23 de Febrero del 2024

Qué faldero me salió el guapo Michel Chaín

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

Antes estaba enamorada de Michel Chaín.

Imaginaba sus uñas arañándome el lomo.

Sus dientes torturándome y su lengua lamiendo mi cara.

Soñaba que me sentaba en sus piernas y me acariciaba la panza.

Pero le falta madurar como político.

Guauuu, guauuuu, guauuuuuuu.

A una damita como yo, rubia, de ojos grandotes como canicas, negros intensos y curvilíneos, le gustan los machos alfa, pelo en pecho, lomo plateado y voz de varón.

He escuchado por ahí a unas perritas de la calle que dicen que macho que se respeta no le ruega el amor a su amo luego de que la “embarra”.

Guauuu, guauuuuu, guauuuuuuuu.

Y el lunes pasado que vi a Chaín en el Informe de Gali me acordé de estas perras de la calle y todos los sueños eróticos que tuve con él, se esfumaron. De la noche a la mañana dejó de ser mi amor platónico por indigno y poco hombre.

Si Mich ya la había súper embarrado luego de que se erigió como el conquistador de la industria militar para Puebla en una revista, situación que le costó el trabajo y su candidatura a una diputación federal, pues lo más obvio es que buscara nuevos bríos.

¡Pero no!

El muy indigno pensó que su osadía sería perdonada por el gobernador Tony Gali con una brillante estrategia que consistió en darle like retwitt a todo lo que publicaba el gober, pero no le funcionó, nunca llegó el perdón y normalmente los perros optamos por alejarnos cuando nos regañan y amenazan con el periódico, solo esperamos a que se le baje el coraje a nuestros amos.

Pero se ve que Miche Chaín es terco, pues con todos los desaires de Tony Gali todavía se atrevió a llegar al Informe. Yo me lo topé de frente e hice que no lo vi, mejor me fui a olerle la cola a otro, pues toda la testosterona que él emanaba y la cual me excitaba se perdió, todo por faldero.

Y miren que he conocido varios perros falderos pero ninguno tan indigno como él. Y eso que me han tocado Salchicha, Cocker, Pomerania, French, Maltés, Chihuahua… bueno hasta los Chihuahua tienen más carácter y orgullo.

En fin, muy tarde llegó el día para ligármelo, yo iba muy guapa con mi vestido casual de color rojo, mis zapatillas de aguja magnética, un nuevo peinado, y él, él como un pobre can.

ANTERIORES

Publicidad