18 de Noviembre del 2019

Qué bitch mi Susanita… la ratoncita Riestra

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

De los creadores de “Los Risa me dan Riestra” y “Qué codos los Riestra”. Hoy traigo para ustedes “Qué bitch la Susana Riestra”. No cabe duda, hay humanos a los que les tiendes la mano y se agarran la pata, yo por eso siempre que me dicen dame la mano, la mano, a ver perrita hermosa dame esa patita, siempre termino ignorándolos aunque piensen que no sé hacer ninguna suerte y que nunca fui a la escuela para perros.

El martes pasado fui a dar un bonito paseo matutino al Club de Golf “Las Fuentes”, ahora que se ha convertido en el lugar más seguro de la ciudad de Puebla —¿Quién sabe por qué?— ahí puedes caminar sin riesgo de que te roben, te envenenen o te arranquen el collar de perlas y la correa dorada. El problema es que cuando me acerqué a la residencia de una conocida pareja gubernamental, escuché claramente cómo él acostumbrado a gritar y mentar madres.

Guauuuu, guauuuuuuuu, guauuuuuuuuuu.

¿La razón?

Susanita quiere un huesón,

Un huesón grandesín,

Que le dé para comer,

y vacaciones en Haití.

Así es amigos, Susanita Riestra al igual que sus hermanos se aferran al hueso, quieren seguir viviendo del erario y seguir mamando del presupuesto. Un rato está bien, pero ya toda la vida es una tontería. Imaginen administraciones vienen y van, funcionarios vemos pasar, y estos Riestra siguen o por lo visto seguirán.

Guaaaaaaaau, guauuuuuuuuuuuuuu, guauuuuuuuuuuuuu.

Los perros, los gatos y los humanos, mamamos pero solo de pequeños, ya de grandes nos independizamos.

¿Qué es lo que hacen?

Han encontrado la receta perfecta. Se sueltan a llorar y patalear como niños chiquitos, en pocas palabras hacen su berrinche para que les den su hueso. Así hemos visto a Mario Riestra transitar de diputado local, a secretario General del Ayuntamiento a director de la SGG. A Rodrigo Riestra de subsecretario de Desarrollo Rural a titular y repetir una vez más.

A Susana Riestra de acomodadora de sillas, organizadora de eventos, a diputada local, acomodadora de sillas, organizadora de eventos y ahora titular de la SEP. Sí la menor de los Riestra será la encargada del futuro de la educación en Puebla y todo por un berrinche, porque tampoco quiso ser subsecretaria de Cultura.

Guauuu, guauuuuuu, guauuuuuuuuuuuu.

Se ve que a estos muchachos nunca los regañaron, siempre les cumplieron sus caprichos y cedieron a sus manipulaciones.

Mi abuelita Pug debería darles unas buenas nalgadas porque dientes ya no tiene, entonces no los puede morder.

Publicidad