23 de Febrero del 2024

Qué denigrante Fabián Gómez

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

¿Quién es Fabián Gómez y por qué no está lavando carros?

O de cargador de la Central de Abasto.

Me había tocado conocer a gente nefasta que patea a los perros, que les echa agua, les tira su comida, los tiene amarrados bajo el sol y sin agua.

Guauuuuu, guauuuuuu, guauuuuuuuu.

Pero este señor rebasa los límites del cinismo, la desfachatez, lo chayotero, ridículo y grotesco. Bien decía mi abuelita Pug: “De joven cirquero, de viejo payaso”.

¿Quién le dijo a este pobre hombre que es periodista?

Guauuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuu.

Para no hacerles el cuento largo, no conforme con haber escrito bajeza y media contra Violeta Lagunes y descalificarla de la peor manera, ahora este tipo atacó por la espalda al candidato de Morena a diputado local por el distrito 20, José Juan Espinosa Torres.

Ambos coincidieron en el cine en Angelópolis el fin de semana pasado. José Juan llevó a su hijo al baño y fue sorprendido por atrás por Fabián Gómez, quien iba acompañado de tres guaruras que resultaron ser policías auxiliares y de los cuales mi mami Edmundo Velázquez ya dio cuenta.

Guauuuu, guauuuuu, guauuuuuuu.

Este señor ni mis pulgas se merece. Parece que todo el tiempo está borracho, dopado o anda bien coco. No sabe hablar y menos caminar.

Todavía salió del centro comercial a hacer una transmisión en vivo de Facebook live, para acusar que la esposa de José Juan, Nancy de la Sierra de haberle comprado un terreno de 20 millones de pesos.

¿Qué periodista tiene negocios multimillonarios?

¿Qué periodista posee un terreno de 20 millones de pesos?

¿Qué periodista trae tres guaruras policías auxiliares que cuestan 58 mil pesos al mes?

Ojalá mi amiga Martha Erika con quien siempre voy a desayunar los domingos haga algo en contra de este misógino, machista y cobarde.

Lo siento hoy no puedo ser chistosa, estoy muy enojada. Es una pena que con tal de que alguien les haga el trabajo sucio, camine en estiércol, contraten y mantengan a gente así de nefasta.

Publicidad