24 de Febrero del 2024

Las avorazadas del Ayuntamiento

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

Esta vez no diré nombres porque luego me quieren envenenar. Sí, me quieren dar veneno en mis croquetas o mi caldito de pollo o me quieren agarrar a patadas y no les importa que ellas mismas hayan publicado las sanciones que aprobó el Cabildo para la protección de animales.

Ya ven lo que dicen por ahí “¡Candil de la calle, oscuridad en su casa!”, así son algunas amigas reporteras del Ayuntamiento. Aclaro, no todas, hay quienes merecen todo mi respeto y una que otra lamidita de cachete, pero otras se ponen peor que perros al ver a una perrita en brama. En fin, así son las manadas de gatas.

Guauuuu, guauuuuu, guauuuuuuuu.

Será que viví mucho tiempo en Europa, que he visitado tantas ciudades cosmopolitas y de primer mundo que nunca había visto o escuchado algo semejante, pero hay cosas que solo pasan en México, en Puebla y en la sala de prensa del Ayuntamiento. Por ejemplo, apartar los lugares para sacar una cita en el doctor, en el Banco, inscribir a los hijos en la escuela, hasta en la fila de las tortillas, es más un lugar en un concierto, en el cine o dónde ustedes quieran.

Pero ¿Apartar una computadora de la sala de prensa del Ayuntamiento? Eso ya es bastante bajo, ni los perros de la calle que están desnutridos y comen basura o pasan días sin probar alimento llegan a tanto, hasta ellos son más compartidos y solidarios.

Guauuu, guauuuu, guauuuuuuu.

Y podríamos pensar que ya es muy bajo apartar una computadora “pública” pero no, est@s reporter@s se esfuerzan en hacer cosas aún más deplorables como impedir que sus compañeros que cubren la fuente usen esas computadoras que a nadie le pertenecen, que ha puesto a disposición el Ayuntamiento para que todos hagan su trabajo.

O será que hay reporter@s de primera, segunda y tercera. Yo espero que no.

Guauuu, guauuuu, guauuuuuuu.

En fin, solo quería desahogarme, no vaya a ser que luego me quieran envenenar, pero a esas muchachitas faltas de educación y muy avorazadas les quiero recordar que para “perra, perra y media”.

Guauuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuuu.

Y si para la próxima semana ya no ven mi colaboración es porque seguramente me envenenaron.

Publicidad