo su forma de relacionarse, el problema es que debe querer hacerlo. 

Antes de volver con tu ex, detente a pensar por qué lo estás considerando. Tal vez se quedaron atrapados en la nostalgia o tienen tanta historia en común que les está costando trabajo soltarse. Sin embargo, también hay que pensar cuál fue la razón por la que la relación terminó y dependiendo de esa, evaluar si la causa puede ya no estar. Te pongo aquí dos situaciones como ejemplo:

-Si la causa fue externa, es decir circunstancial como que alguno de los dos se fue a otra ciudad a estudiar o trabajar y cortaron por lo sano para no tener una relación a distancia, y Eda circunstancia cambió, entonces tal vez es factible volver, pero,

Si terminaron porque sucedió algo grave como: peleas constantes, infidelidad, mentiras, violencia o falta de amor. Pues muy difícilmente puede perdonarse y sobretodo, remediarse.

Esto último lo digo porque hay gente que individualmente es muy estable pero que al “combinarse” puede resultar en una catástrofe. Es igual que las sustancias químicas, con algunas personas habrá una interacción positiva y con otras puede haber explosiones. 

Lo primero que tendrías que preguntarte antes de comer con alguien es si tú ya cambiaste, si ya hiciste algo por crecer y por no cometer los mismos errores. Que quede claro que ir al gimnasio una semana, cortarte el cabello o ir a una sesión de alineación de chakras o tres días de fiesta no cuenta. ¿Qué hiciste realmente por ti y por ser mejor persona? ¿Estás en un proceso que requiere compromiso contigo mismo/a para mejorar? Por supuesto que lo más recomendable es ir a terapia, pero hay muchas cosas más que se pueden hacer: viajar, estudiar, emprender nuevos proyectos, iniciar un proceso espiritual. 

Bueno, supongamos que ya tenemos la respuesta a estar pregunta, ahora... ¿tu ex ya cambió? ¿Notas que ha hecho algo profundo por su persona, ha crecido? ¿Lo ha hecho por sí mismo/a y no para estar contigo? Ah, ahí cambia la historia. 

Si alguna de las respuestas a las preguntas anteriores es “no”, mejor no vuelvas. Bien dicen que las segundas partes nunca fueron buenas y menos esas que son volver a LO MISMO. Eventualmente vas a volver a frustrarte y a terminar aún peor. 

Créeme, a veces el amor no basta sino que ambos estén en el mismo entendido de acompañarse y ser mejores personas para sí mismos y para el otro. Si no es así, entonces no funciona. Es importante que trabajes tus apegos y te cuestiones por qué no puedes soltar una relación que evidentemente ya terminó una vez porque no se hacían bien mutuamente. A veces es mejor liberarse y liberar al otro para que puedan encontrar sus caminos. 

Piénsalo, piénsalo y vuélvelo a pensar. No dejes que te gane la víscera o la calentura. Más vale tomar una decisión consciente y hacerse responsable de los cambios que eso traiga a tu vida. 

Como siempre, me dará mucho gusto leer tus opiniones y comentarios en Twitter @betzalcoatl

Juan Nájera

Publicidad