16 de Octubre del 2019

Los cinco errores del empresario novato

Por Jorge Medina Salgado / /

cuantometrajo interiores

Me gradué a los 23 años como Ingeniero Industrial y terminé con todo el entusiasmo del mundo y con un arraigo profundo de la cultura emprendedora, así que inicié el camino para ser un joven empresario.

Dos de mis tíos maternos son odontólogos, así que con su influencia decidí que mi primera experiencia de negocios fuera poner una tienda de distribución de artículos dentales, ARDECH, en la que nos especializábamos en vender pinzas, bandas, brackets, entre otras cosas más para los dentistas; ahí empezó mi curso intensivo de “madurez empresarial”, donde me di cuenta de errores que se cometen al querer hacer las cosas cómo lo marca la teoría y no la práctica.

Bajo mi experiencia, algunos errores que enfrentas comúnmente al iniciar tu empresa son:

1.- Vender menudeo. Mi gurú del “Business” me dice que “es lo mismo vender un melón que diez toneladas de melones”. En la pequeña tienda de distribución que puse, me pasaba horas enteras en que se ejecutara una venta y había ocasiones en que sólo se ejecutaba una simple operación al día. El nuevo empresario siempre debe tener una visión de volumen, estés en el negocio que estés el volumen te ayuda a madurar el negocio.

2.- Querer ser empleado y empresario al mismo tiempo. Nadie le dice a uno el camino correcto, pero es cierto que tienes que poner toda tu atención a desarrollar tu negocio. Me da mucha risa cuando cuento esto, pero yo duré 3 años mezclando actividades; mientras tenía mis “negocios” también tenía 2 empleos y definitivamente a ninguno le ponía el 100% de atención, fue hasta que un amigo me dijo “tienes que quemar las naves e irte a explorar”.

3.- Incumplir en contribuciones fiscales. Al empezar a vender en volumen, es común que pierdas de vista los costos fiscales de tu operación. Cuando tuve mi primer contrato grande, me preocupaba por cubrir los costos directos e indirectos y dejaba a un lado los impuestos; a la larga se acumuló un monto muy grande y casi difícil de cubrir, es importante ir visualizando el cubrir al 100% las obligaciones hacendarias.

4.- Asociarte con tu pareja. Este punto es muy debatible, hay a quien si le funciona, pero desde mi experiencia es muy difícil de cumplir. Un nuevo empresario atraviesa por muchas presiones y toma de decisiones individuales, que pueden llegar a contraponer los intereses de familia. Yo estoy convencido que el negocio debe estar separado del hogar, esto evitará conflictos mayores en casa.

5.- Sociedades en partes iguales. El negocio debe ser un monopolio en la toma de decisiones, bajo mi experiencia, tener socios con participación equitativa causa ingobernabilidad en la empresa. Debe existir forzosamente una parte que rompa la controversia, alguien que tenga una mayor participación accionaria y que lleve la guía y pauta organizacional.

Es muy cierto el proverbio popular que dice que “tienes que tronar tres empresas para que puedas llegar a ser exitoso en una”. No esperes tener éxito empresarial a los 20´s o 30´s, en promedio este fenómeno se ve materializado a los 40´s.

Intención con acción, arráncate a crear tu propia empresa tomando en cuenta estas recomendaciones.

Escríbeme a: [email protected]

Publicidad