17 de Octubre del 2018

Basta de “Suicidar” a otros…

Por Luz Marina Manzano Gómez / /

gritos esperanza

Que las instituciones sirvan a su sociedad y no a intereses gubernamentales de los países y si no, “que Dios y la patria se lo demanden” reza una tradicional toma de protesta.

Cuando una institución policial da por “muerto” o “desaparecido” a un ser humano debe dejar claros los por qués y en caso de que no sea así, la sociedad tiene derecho a reclamar, y los organismos y ongs de DDHH tienen derecho a protestar la falta de esclarecimiento y pruebas en el caso. En este sentido, el derecho a réplica o “reclamo” también debería ser un derecho humano.

Es importante recordar lo estipulado en la Declaración Universal de los DDHH para hacer alusión a tres en específico, que parece importantes traer a colación:

Artículo 6: Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Artículo 7: Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

Artículo 8: Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

Por tanto, si toda persona tiene derecho a ser reconocida como tal, en tanto su personalidad jurídica, y al ser iguales ante la ley, no debe haber cumplimiento de la ley para unos sí y para otros no, y además; ante una violación de su derecho (incluyendo el atentado a su vida) él o sus familiares y conocidos ( en caso de que él ya no tenga forma de hacer voz) tienen derecho a ampararse en la ley... Entonces, ¿cuál es el papel de las instituciones policiales ante un “supuesto suicidio” o una “supuesta desaparición”?... pareciera obvio... responder con la ley en mano y esclarecer los hechos ¿no? ... Pareciera que es a lo que invita la teoría... pues parece que en ocasiones hay bastante diferencia entre la teoría y la práctica.

Es clara la historia de gobiernos que han “suicidado” y “desaparecido” personas no convenientes a sus formas de gobierno... es entonces cuando, las instituciones y organizaciones deberían actuar, es la única forma de frenar autoritarismos y violaciones de derecho “institucionalizadas”, no esperen a que “Dios y la patria se lo demanden” porque SÍ lo demandan... la justicia tarda a veces... pero de que llega, LLEGA. Está en la sociedad civil así como en los organismos que le sirven hacer que esa justicia se apresure, es “por los suicidados”... la JUSTICIA será POR ELLOS y Dios y la patria sabrán recompensarlo. Especialmente aquellos que se encuentran en un maltratado país del sur podrán entender perfectamente estas palabras.

Aprovecho la ocasión para enviar un cordial saludo a la Comisión de DDHH de Puebla, quienes tienen una gran labor que se esfuerzan por cumplir ante las dificultades que se han presentado en el área, nadie dijo que era fácil, sólo nos prometieron que valdría la pena. Felicidades que los que aún se esmeren a diario por esta lucha, la protección ante ley es algo compleja, pero bienaventurados los que tienen sed de justicia porque ellos serán SACIADOS... ESA es la ESPERANZA.

Gracias por leerme.

El Hada de Guerra.

ABSURDO

Publicidad